Navigation

Suiza prepara inventario de su patrimonio culinario

El 'Gritibaenz', dulce de San Nicolás, figurará en la reseña. schweizerbrot.ch

Aunque no es muy conocida por su cocina, Suiza posee una gran variedad de productos típicos, sobre todo, regionales. Por esto ha decidido ahora hacer un inventario.

Este contenido fue publicado el 28 abril 2004 - 10:05

Dentro de tres años, 600 productos culinarios serán descritos e ilustrados en una publicación que se pondrá a disposición del gran público.

El inventario del patrimonio culinario suizo será una tarjeta de visita de la agricultura suiza y de todas sus regiones. En opinión de los promotores esta debe ser la idea del excepcional repertorio. Una tarjeta de visita con una finalidad muy precisa: salvaguardar, valorar y promover los productos culinarios entre la población del país y los turistas.

Asegurado el financiamiento

La idea no es nueva. Teniendo en cuenta las buenas experiencias acumuladas en Francia y en Alemania, con inventarios de productos regionales, en el 2002, las autoridades agrícolas suizas adoptaron un proyecto piloto con la participación de 16 cantones que presentaron sus productos regionales más prestigiosos.

A comienzos de este año el éxito de la operación se tradujo en la creación de la Asociación del Patrimonio Culinario suizo (APCS), encargada de la elaboración del inventario. “Se tratará de productos anclados en el tiempo, en la geografía y en las tradiciones populares”, explica la etnóloga Isabelle Raboud, presidente de la APCS.

Trabajo minucioso y objetivo

“Hacer un inventario implica un trabajo minucioso y objetivo. Significa reunir datos dignos de atención sobre cada producto tradicional, con una verificación histórica y una descripción precisa del producto y de quien lo produce”, añade la etnóloga.

Será un trabajo de monje cartujo que justifica los más de dos millones de francos de presupuesto global. “A primera vista puede parecer un gasto enorme, pero debemos reclutar muchos corresponsales en todos los rincones de Suiza para reunir datos e informaciones sobre más de 600 productos que deseamos inventariar”, admite Isabelle Raboud.

Además, asegura la etnóloga, los gastos se justifican por el uso que se dará al inventario.

“Las informaciones recogidas servirán para alimentar un banco de datos al cual podrán tener acceso los profesionales del sector turístico y del ‘marketing’. De otra parte, en el año 2007, se publicarán algunos volúmenes destinados al gran público, para interesar en nuestro patrimonio culinario no sólo a los suizos, sino también a los turistas”, subraya la presidente de APCS.

A causa de su diversidad territorial, cultural y lingüística, Suiza dispone de una vasta gama de productos culinarios. Para clasificarlos, como ya se ha hecho durante el proyecto piloto, serán subdivididos en varias categorías.

Quesos, chocolates y panes

En primer lugar figuran los productos lácteos que ocuparán un lugar muy importante en el registro. No en vano, el queso, junto al chocolate, es uno de los pocos productos alimentarios suizos más conocidos en el extranjero. Y, en Suiza, hay una extensa variedad de quesos: desde el Appenzell y el Emmental, hasta el Gruyère, citando sólo algunos de los más famosos, hasta las especialidades regionales aún poco conocidas.

El inventario reservará también un amplio espacio al pan, a los productos a base de carne y pescado, las frutas y las verduras que tienen una importancia particular en las tradiciones culinarias y gastronómicas locales.

Tampoco faltarán en la reseña ciertos productos industriales suizos como el chocolate a base de leche, los ‘muesli’ de cereales y los quesillos en caja.

Para concluir, Isabelle Raboud, presidente de la Asociación Patrimonio Culinario suizo precisa: “el inventario propondrá también algunas recetas relacionadas con regiones o tradiciones como el ‘Berner Platte’, puchero típico, a la manera de Berna, el ‘Zurcher Geschnetzeltes’, picadillo de ternera a la zuriquesa, o la sopa de harina al estilo de Basilea”.

En suma, en el inventario culinario suizo habrá para todos los gustos.

swissinfo, Fabio Mariani
(Traducción, Jaime Ortega)

Datos clave

Más de 600 productos y recetas regionales serán descritos en el inventario.

El presupuesto para el inventario culinario será superior a los 2 millones de francos suizos.

La reseña será publicada en el 2007

End of insertion

Contexto

Dadas las experiencias positivas en Francia y Alemania y el éxito de un proyecto piloto lanzado en el 2002, la Confederación y los cantones suizos decidieron financia la elaboración de un inventario del patrimonio culinario suizo.

El objetivo de esta reseña es salvaguardar, valorizar y promover los productos culinarios suizos entre la población y los turistas.

Los datos serán descritos por categorías: làcteos, panes, embutidos, frutas y verduras y recetas típicas regionales.

Las informaciones acopiadas alimentarán un banco de datos al que tendrán acceso los profesionales del ramo turístico y del ‘marketing’.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?