Navigation

Suiza vota contra el bloqueo de EE UU a Cuba

No de Suiza al embargo estadounidense contra Cuba. swissinfo.ch

El sufragio corresponde a la diplomacia suiza que rechaza embargos contra países que no representan peligro para la paz y la seguridad internacional.

Este contenido fue publicado el 04 noviembre 2003 - 20:17

Se inscribe en el marco de una relación bilateral que en más de un siglo ha sabido de solidaridad, críticas, desilusiones, pero nunca de rupturas.

El 58 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó este martes (04.11) por una mayoría récord de 179 votos a favor, el proyecto de resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

En su segundo año como miembro de la ONU, Suiza se pronuncia en favor del texto cubano (versión íntegra en Más sobre el tema), que en más de una década ha obtenido el respaldo masivo del concierto de las naciones.

En el duodécimo año consecutivo de ser sometida a voto, la resolución contra el bloqueo obtuvo 179 votos a favor, 3 en contra (Estados Unidos, Israel y las Islas Marshall), y dos abstenciones.

La postura de Suiza se mantiene. Desde su ingreso a la ONU (septiembre del 2002) con su voto, y previamente, con su apoyo. Para la política exterior de la Confederación Helvética es inadmisible la imposición de bloqueos económicos contra países que no representan peligro alguno para la comunidad internacional.

Del agobio al simbolismo

Impuesto en 1962 por Washington, el cerco contra Cuba generó un agobio para la economía de la isla, cuyos momentos más obscuros se produjeron de 1992 a 1994, tras el desplome de la Unión Soviética, y se convirtió en el símbolo de la resistencia cubana en esa lucha de David contra Goliat.

Uno de los programas con cuño helvético de apoyo al pueblo cubano se llama MediCuba Suiza y nació hace 10 años con el propósito de paliar los efectos del embargo en materia de salud. Su impacto ha sido contundente y le ha ganado reconocimientos en ambos lados del Atlántico.

Al margen de las connotaciones de orden moral y diplomático y de la transgresión del derecho internacional que conlleva su aplicación, el bloqueo ha hecho posible la aparición de maniobras ilícitas de mercado y la justificación privilegiada de los problemas de la isla.

Alevosía y obsolescencia

El embargo ya no es sólo una medida alevosa sino también obsoleta. Son muchas las voces, inclusive en el interior de Estados Unidos, que se levantan contra su mantenimiento.

“Cada vez más se impone en Estados Unidos que la política que se ha seguido por más de 40 años (hacia Cuba) ha fracasado y mucha gente, con diferente intención, algunos porque legítimamente quieren ver una normalización entre Cuba y los Estados Unidos, otros porque consideran que de esta forma podrían derrotar a la Revolución Cubana, cada vez más personas abogan por cambios en la política de Estados Unidos”.

Las palabras del director para América del Norte del Ministerio cubano de Exteriores, Rafael Dausá, forman parte de una serie de testimonios recogidos por swissinfo en Suiza y en Cuba con el propósito de conocer el estado actual de las relaciones entre los dos países.

Cien años de amor... “y otros demonios”

La historia oficial de Berna y de la Habana se remonta al 18 de junio de 1902, fecha en que la Confederación Helvética reconoció, de una vez y para siempre, al Estado de Cuba.

A raíz de las sanciones impuestas contra disidentes a principios de este año (incluidas tres ejecuciones), hubo pronunciamientos en Suiza que pedían el desconocimiento del gobierno de Fidel Castro.

Una medida semejante está excluida de la política exterior helvética que reconoce a Estados y no a gobiernos. Sin embargo, los castigos impuestos por La Habana generaron tres protestas por parte de Suiza.

Amistad, sí, pero no exenta de crítica.

Entre Cuba y Estados Unidos

Los nexos diplomáticos entre ambos países son especiales toda vez que Suiza representa los intereses de Cuba en Washington y de Estados Unidos en La Habana.

Con los años, esa misión se ha convertido en casi un mero formalismo, pero como señala el embajador suizo en La Habana, Jean-Claude Richard, pone en evidencia la confianza en la Confederación Helvética.

En los años de mayor urgencia, cuando el Producto Interno Bruto de Cuba cayó en picada (35% en 1993 con relación a 1989) llegaron a la isla diversas organizaciones de la sociedad civil (OSC) helvética con su aporte de solidaridad.

Hoy, a decir de la directora para Europa del Ministerio cubano para la Inversión Extranjera y la Colaboración Económica, Dagmar González, 16 OSC suizas laboran en Cuba.

“Algunas muy pequeñitas, como la Asociación de Amigos de Cuba”, pero con proyectos de una sensibilidad increíble”, subraya la funcionaria.

Lazos diplomáticos, económicos, matrimoniales

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) inició en el 2000 un proyecto piloto que, luego de una positiva evaluación en septiembre del 2003, se convirtió en proyecto a mediano plazo.

Los esfuerzos de COSUDE se concentran en sectores de ayuda humanitaria y cultural (a través de terceras instancias); en aspectos económicos (desarrollo económico sostenible y sector agrícola) y de desarrollo local.

En lo que atañe a las inversiones y al comercio, los dos países mantienen un perfil más bien modesto, pero los que se han disparado son los lazos... matrimoniales. Nuevas historias de amor en el marco de esta relación centenaria que le invitamos a compartir con nosotros a partir de este martes.

swissinfo Marcela Águila Rubín, La Habana

Datos clave

Cuba impuso un embargo a Cuba en 1962.

Desde hace 12 años, La Habana somete a la ONU un proyecto de resolución sobre la necesidad de poner fin al bloqueo.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó este martes (04.11) por mayoría récord, el texto cubano: 179 Estados votaron a favor, 3 en contra y 2 se abstuvieron.

En el 2002, 173 Estados votaron a favor del texto cubano, 3 en contra y 4 se abstuvieron.

Los tradicionales oponentes son Estados Unidos, Israel y las Islas Marshall.

Suiza rechaza los embargos económicos contra países que no representan peligro para la paz y la seguridad internacional.

Por lo tanto, la Confederación Helvética se pronuncia en contra del bloqueo a Cuba.

End of insertion

Contexto

Datos de la Resolución cubana sobre el impacto del bloqueo:

De los 685 millones de dólares de afectaciones al comercio exterior cubano en el 2002, 178.2 millones de dólares (26%) son resultado directo del efecto extraterritorial del bloqueo.

El monto total de las pérdidas económicas de Cuba en las más de cuatro décadas de vigencia, podría superar los 72 mil millones de dólares.

El poder de compra para la importación de medios y recursos destinados a las escuelas cubanas disminuyó entre un 25 y un 30% desde principios de la década de 1990.

Cuba tuvo que realizar importaciones desde mercados asiáticos cuyo monto ascendió a 11.7 millones de dólares.

La agricultura sufrió afectaciones que alcanzaron un monto de 108.5 millones de dólares.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?