Navigation

Un empresario suizo habla con los animales

Urs Bühler y uno de sus pacientes (swissinfo). swissinfo.ch

Un industrial deja de lado sus exitosos negocios familiares para abrir un centro alternativo de cuidado de mascotas.

Este contenido fue publicado el 08 octubre 2004 - 12:50

Charlar con las criaturas es una de las inusuales estrategias que Urs Bühler emplea para lograr que recobren su salud.

Los vecinos del pueblo oriental de Uzwil conocen a Urs Bühler como “el doctor de los caballos”. Pues este antiguo industrial es considerado como la versión suiza del Doctor Doolittle.

No solo los caballos están entre sus pacientes, sino también los gatos, los perros y hasta los pececillos goldfish.

“Uno de ellos nadaba inclinado hacia uno de sus lados. Descubrí que este desequilibrio se debía al electrosmog generado por el filtro de la pecera”, dice Bühler.

“Entonces usé un dispositivo especial para reducir la cantidad de electrosmog y curar al pez”, precisa.

Los animales tienen la palabra

“Nosotros preguntamos a los animales qué necesitan y qué terapias prefieren. Los resultados son muy buenos si podemos encontrar la combinación adecuada”, explica Bühler.

Con esta idea presenta “Health Balance”, el centro de tratamiento de animales que creó hace tres años.

Este gestor indica que su centro holístico se basa en la creencia de que la naturaleza regula la vida mediante vibraciones, de la misma manera por la cual una radio transforma ondas electromagnéticas en sonido.

Los animales sanan con terapias de sonido y color, y también en cubículos donde se refleja la propia radiación del cuerpo, lo cual ayuda a preservarlo de fuerzas electromagnéticas externas.

Otros cuartos están recubiertos de cuarzo, lo cual ayuda, según se cree, a incrementar el flujo de energías positivas.

Toda esta pasión nació en 1992, cuando el caballo de Bühler empezó a cojear antes de una importante competición de salto. Artrosis, dijo el veterinario.

Pero Bühler no se convenció y llevó al equino a una homeópata.

El cambio en la dieta

Los expertos en holística llegaron a la conclusión que un animal en crisis solo necesita cambiar su dieta. Bühler siguió el consejo y después de 10 días el caballo estaba completamente curado.

Así, pudo participar en los torneos de salto durante los siguientes ocho años.

“La homeópata cuidó de mí y de mi caballo, pero desafortunadamente no he podido encontrar a nadie que la remplace cuando dejó su trabajo. Fue cuando decidí involucrarme", recuerda.

Para dar marcha a su nueva experiencia, Bühler renunció a su puesto de presidente ejecutivo de la empresa que fundó su abuelo, y que él había colocado en el mercado mundial, pues emplea a 6.000 personas en el planeta.

La Corporación Bühler es líder en la construcción de máquinas empleadas en el procesamiento de alimentos y en ingeniería química.

Bühler aún es miembro del directorio de la empresa, pero prefiere focalizar sus energías más en los animales que en los balances del negocio familiar.

“Que tú seas tu propia medicina”

Cuando Bühler entra a las espaciosas y modernas salas de tratamiento del centro, conversa sobre alguno de sus pacientes.

“Este caballo tenía problemas en sus piernas y en su piel. Lo curamos, pero después sobrevino un desorden urinario”, indica. “Nos dimos cuenta que el equino era probablemente propenso a la infección y nos decidimos por un biotratamiento”.

Según Bühler, en este proceso se utilizan vibraciones producidas electrónicamente, para estimular el sistema inmunitario, lo cual reduce la inflamación sin necesidad de emplear antibióticos.

“Los seres vivos tienen que curarse a sí mismos”, enfatiza. “Nosotros solo podemos brindar el soporte necesario y el ambiente adecuado".

"Si no tengo resultados, es porque fallé en mi examinación. Incluso, si no hiciera la pregunta adecuada o si no interpretara correctamente la respuesta, la Madre Naturaleza demostraría cuan acuciosa es”.

swissinfo, Michele Andino y Dale Bechtel.
(Traducción: Iván Flores Poveda)

Datos clave

El centro "Health Balance" se ubica en Uzwill, en el cantón de St. Gallen.
El lugar tiene 12 salas de tratamiento.
Terapia del sonido y el color, bioresonancia, kinesiología, comunicación y masages son los recursos del complejo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?