Navigation

Suiza se niega a prohibir los ensayos con animales

René Ruis

Mas de tres cuartas partes de la población suiza rechazó la iniciativa "Sí a la prohibición de la experimentación con animales y seres humanos".

Este contenido fue publicado el 13 febrero 2022 - 15:40

Las y los investigadores suizos podrán continuar sus experimentos con animales. Sin sorpresa, el pueblo suizo rechazó firmemente en las urnas la iniciativa Enlace externoque pedía la prohibición de toda experimentación animal.

Contenido externo

El texto había sido lanzado por un grupo de ciudadanos del cantón de San Gall (entre los que se encontraban un naturópata, un médico de cabecera y un agricultor ecológico) y pretendía prohibir en Suiza toda experimentación con seres vivos. Esto significaría que ya no se podrían utilizar animales en la educación científica y la investigación básica. También se habría prohibido la importación de nuevos medicamentos desarrollados con estos métodos.

Una iniciativa "extrema"

"Es una pena: Suiza podría haber sido el primer país en prohibir los ensayos con animales", dijo Renato Werndli, copresidente del comité de la iniciativa, en una entrevista con la Radio Televisión Suiza (RTS). El médico de San Gallen consideró que existía una "disonancia" entre la población, la conciencia de las injusticias cometidas contra los animales y este voto. "La situación de los animales es muy mala, tanto en la investigación como en la industria alimentaria", subrayó.

A la senadora socialista Elisabeth Baume-Schneider no le sorprendió el resultado. "Esta iniciativa era extrema. No es casualidad nadie apoyara este texto en el Parlamento", dijo a la RTS.

"Con la oposición de todos los partidos, el texto no tenía ninguna posibilidad", reaccionó Léonore Porchet, diputada verde y miembro de la comisión del No, al ser entrevistada por la agencia Keystone-ATS. Sin embargo, cree que hay que hacer más para restringir al máximo el uso de experimentos con animales en la investigación. "Nuestro partido ya se ha movilizado con este fin en el Parlamento", dijo.

El rechazo masivo de la iniciativa no da vía libre a los investigadores, dijo Simone de Montmollin, miembro del Partido Liberal Radical (PLR/derecha). Afirmó que hay que seguir buscando alternativas a los ensayos con animales, pero que persisten situaciones en las que una sustancia o un tratamiento deben ser validados por estos ensayos. "Este es el caso, en particular, con el envejecimiento de la población o de los cánceres", puntualizó.

En opinión de la comisión de la iniciativa, "es inexcusable abusar de los animales y los pacientes que no pueden dar su consentimiento en los experimentos". Los promotores están convencidos de que hay alternativas probadas.

Amplia oposición

Sin embargo, estos argumentos no convencieron a mucha gente. Nadie en el Parlamento votó a favor de la iniciativa. Todos los partidos lo consideraron extremo. Incluso la Sociedad Suiza para la Protección de los Animales (SPA), que está a favor de una mejor promoción de los métodos alternativos, no se mostró a favor.

Los opositores al texto temían que muchos medicamentos dejaran de producirse o importarse en Suiza. Muchos programas científicos también tendrían que trasladarse al extranjero, argumentaron.

Una ley que ya es muy estricta

Esta fue la cuarta vez en su la historia suiza en la que el pueblo dijo no a la prohibición de los ensayos con animales. Fueron rechazadas iniciativas populares sobre el tema en 1985 (por el 70%), 1992 (por el 56%) y 1993 (por el 72%).

Los suizos parecen confiar en la legislación vigente sobre ensayos con animales, que ya es una de las más estrictas del mundo: los experimentos con animales solamente se permiten si no hay otra opción. Las y los investigadores deben demostrar que los beneficios para la sociedad son mayores que el sufrimiento infligido.

Los derechos básicos de los primates

El bienestar de los animales también fue el centro de una votación cantonal el domingo. ¿Deben tener los monos derechos básicos? Esa fue la pregunta planteada a los habitantes de Basilea-Ciudad que estimó que NO. En ningún otro lugar del mundo se ha convocado a los ciudadanos a las urnas para votar sobre esta cuestión.

La iniciativa "Derechos fundamentales para los primates" quería anclar el derecho a la vida y a la integridad física de los primates no humanos en la constitución cantonal. La organización Sentience, comprometida políticamente con los animales y promotora del texto, consideró que el marco jurídico federal de protección de los animales no protegía suficientemente del sufrimiento y la muerte a estos animales tan inteligentes, sensibles al dolor y empáticos.

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?