Navigation

Carencia de donadores de órganos en Suiza

Transplante de corazón en la sala de operaciones del Hospital Cantonal Pediátrico de Zúrich. Keystone

En Suiza unas 1.100 personas están hoy a la espera de un órgano, en un país donde anualmente cien pacientes mueren por falta de donador. Y es que Suiza está muy por debajo del promedio europeo de donaciones, pero se esperan mejoras.

Este contenido fue publicado el 21 enero 2013 - 11:01
swissinfo.ch

En Suiza, en las unidades de cuidados intensivos y emergencias de los hospitales, menos de la mitad de los donadores potenciales dan sus órganos (47.4%).  

Dicho de otro modo: la tasa de rechazo helvética es de 52.6%, mientras que la media europea de negativas es de 30%.

Ya en 2011, el gobierno suizo lanzó una campaña para dar a conocer la existencia de la tarjeta de donador de órganos que  explicita el deseo de una persona de convertirse en donador. 

Pero según los resultados de un sondeo realizado por la fundación Swisstransplant, realizado un año después, solo la mitad de la población sabía de la existencia de esta tarjeta.

Impulso gracias a Facebook

A partir de noviembre de 2012, hubo un impulso significativo a través de Facebook para favorecer la donación. Los usuarios de este medio social pueden, desde entonces, dar su apoyo personal a una campaña cibernética con un simple clic que les conduce a un enlace de Swisstransplant para solicitar la tarjeta de donante de órganos.

“Fue increíble: los primeros diez días de la operación, cada minuto se descargaba una tarjeta de estas en Facebook. En total, enviamos unas 10.000 tarjetas”, explica el director de Swisstransplant, Franz Immer. Pero FB no pudo resolverlo todo.

La tasa suiza de donaciones de órganos, 12,8 por un millón de habitantes, es una de las más bajas en Europa, y apenas significa un tercio de la media de donaciones en España, la más alta del continente (35,3), y la mitad de la de Francia (24,8).

Ley suiza

En muchos países europeos rige el consenso presunto, o sea, aquel que no quiere donar órganos debe declarar su oposición. En Suiza, en cambio, rige el consenso explícito, según la actual ley de trasplantes, en vigor desde 2007. Es decir, quien está de acuerdo en donar sus órganos al momento de morir, debe poseer una tarjeta de donante o haber informado a sus familiares.

Para favorecer más la tasa de donadores se prevén modificaciones a esta ley, que el Parlamento prevé abordar en la próxima sesión de primavera. Se trata de una revisión que busca el “consenso presunto”.

Uno de los cambios permitiría a los médicos preguntar a los familiares del potencial donador si aceptan la donación, antes de que éste sea declarado muerto. Otra medida sería establecer medidas para proteger los órganos del donador antes de su muerte.

El hecho de mantener las funciones vitales del cuerpo del paciente para permitir que los órganos sean aptos para la donación genera debate.

Para la abogada y presidenta del consejo de Swisstransplant, Trix Heberlein, restablecer el “consenso presunto” en la ley puede resultar contraproducente.

“Lo importante es evitar que se tomen decisiones que contradigan el deseo del paciente concernido”.

Estatus actual

Según un reciente estudio para analizar las causas del mediocre nivel de donaciones helvético, realizado por el Comité Nacional para Donaciones de Órganos (CNDO), entre más prematuramente sean contactados los familiares del potencial donador, menor es la posibilidad de obtener una respuesta positiva.

Sea como sea, la decisión para los familiares concernidos no es sencilla, “sobre todo si no ha sido un tema abordado con anterioridad”, explica Yvan Gasche, vicedirector de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Ginebra y vicepresidente del CNDO.

La carencia de una mayor sensibilidad se observa más en hospitales pequeños.

“Creo que en nuestro hospital se pueden hacer mejoras. El responsable de Cuidados Intensivos es quien coordina también este proceso de donación, lo que resulta insuficiente”, ejemplifica Roger Lussmann, al frente de Cirugía en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Cantonal de San Gallen y miembro del comité del CNDO.

Corresponde a las autoridades cantonales implementar las medidas necesarias para promover las donaciones y los trasplantes de órganos, incluidos el entrenamiento del personal para identificar a los donadores potenciales.

Donar y recibir órganos

En el mundo fueron trasplantados en 2012 cerca de 500.000 riñones, 20.000 hígados y 3.500 corazones.

En Suiza, 5 hospitales universitarios –en Basilea, Berna, Ginebra, Lausana y Zúrich- y un hospital cantonal, el de San Gallen, cuentan con equipamiento para efectuar trasplantes.

La lista de espera de trasplantes en Suiza registraba a 1.716 personas en 2011. Ese mismo año, 504 recibieron el órgano esperado. El número de pacientes a la espera de donador creció 71% entre 2005 (683) y 2012 (1.165).

Un donador puede potencialmente ofrecer los siguientes órganos sólidos: corazón, pulmones, hígado, páncreas, el intestino delgado y riñones; al igual que sus córneas, piel, sangre y otros tejidos y células.

Actualmente hay una gran demanda de riñones, con 813 personas en la lista de espera al inicio de 2012. La espera promedio para obtener este órgano fue de 514 días en 2011.

End of insertion

Recomendaciones

Para mejorar la tasa de donaciones, el CNDO sugiere se establezcan nuevos programas didácticos para preparar a médicos y enfermeras.

Los médicos tienen la obligación de solicitar el consentimiento de los familiares de un paciente identificado como potencial donador. Para esa difícil tarea existe un programa educativo que busca ayudar al personal a comprender el proceso de luto de los familiares de la persona concernida y examinar su propio punto de vista sobre la donación de órganos.

La promoción del debate y el posicionamiento público sobre el tema forman parte de los objetivos de Swisstransplant. “Para nosotros, pero también para los implicados, sería de gran apoyo si todos tuvieran su tarjeta de donador, pues lo importante es conocer la voluntad del paciente”, recuerda Gasche, del CNDO.

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?