Navigation

Supervivientes de Beslan buscan calma en Suiza

Los sobrevivientes de Beslan aprenden a vivir con su pasado. swissinfo.ch

Algunos sobrevientes a la toma de rehenes en una escuela de Beslan están en Suiza en el marco de un viaje de estudios y de readaptación organizado por los estudiantes de Nyon.

Este contenido fue publicado el 27 marzo 2005 - 12:18

Forman parte de un grupo de 1.200 niños, padres y profesores que estuvieron secuestrados por un comando checheno en una escuela de Osetia del Norte.

Los secuestradores del comando checheno retuvieron a sus cautivos durante tres días en una sala de gimnasia de la escuela de Beslan, campo que habían minado con bombas.

Los explosivos estaban en los postes y en los cículos de los tableros de basket-ball. Los atacantes hacían guardia con los pies sobre los detonadores.

No había alimentos, y con el paso de las horas, los terroristas cortaron la entrada de agua para los cautivos, a quienes amenazaban con matarlos si no estaban quietos.

Al final, más de 330 personas -la mitad niños-, perdieron la vida en la intervención de las fuerzas especiales rusas.

Los supervivientes a la tragedia quedaron profundamente impactados por las escenas cruentas que debieron presenciar y aún necesitan atención sicológica.

El proyecto de un colegio

Los estudiantes de la Escuela Profesional de Comercio de Nyon (Suiza francófona) vieron por televisión el horror del drama y decidieron entonces ayudar a los supervivientes de esa toma de rehenes en el marco de su proyecto de fin de año.

Nació la idea de organizar un viaje de estudios a su ciudad. Su profesor Marek Mogilewicz se encargó de organizar el viaje de 25 personas y el alojamiento en familias que encontró a través del diario local.

Es así que 21 niños de unos diez años de edad acompañados de tres profesores y una psiquiatra llegaron a suelo suizo a principios del mes de marzo.

De inmediato siguieron con su escolaridad. Los niños de Beslan asisten a las clases que por las mañanas les imparten sus profesores en ruso, y en la tarde asisten a cursos de francés.

En las horas libres pasan clases de yudo o van a cursos ofrecidos por una escuela de danza. Después de las vacaciones de Pascua podrán asistir a la escuela del circo y a una panadería local que les ha propuesto mostrarles los secretos de la fabricación del pan.

"Hay ciertamente un gran ímpetu de solidaridad en la comunidad", señala contento Marek Mogilewicz. "Las familias de acogida llevan a los niños en excursiones que recorren Suiza y les acompañan a la pisicina municipal".

Un viaje curativo

Este viaje a Suiza es parte del proceso de rahabilitación de los escolares de Beslan. Sin embargo, nadie puede afirmar que las secuelas psicológicas de lo que pasaron desaparezcan algún día.

Según la psicóloga que acompaña al grupo en Suiza, un gran número de ellos sufre problemas relacionados con la alimentación o el sueño. "Algunos se han vuelto agresivos y otros demasiado pasivos", precisa Larisa Lukanova.

Pero ella nota que desde el comienzo del proyecto se viene produciendo una mejoría general en el comportamiento.

Diana Daurova es un claro ejemplo. Tras perder a su hermano en el baño de sangre de Beslan perdió la capacidad de comunicarse con sus compañeros. El encuentro con su familia de acogida le ha permitido volver a alegrarse y a hablar.

Su profesora, Svetlana Kozyreva, se siente también mejor. "Ya no tengo miedo. Ya no debo correr a la ventana cuando escucho el más mínimo ruido afuera", sostiene.

"Espero que nadie deba pasar lo que hemos pasado. Nosostros queremos, simplemente, seguir viviendo como todo el mundo", concluye.

Necesitan más ayuda

Cuando la experiencia helvética termine, Svetlana Kozyreva deberá reanudar la enseñanza en Beslan; lo hará protegida por patrullas armadas. A juicio de las autoridades locales, esas medidas de seguridad son vitales. Chechenia está justo al otro lado de la frontera.

Marek Mogilewicz considera que es muy importante que los supervivientes de Beslan sigan recibiendo la ayuda de Suiza, después de su vuelta a Osetia del Norte.

"Nosotros debemos seguir ayudando a estos niños. Quizás así podamos borrar en ellos algunos de los traumatismos que sufrieron", sentencia.

"In situ, Suiza ya ha puesto en marcha un proyecto terapeútico que ofrece diversas actividades artísticas, deportivas o lúdicas en un centro deportivo situado cerca de la escuela de Beslan.

El centro está abierto seis días de la semana y el proyecto cuenta con el respaldado de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

swissinfo, Julie Hunt à Nyon
Traducción: Juan Espinoza

Datos clave

Más de 330 personas murieron en la toma de rehenes que tuvo lugar en la escuela de Beslan, en septiembre de 2004.
Uno de los captores fue arrestado y los otros 31 del comando checheno fueron abatidos por las fuerzas especiales rusas.

End of insertion

Contexto

- Los suprevivientes de la toma de rehenes de Beslan vivirán tres meses en Suiza, en el marco de un viaje de estudio y de readaptación.

- Ellos aprenderán francés y participarán en muchas actividades.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?