Navigation

Política suiza

Suiza acepta el retiro de la mujer a los 65 años: votaciones del 25 de septiembre de 2022

La reforma al sistema de jubilaciones, el bienestar de los animales y un impuesto empresarial han sido los temas tratados en el tercero y último domingo de votaciones en Suiza en este 2022.

Este contenido fue publicado el 25 septiembre 2022 - 19:12

La ciudadanía suiza aceptó una nueva reforma del Seguro para la Vejez y la Supervivencia (SVS por sus siglas en español, AVS en francés o AHV en alemán).

Esta reforma incluye un incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para fortalecer las arcas del seguro para el retiro y, por otra parte, una modificación a la Ley que aumenta la edad de la jubilación a las mujeres, de 64 a 65 años.

Los dos puntos se han votado separadamente, ocupando dos de las cuatro cuestiones tratadas en la boleta de voto a escala federal. 

Esta doble votación se considera entre las más relevantes sobre el tema en los últimos años.

En la siguiente entrega encontrará nuestra cobertura y los resultados de las votaciones del 25 de septiembre de 2022:

El Parlamento aprobó el año pasado la denominada ‘Reforma SVS21’ con la esperanza de poner en una base financiera más firme al primer pilar de los tres pilares del sistema de pensiones helvético.

Este modelo para el retiro se estima que entrará en números rojos a finales de esta década, debido al envejecimiento de la población y a la jubilación de todos aquellos nacidos en la llamada generación del “baby boom”.

La izquierda y los sindicatos, que presentaron el referéndum contra el aumento de la edad de jubilación de las mujeres, se opusieron firmemente a esta reforma, que consideran que va en detrimento de las mujeres y de las personas de bajos ingresos.

A un año de las elecciones federales, este es también un acontecimiento importante para el Partido Socialista y los Verdes, que pretendieron movilizar a su base electoral en este tema que ha dividido considerablemente a la derecha y a la izquierda.  

El seguro para la edad del retiro tiene una importancia central en la vida política suiza. Esta ha sido la 24ª votación sobre este seguro desde que entró en vigor hace más de 70 años. La última vez que se aprobó una reforma de este primer pilar para la jubilación en una votación popular fue en 1995, cuando el 60% de la población aceptó la 10ª revisión del SVS, que elevaba la edad de jubilación de las mujeres de 62 a 64 años e introducía la posibilidad de jubilación anticipada. A más de 20 años de ese voto, hoy por primera vez se acpeta de nuevo una modificación que incrementa la edad del retiro de la mujer a los 65.

Ya lo hemos dicho: desde el 2003 en Suiza, todos los grandes proyectos de reforma sobre el seguro para el retiro han fracasado. ¿La democracia toca sus límites en este asunto? Ante esta montaña de desafíos, la politóloga Silja Häusermann explicaba en este vídeo cómo se podría alcanzar la reforma.

Y no solo Suiza se ha ocupado de este tema tan explosivo. Pese a una oposición marcada por su población,  la mayoría de los países industrializados han decidido reformas similares para preservar la viabilidad financiera de sus sistemas para la jubilación.

Respaldo al mundo agrícola

La ciudadanía ha rechazado la iniciativa popular que pretendía establecer la prohibición de la ganadería intensiva.

A ojos del Gobierno de Suiza, la iniciativa era innecesaria pues argumentaba que ya está prohibido en el país alpino este tipo en masa para la cría de animales.

La ley helvética ya prevé en el espacio donde se cría al ganado y a las aves de corral espacios para su cuidado mínimo aceptados para el bienestar de los animales. El comité de la iniciativa, en cambio, las considera insuficientes.

Tal como otras iniciativas populares que han exigido reformas en el sector agrícola suizo, como la prohibición de pesticidas, esta nueva propuesta tenía pocas posibilidades de alcanzar la doble mayoría, de la ciudadanía en general, y de la mayoría en cada cantón helvético, para ser aceptada en las urnas.

Permanecen dos impuestos a empresas

El cuarto tema de voto se debió a un referéndum alcanzado por la izquierda en contra de abrogar dos impuestos a los que actualmente se someten las grandes empresas. 

La supresión del impuesto de timbre sobre la compraventa de valores y del impuesto anticipado sobre las obligaciones. La derecha y los círculos empresariales, que pretenden reforzar la competitividad del centro económico y financiero suizo, respaldaban este paso.

La izquierda y los sindicatos, en cambio, denunciaban los privilegios de las multinacionales. Argumentaron que las pequeñas y medianas empresas no se beneficiarían de esta reforma, ya que muy pocas se financian con este tipo de valores.

Este argumento fue escuchado por el electorado suizo.

Adaptación y actualización en español: Patricia Islas

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?