Navigation

Suiza ofrece menos de lo que impulsa en la COP26

Cada vez son más los suizos que reclaman una acción climática decisiva e inmediata. En la foto: activista del movimiento ecologista Extinction Rebellion durante una manifestación de protesta en Ginebra, el 12 de junio de 2021. Keystone / Valentin Flauraud
Este contenido fue publicado el 29 octubre 2021 - 09:00

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), Suiza abogará por normas sólidas y uniformes para garantizar que todos los países se comprometan a limitar el calentamiento global a 1,5°C. Sin embargo, tras el rechazo de la nueva ley de CO2 en las urnas, ¿qué credibilidad tendrá para pedir a los otros que se comprometan más activamente? 

Dos semanas de negociaciones para decidir la suerte del planeta y, sobre todo, de sus habitantes. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se realizará en Glasgow entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre, es considerada por muchos como la última posibilidad para hacer frente a la crisis climática en conformidad con el Acuerdo de ParísEnlace externo.

Se propone, hasta el año 2030, reducir las emisiones globales en un 45% con respecto a los valores del 2010. Tras la "pausa" producto de la pandemia del coronavirus, los gases de efecto invernadero han empezado a aumentar nuevamente y se prevé que lo sigan haciendo en un 16% durante la década. Incluso si los países mantienen sus compromisos actuales de reducción de emisiones, el planeta se encaminaría a un calentamiento de 2,7°C, perspectiva que António Guterres, secretario general de la ONU, calificó de "catastrófica".

"No podemos permitir que se siga perdiendo tiempo", señaló a swissinfo.ch Christian Lüthi, director de la Alianza Climática Suiza, coalición de un centenar de organizaciones helvéticas. "Cada año que pasa sin que se tomen medidas concretas se corre el riesgo de confrontarnos con una crisis climática siempre más grave que pondrá cada vez más en peligro nuestros medios de vida", subraya.

Contenido externo

Suiza se opone a la “doble contabilidad”

En la cumbre de Glasgow, la atención principal se centrará en los principales emisores de CO2, es decir, China y Estados Unidos. Sin embargo, los países más pequeños también quieren opinar.

Suiza se pronunciará a favor de normas sólidas y uniformes que permitan que se aplique de forma efectiva a nivel internacional el Acuerdo de París. "Dicho acuerdo es como una Constitución que necesita normas de aplicación, la mayoría de las cuales se adoptaron hace tres años en Katowice (Polonia), pero todavía hay áreas en las que se necesitan decisiones", declaró a swissinfo.ch Franz Perrez, jefe de la delegación suiza para la COP26.

Uno de ellas es la referida al mercado internacional de carbono previsto en el artículo 6 del Acuerdo de París. La denominada compensación de carbono permite a un país reducir una parte de sus emisiones financiando proyectos verdes -como por ejemplo la construcción de una planta de energía solar- en otro país.

El problema es que tanto el Estado donante como el receptor podrían pedir que se les acredite esta reducción, lo que significaría que una misma disminución se contabilizara dos veces. La incapacidad de encontrar un consenso sobre el artículo 6 fue una de las razones del fracaso de la última Conferencia sobre el Clima.

Suiza se opone a esta eventual doble contabilidad y pretende jugar un papel clave para alcanzar una buena solución, explica Franz Perrez. "En la COP de 2018 en Katowice, la delegación suiza ayudó a bloquear la adopción de normas que se consideraban insatisfactorias".

Este año, la Confederación Helvética podría hacer valer los acuerdos bilaterales firmados con Perú, Ghana, Senegal, Georgia y Dominica. “Es la primera vez que dos países establecen de forma conjunta reglas y estándares que evitan la contabilidad por duplicado. Con ello, garantizan la integridad ambiental y el respeto de los derechos humanos y aseguran que las medidas de reducción de las emisiones sean adicionales y verificables”, sostiene Perrez, refiriéndose al Acuerdo de octubre del 2020 suscrito entre Berna y Lima. Enlace externo 

Otro tema a ser resuelto es el que se refiere al horizonte temporal de las definiciones de los objetivos climáticos de cada país. En la perspectiva de la próxima conferencia, Alok Sharma, presidente de la COP26, solicitó a Simonetta Sommaruga, ministra del medio ambiente de Suiza, y a su homóloga ruandesa Jeanne d'Arc Mujawamariya aportar propuestas de soluciones. “La posición de Suiza es de presentar nuevos objetivos cada cinco años, en vez de cada diez. Esta propuesta cuenta con el apoyo de la Unión Europea”, señala Franz Perrez.

A Glasgow con bancos y aseguradoras 

Suiza busca comprometerse también en otro punto clave de la conferencia, el relativo al aumento de las inversiones para la protección del clima en los países en vía de desarrollo. Los Estados más ricos no lograron hasta ahora cumplir con el objetivo de reunir 100 000 millones de dólares anuales a favor de las naciones más vulnerables debido al calentamiento climático. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, todavía falta reunir 20 000 millones de dólares.Enlace externo

>> Leer: Financiación climática: ¿qué pasa con la solidaridad internacional?

Sin embargo, aparecen algunas señales esperanzadoras. El Gobierno del presidente Joe Biden prometió duplicar las contribuciones de Estados Unidos hasta los 11 400 millones de dólares anuales para 2024. Otros países, entre los cuales Suiza, han anunciado un aumento del financiamiento. El aporte helvético procedente de fondos públicos pasará de 340 a 425 millones de dólares, para llegar a un total de unos 640 millones.

La importancia que Suiza asigna a los flujos financieros destinados a la protección del clima se expresa también en la composición de la delegación que viaja a Glasgow: por primera vez incluirá a representantes de bancos y de compañías de seguros. "Espero que utilicen su poder para promover el financiamiento sostenible", afirma Christian Lüthi, de la Alianza Climática Suiza.

Sin embargo, documentos filtrados y analizados por la unidad de investigación de Greenpeace Reino Unido sugieren que las verdaderas intenciones de Suiza en materia de financiación climática podrían no corresponder a la posición oficial. 

Objetivo 2015, también para China

En la COP26, Suiza insistirá en que todos los países contribuyan a realizar el objetivo de 1,5°C. "No estamos todavía donde deberíamos estar”, subraya Franz Perrez. 

El jefe de la delegación helvética constata que los grandes responsables de la emisión de CO2 no están haciendo todo lo que deberían. Algunos de ellos, como India, Brasil y Arabia Saudita, todavía no han presentado sus estrategias a largo plazo. En cuanto a China, “está haciendo mucho, pero sigue siendo el país que emite más CO2 en el mundo y es fundamental que logre la neutralidad climática hasta 2050”, subraya Perrez. Paradójicamente, China acaba de ordenar a las empresas de carbón que aumenten su producción para hacer frente a la crisis energética.

Suiza propone y promueve que todos los países desarrollen estrategias ambiciosas a largo plazo. Pero ¿cómo puede exigir mayores esfuerzos a los demás cuando su huella ambiental per cápita es de las más altas del mundo y sus esfuerzos de protección del clima carecen de ambición?

>> Leer: Las aberraciones, falta de coordinación e incoherencia de la política climática suiza

Si todos actuaran como Suiza, 4°C de más

Suiza es uno de los más de 130 países que se han comprometido a lograr un balance neto de cero emisiones para 2050. Si bien mejoró su anterior objetivo a largo plazo (una reducción del 70-85% de las mismas), no adaptó su meta a corto plazo para reducir hasta el 2030 las emisiones a la mitad. Y esto a pesar de la presión política de algunos partidos y de las protestas ciudadanas a favor del clima que se dan en las calles. 

Climate Analytics, una organización no gubernamental que se ocupa de la ciencia y la política del clima, considera que el compromiso de Suiza es "insuficiente". Si todos los países actuaran como ella, la temperatura global aumentaría entre 3 y 4°C a finales de siglo, afirma un informeEnlace externo publicado por dicha ONG con sede en Berlín.

Menos credibilidad tras el "no" a la ley CO2 

La nueva Ley sobre el CO2, principal instrumento de la Confederación para lograr el objetivo del 2030, contó con el apoyo de casi todos los partidos políticos, de una buena parte del mundo económico y de las asociaciones ambientales. Sin embargo, no contó con el apoyo del pueblo que rechazó la nueva Ley en las urnas Enlace externo

Patrick Hofstetter, experto en política climática y energética del WWF Suiza, cree que este rechazo hará que Suiza pierda credibilidad en la mesa de negociación internacional. "Nadie en Berna sabe cómo se alcanzarán los objetivos de 2030. No es un buen punto de partida para ir a Glasgow". Por desgracia, añade, esto también afecta a muchos otros países y a la UE.

>> Leer: Proteccion del clima: Suiza “insuficiente”, pero mejor que muchos otros paísesEnlace externo

El jefe negociador helvético para la conferencia de Glasgow reconoce que Suiza no está bien situada para pedir a otros países que aumenten sus metas. Sin embargo, Franz Perrez subraya que los objetivos del Gobierno suizo de reducir a la mitad las emisiones de aquí al 2030 y lograr la neutralidad climática en 2050 "no se cuestionan y así se lo hemos reafirmado a nuestros socios".

En el centro de la agenda de la COP26 no están las políticas climáticas nacionales, sino las normas de aplicación del Acuerdo de París, subrayó. "Y en este ámbito, conservamos toda nuestra credibilidad".

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?