Navigation

Una gran distancia entre Berna y Ginebra

Guy Mettan, fundador y director del "Club suizo de la prensa". swissinfo.ch

Desde hace 10 años, el Club suizo de la prensa apoya la realización de encuentros con la prensa mundial en una ciudad tan internacional como Ginebra.

Este contenido fue publicado el 11 septiembre 2007 - 08:20

Según su director, Guy Mettan, la mayoría de los altos funcionarios muestran reticencia si se trata de expresarse ante los medios de comunicación.

En entrevista con swissinfo, Guy Mettan también lamenta la ausencia de la prensa de habla alemana en esta ciudad de Suiza occidental.

Como caso único en la Confederación, el Club suizo de la prensa, que es dirigido por su fundador Guy Mettan, organiza al año alrededor de 100 conferencias de prensa y otras actividades relativas a la prensa.

Allí se encuentran unos 150 periodistas acreditados en el Palacio de las Naciones Unidas con cerca de 6.000 enviados especiales que llegan cada año a participar en las diferentes conferencias en Ginebra. El Palacio alberga a la sede europea de las Naciones Unidas.

El Club suizo de la prensa, que en este 2007 celebra sus 10 años de existencia, es el lugar ideal para observar la comunicación internacional de la Suiza oficial.

De hecho, la Ginebra cosmopolita es un triunfo de la diplomacia suiza y de toda la Confederación Helvética, cuya fortaleza económica depende de los mercados internacionales.

swisssinfo habló con el ex periodista Guy Mettan, director del Club suizo de la prensa y diputado del Partido Demócrata Cristiano (PDC) en el parlamento cantonal de Ginebra.

swissinfo: Su club ha invitado ya a innumerables personalidades suizas de la política y la economía. ¿Es fácil atraerlos a Ginebra?

Guy Mettan: Aún tenemos que insistir un poco para convencerlos. Pero los presidentes federales siempre han venido tras asumir sus cargos. También otros ministros han estado presentes.

Es más difícil con los directores de las oficinas de la administración federal, especialmente con los de habla alemana. A ellos realmente debemos convencerlos de que vale al pena venir a Ginebra y encontrarse con la prensa internacional. Por cierto, altos funcionarios del Ministerio de Asuntos Extranjeros no dudan en venir.

swissinfo: ¿No ha mejorado esta situación en los últimos 10 años?

G.M.; Sinceramente, tengo mis dudas. Nosotros sufrimos por nuestra distancia geográfica a la Suiza germanófona. Quien viene desde allá a nuestro Club de la prensa, necesita para ello todo un día. Además, Ginebra es percibida por el resto de Suiza como una ciudad muy apartada.

Desearíamos también una mayor participación de los medios de habla alemana, que están cada vez más distantes de nuestras actividades. La mayoría nunca tuvo una representación - o si la tuvieron, la cancelaron - en la Suiza francófona o en el Palacio de las Naciones.

Hace 10 años, los grandes periódicos de la Suiza alemana tenían corresponsales. Parece que esta época definitivamente pertenece al pasado.

Esta tendencia refleja la crisis de los medios, los que cada vez disminuyen el número de sus corresponsalías, aun cuando con la Internet hay cada vez más medios en el mercado.

swissinfo: ¿Cómo evalúa usted, desde la posición del Club, la comunicación de la Confederación?

G.M.: Los responsables de prensa de la Confederación no son los mejores comunicadores. Ello seguramente tiene que ver con la cultura de la discreción, con el secreteo que en Suiza siempre fue muy marcado. Por tanto, a menudo tienen reticencia de expresarse ante los medios.

Sin embargo, cada uno de ellos es muy conciente de su deber por la información, aunque sólo sea para asegurar los fondos necesarios para su departamento. Esto rige tanto para la administración federal como para las organizaciones no gubernamentales (ONGs). Todas las instituciones deben estar, hasta donde sea posible, bien preparadas para conversar.

La diplomacia suiza, acostumbrada a manejar la discreción, sabe comunicarse mejor. La ministra de Asuntos Exteriores sabe ‘aprovechar’ muy bien los medios.

swissinfo: Los líderes de la economía parecen tener menos problemas con la comunicación.

G.M.: Hoy ellos se han convertido formalmente en las estrellas. Y ellos se comunican constantemente, como lo demuestra el ejemplo de Nicolas Hayek, el jefe de Swatch.

Sin embargo, sólo unos pocos han venido hasta ahora al Club suizo de la prensa, porque para ellos hay abiertos suficientes canales de comunicación.

swissinfo: ¿La Ginebra internacional seguirá interesándose por la prensa internacional?

G.M.: Con la reducción de corresponsales en Ginebra también ha disminuido la información sobre Suiza y sobre la Ginebra internacional. Hace 40 años en Ginebra había más periodistas extranjeros que en Bruselas. Hoy son 150 en el Palacio de las Naciones y 2.000 en Bruselas.

El interés sólo se puede despertar con actividades, que es lo que hacemos en Ginebra. Nosotros también aprovechamos el que personalidades internacionalmente conocidas vengan cada vez con más frecuencia. Esto garantiza una presencia regular de los medios.

Han empezado nuevos proyectos, como la Tribuna por los Derechos Humanos, que observa desde Ginebra la actualidad sobre este tema.

Otro es Media21 de Infosüd, que es apoyada por el Club. Este programa organiza cursos de formación para periodistas de todo el mundo que quieren profundizar sus conocimientos sobre los debates respecto a salud, derechos humanos o el comercio internacional en Ginebra.

swissinfo, entrevista Frédéric Burnand, Ginebra
(Del alemán, Rosa Amelia Fierro)

EL Club suizo de la prensa

El objetivo del Club suizo de la prensa fue inicialmente creado para fortalecer la proyección internacional de Ginebra.

En aquel momento la ciudad casi dejó pasar la oportunidad de convertirse en sede de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

La lucha por tales organizaciones mundiales es intensa y a Ginebra le faltaba cierto número de servicios para albergar a estas instituciones, por ejemplo, una plataforma para los encuentros con la prensa.

Desde la fundación del Club, las ONGs, las organizaciones internacionales, las misiones diplomáticas y el Ministerio de Asuntos Exteriores pueden dirigirse fácilmente a los corresponsales de la prensa internacional.

Además el Club suizo de la prensa ofrece asesorías para un mejor intercambio con la prensa y da consejos a los periodistas que visitan Ginebra.

End of insertion

Clubes de Prensa en el mundo

La tradición de los clubes de prensa existe en Europa Central y en el mundo anglosajón. También hay muchos clubes en Asia.

El club más antiguo en Europa es el de Viena. Fue fundado en 1870, en el apogeo del Imperio austrohúngaro. Hay otros clubes en Italia y Francia.

El Club más importante es el de Washington, que dispone de un presupuesto anual de más de 20 millones de dólares y se encuentra entre la Casa Blanca y El Capitolio.

En 2002, una sección de este Club creó una asociación internacional con sede en Dubai y cuyo actual presidente en Guy Mettan.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?