Navigation

Suiza por un centro de tratamiento químico

Las convenciones internacionales regulan el traslado de las sustancias peligrosas. Keystone

Suiza aboga porque se reúnan en Ginebra las secretarías de las tres convenciones internacionales sobre medio ambiente.

Este contenido fue publicado el 26 septiembre 2005 - 20:53

La propuesta será analizada durante la Convención de Rótterdam, a celebrarse en Roma desde este martes (27.09.05).

Las tres secretarías de las Convenciones de Rótterdam, Estocolmo y Basilea que gobiernan los diferentes aspectos del movimiento, empleo y disposición de las sustancias químicas se encuentran en Ginebra, pero en locales separados.

El responsable de la agencia suiza del medio ambiente, Philippe Roch representa a Suiza en la Conferencia de Roma.

"La pregunta ahora es cómo organizarlas (a las secretarías) y evitar la duplicidad de tareas, sobre todo administrativas y estratégicas. Estamos en favor del mantenimiento de las secretarías, pero con una misma dirección y en el marco de una organización administrativa, dijo Roch a swissinfo.

Cada una de las convenciones efectúa su propia conferencia y las tres reuniones tienen que estar de acuerdo en un documento común para llegar a una decisión final. Roch espera que el proceso sea concluido el próximo año.

Comercio de sustancias químicas

La Convención de Rótterdam se encarga de promover la responsabilidad compartida y los esfuerzos de cooperación en el comercio internacional de ciertas sustancias químicas que representan riesgos.

De acuerdo con ese texto, la exportación de los pesticidas más peligrosos y de las sustancias químicas sólo puede ser autorizada "con el consentimiento previo" del país de recepción. La convención ha estado vigente desde el 2004.

La Convención de Estocolmo regula los Agentes Contaminantes Orgánicos Persistentes (POPs) que son las sustancias químicas nocivas que subsisten en el medio ambiente.

Las 12 POPs, que incluyen dioxinas y bifenilos policlorinados, son altamente tóxicas tanto para los seres humanos como para los animales, porque se acumulan en el organismo del anfitrión.

"La docena sucia", como comúnmente se conocen, puede causar cáncer e interferir en las funciones reproductivas.

Emisiones restrictivas

El objetivo de la Convención de Estocolmo es introducir una prohibición mundial sobre la producción y el empleo de esos agentes contaminantes, así como limitar sus emisiones al mínimo. Suiza la ratificó en julio del 2003.

La Convención de Basilea sobre el Control de los Movimientos Trans-fronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación es un acuerdo global en materia de desechos peligrosos y otros.

Cuenta con más de 160 signatarios y busca proteger la salud humana y ambiental de "los efectos adversos que resultan de la generación, manejo, traslado y disposición de los desechos peligrosos y otros".

La Conferencia de Roma concluye el próximo viernes (30.09).

Traducción, Marcela Águila Rubín

Contexto

La Segunda Conferencia de las partes de la Convención de Rótterdam tiene lugar en Roma del 27 al 30 de septiembre.

Cada una de las tres convenciones ambientales sobre sustancias químicas, pesticidas y desechos peligrosos tiene su propia secretaría. Todas, en Ginebra.

Las secretarías supervisan la aplicación de las convenciones y se encargan del apoyo administrativo y la coordinación de los signatarios.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?