Navigation

Suiza quiere redefinir su neutralidad

Una ambulancia en Ucrania. Ukrainian Emergency Service

Un informe filtrado revela que Suiza pretende interpretar su neutralidad en el futuro. La polémica sobre la acogida de las personas heridas procedentes de Ucrania demuestra la necesidad urgente de un cambio de rumbo.  

Este contenido fue publicado el 20 julio 2022 - 12:00

El periódico SonntagsZeitung este pasado domingo publicó el contenido de un documento sobre la neutralidad que el ministro de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis, había encargado a su departamento y que el Gobierno debería aprobar antes de finales de verano. El último dossier sobre la neutralidad —que data de 1993— supuso un cambio de rumbo en la interpretación de este estatus. Algo que también se espera del nuevo informe.

Según el SonntagsZeitung, el documento alaba como la opción más eficaz la “neutralidad cooperativa”. Se trata de un neologismo acuñado por el ministro suizo de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis, y no de un concepto jurídico. Y esto plantea muchas preguntas. Contactado por SWI swissinfo.ch, el Departamento Federal de Asuntos Exteriores no ha querido hacer comentarios sobre el contenido del informe, que actualmente se está consultando con las oficinas. Este documento debería complementar el folleto sobre la neutralidad publicado en marzo de este año y proporcionar una mejor comprensión de la neutralidad en el contexto actual.

El concepto de “neutralidad cooperativa”, según el ministro de Asuntos Exteriores

Esta nueva noción no modifica la neutralidad armada y permanente de Suiza. Ignazio Cassis solo quiere ampliar el margen de maniobra en materia de política exterior y reforzar la cooperación con los Estados afines.

Esto significa permitir que Suiza continúe adoptando sanciones como las impuestas a Rusia y organizando ejercicios militares conjuntos con la OTAN y la UE en suelo suizo.

Asimismo, a las partes no implicadas en un conflicto deberían facilitárseles los vuelos militares sobre Suiza. Y si los Estados asociados quieren entregar a los países contendientes armas o municiones producidas en Suiza —como recientemente han hecho Alemania o Dinamarca—, la Confederación ya no lo prohibiría.

De acuerdo con los deseos del actual ministro de Asuntos Exteriores, Suiza quiere ante todo flexibilizar su propia legislación y aprovechar el margen de maniobra que el derecho internacional ofrece sobre la neutralidad. 

Polémica por los heridos de guerra ucranianos

La reciente polémica sobre la acogida de pacientes provenientes de Ucrania demuestra que el debate sobre la neutralidad suiza es necesario.

Según una investigación del periódico de Zúrich Tages-Anzeiger, la rama de la OTAN que coordina las evacuaciones médicas internacionales de Ucrania en mayo preguntó a Suiza si acogería y trataría médicamente a soldados ucranianos, personas civiles heridas en combate, pacientes con cáncer y víctimas de accidentes de tráfico. Los hospitales ucranianos no dan abasto.

El Ministerio de Defensa y los cantones habían dado su aprobación. “Debido a la urgencia de la situación, el Servicio Médico Federal Coordinado (SSC) ha iniciado trabajos preparatorios en colaboración con la Conferencia Suiza de directores cantonales de salud (CDS) para poder poner en marcha lo antes posible la coordinación de pacientes”, afirma por escrito Ralph Kreuzer, del SSC. “Tras una decisión política positiva, el SSC habría evaluado continuamente las plazas disponibles y coordinado las asignaciones en colaboración con la CDS y los hospitales”.

El Departamento de Asuntos Exteriores se amilana

Pero finalmente esto no ha sucedido, porque el Departamento de Asuntos Exteriores se interpuso. Un departamento que, para oponerse a admitir pacientes, alegó razones prácticas y de neutralidad. Por lo que las medidas preparatorias ya adoptadas en Suiza se interrumpieron.  

“Nuestras evaluaciones han mostrado que la ayuda humanitaria y el compromiso suizo sobre el terreno ofrecen un apoyo mejor y más eficaz que si las personas heridas hubieran sido recibidas en Suiza. Además, para acoger pacientes militares había obstáculos relacionados con la ley de neutralidad. Distinguir entre pacientes civiles y militares es complicado”, explica por escrito el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Pierre-Alain Eltschinger.

De hecho, según el derecho internacional, un país neutral debe asegurarse de que los soldados después de recuperarse no puedan seguir participando en operaciones de guerra. Durante la Segunda Guerra Mundial, Suiza internó a los soldados extranjeros en campos, impidiéndoles salir del país.

Sigue habiendo dudas sobre la neutralidad

En el marco de la ayuda humanitaria, según Pierre-Alain Eltschinger, Suiza apoya a los hospitales ucranianos de Lviv, Soumy y Chernihiv. Está especialmente implicada en el campo de la rehabilitación y formación de fisioterapeutas. Suiza también proporciona medicamentos y equipos apetición de los hospitales ucranianos.

Estas medidas parecen bastante tímidas si se compara con lo que hacen los países europeos. Pues, ya desde hace tiempo y a través del mecanismo de protección civil de la UE, cientos de pacientes ucranianos han sido trasladados a hospitales europeos.

Todavía hay muchas preguntas que no tienen respuesta. ¿Se puede ayudar a los hospitales de una sola de las partes en conflicto o lógicamente, de acuerdo con la ley de neutralidad, Suiza también debería ofrecer ayuda a Rusia? ¿Es tan complicado impedir que los soldados heridos vuelvan al combate o sería suficiente con prohibirles viajar a su país de origen, como ocurre con las personas refugiadas? El Departamento de Asuntos Exteriores deja todas estas preguntas abiertas. Hace tiempo que se espera que se aclaren todas las cuestiones relativas a la ley de neutralidad en el contexto actual. Por ello, este informe llega en un momento oportuno.  

Adaptado del francés por Lupe Calvo

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?