Navigation

Venezuela nacionaliza la filial de Holcim

Holcim cederá el 85% de sus activos de su filial en Venezuela. Keystone

El Gobierno de Hugo Chávez procede a la estatalización de la filial local de la cementera suiza Holcim, como lo había anunciado en abril. Las expropiaciones también afectan a la francesa Lafarge y la mexicana Cemex.

Este contenido fue publicado el 19 agosto 2008 - 09:42

Tras la nacionalización de sectores considerados "estratégicos", como las telecomunicaciones, la electricidad y el petróleo, Venezuela recupera el control de la industria del cemento.

En Venezuela existe un déficit de casi 2 millones de viviendas, un problema que afecta a alrededor de 8 millones de habitantes, equivalentes a un tercio de la población.

Esta situación, sumada a los abultados ingresos petroleros que recibe actualmente, animó al presidente Hugo Chávez a seguir adelante en la agresiva política de nacionalización de empresas que aplica su gobierno de unos años a la fecha.

Detrás de sectores estratégicos como las telecomunicaciones, la electricidad y el petróleo, este 2008 le llegó el turno de la industria del cemento, hasta ahora controlada por los tres grandes del sector a escala internacional: Holcim (Suiza), Cemex (México) y Lafarge (Francia).

El anuncio del mandatario surgió durante una aparición televisiva el pasado 3 de abril. Sin embargo, ninguno de los afectados quiso tomar medidas antes de que la amenaza pasara a los hechos.

Las notificaciones legales de estatización comenzaron a llegar... y la primera fue para Holcim.

Tropas se apoderan de las filiales de Cemex

Mientras se ha llegado a "memorandos de entendimiento" con la francesa Lafarge y la suiza Holcim, expiró el plazo para entablar negociaciones con la mexicana Cemex, la mayor productora de cemento en el país.

Según informaciones del Ministerio, el Gobierno tomará el control operacional sobre las cuatro filiales de la empresa mexicana.

En la noche del lunes al martes (hora local), tropas del Ejército venezolano se apoderaron de las instalaciones de la filial en Maracaibo, en el estado occidental de Zulia. Durante esta operación no se han producido mayores incidentes.

Según acotaciones de Ramón Carrizales, Cemex exigía 1.300 millones de dólares (1.425 millones de francos) por sus activos en el país sudamericano, lo que estaba muy por encima de su valor real.

"Estamos adquiriendo la misma capacidad de Cemex por 819 millones de dólares (897 millones de francos) y con una tecnología con plantas de mejor conservación y tratamiento ambiental", señaló.

En las estatalizaciones precedentes, Chávez ordenó el control de las sociedades extranjeras antes de negociar la suma de indemnizaciones para los accionistas privados.

Los analistas financieros afirman que las sumas desembolsadas por las nacionalizaciones efectuadas hasta ahora son próximas al valor del mercado.

Chávez quiere construir casas para pobres

En su programa televisivo 'Aló Presidente 317', transmitido desde la localidad de El Sombrero, en el estado de Guárico, el mandatario venezolano destacó este lunes la importancia de esta medida para impulsar el crecimiento de la nación.

El proceso de nacionalización de las cementeras se promueve, según un comunicado presidencial, "para lanzar con fuerza el plan de vivienda y de construcciones, y seguir desarrollando el país".

Chávez alegó como motivo principal para la estatalización de los consorcios extranjeros la "falta de cemento". Espetó a las empresas del sector de haber forzado demasiado la exportación por "procesos empresariales neoliberales".

El máximo jefe del Estado post-socialista afirmó querer fomentar la construcción de casas para pobres, objetivo que sólo se podría realizar con una empresa cementera estatal.

La nacionalización del sector cementero en Venezuela se llevará a cabo de aquí a finales de año.

swissinfo y agencias

Contexto

Holcim es la segunda cementera más importante del mundo, después de la francesa Lafarge. Su nombre original fue Holderbank, localidad suiza donde fue fundada.

Extraoficialmente se estima que la indemnización del gobierno de Venezuela a Holcim oscile entre 400 y 450 millones de francos suizos.

El gobierno de Venezuela nacionalizó en el pasado reciente la Compañía de Teléfonos de Venezuela (CANTV), Electricidad de Caracas (EDCA) y Sidor.

End of insertion

Datos clave

El grupo Holcim obtuvo utilidades por 4.545 millones de francos suizos en 2007, un dato histórico y 13% superior al de 2006.

Holcim Venezuela produce casi 3 millones de toneladas anuales de cemento, equivalentes al 1,5% de su producción mundial.

Holcim Venezuela facturó 270 millones de francos suizos el año pasado.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?