Navigation

Donación de órganos, Lex Netflix y Frontex

Suiza aprueba financiación adicional a Frontex

AP

Los ciudadanos suizos acordaron este domingo dar una financiación adicional a Frontex, la controvertida agencia europea de guardacostas y vigilancia de fronteras. El argumento de la seguridad jugó un papel decisivo.

Este contenido fue publicado el 15 mayo 2022 - 16:37

Los suizos han confirmado con un 71,5% su apoyo a la seguridad común en las fronteras exteriores de Europa en las votaciones que han tenido lugar este domingo.

Contenido externo

Con este voto positivo, la contribución de Suiza a la Agencia Europea de Fronteras y Costas pasará de los 24 millones de francos actuales a casi 61 millones en 2027. La agencia europea, que ya es la mejor dotada de fondos -750 millones de euros en 2022-, deberá contar con un contingente de 10 000 empleados dentro de cinco años, 40 de los cuales serán funcionarios suizos a tiempo completo. Calculada en función del PIB de cada Estado, la contribución suiza representa alrededor del 4,5% del presupuesto total de Frontex.

"Guerra a los inmigrantes"

Este refuerzo de Frontex no ha sido del agrado para las asociaciones de defensa de los inmigrantes. Acusan a la agencia y a sus empleados de importantes disfunciones y graves violaciones de los derechos humanos. Hay varias investigaciones en curso contra Frontex por poner en peligro a los migrantes y participar en operaciones de devolución. Estos casos obligaron al director de la agencia a anunciar su dimisión a finales de abril.

Con la recogida de 50 000 firmas contra la decisión del Parlamento de conceder más recursos a Frontex, las organizaciones no gubernamentales suizas han forzado el debate público sobre esta cuestión. Esto es algo que las ONG europeas no habían conseguido hasta ahora. Suiza, a pesar de no ser miembro de la Unión Europea (UE), fue el primer país que votó el domingo sobre la delicada cuestión de la seguridad en las fronteras exteriores de Europa.

Además de las acusaciones de complicidad contra Frontex en las deportaciones ilegales a lo largo de la ruta de los Balcanes, el comité del referéndum ha denunciado de forma más general durante la campaña una "militarización de las fronteras" y una "guerra contra los migrantes". Los opositores ven en Frontex el símbolo de una fortaleza europea, con sus macabras consecuencias. Desde 1993, la política de aislamiento de la UE del mundo exterior ha costado la vida a más de 44 000 personas, según los referendos, que se basan en un recuento de la organización United for Intercultural Action.

Seguridad y libertad para viajar

No obstante, tal y como preveían los sondeos, no hubo suspense sobre el resultado de la votación. Una gran mayoría de los votantes apoyó la opinión del Gobierno y de la mayoría del Parlamento de que mejorar la seguridad de las fronteras exteriores de Europa también beneficiaría a Suiza en su lucha contra la delincuencia y la inmigración ilegal.

La amenaza de abandonar el espacio Schengen en caso de "no", considerado como una espada de Damocles por los partidarios del proyecto, pero también por la Comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, determinó la balanza. En este periodo post-pandémico, en el que el deseo de viajar de la población es máximo, los suizos han demostrado su apego a este acervo europeo que, además de seguridad, les ofrece la posibilidad de viajar sin obstáculos por todo el continente. El regreso de los controles fronterizos y el fin del visado único válido en todo el continente asustó al sector turístico.

Y con el riesgo de quedar excluida del espacio Schengen, Suiza también habría perdido el acceso al "Sistema de Información de Schengen" (SIS), una herramienta muy valiosa para la cooperación policial europea. Esto es suficiente para que muchos ciudadanos, incluso los que en general están a favor de los inmigrantes, se mostraron cautelosos a la hora de rellenar sus papeletas electorales. Según las encuestas realizadas antes de la votación, la mayoría del electorado de izquierdas votó a favor de esta contribución adicional, aunque el Partido Socialista y los Verdes la han rechazado.

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?