Navigation

Protección especial de Suiza a víctimas de la guerra en Ucrania

Este señor ucraniano y su bisnieto, alojados en la Aldea Infantil Pestalozzi de Trogen, en el cantón de Appenzell Rodas Exteriores, recibirán inmediatamente el estatus S. © Keystone / Gian Ehrenzeller

La población ucraniana que huye de la guerra recibe en Suiza el estatus de protección «S», que hasta ahora nunca se había utilizado. Suiza muestra así una apertura sin precedentes, que la profesora de Derecho de la Universidad de Friburgo Sarah Progin-Theuerkauf aplaude.

Este contenido fue publicado el 14 marzo 2022 - 10:00

Cerca de 2,7 millones de personas han huido hasta el momento de la invasión de Ucrania por parte de las tropas rusas y pronto podría haber cuatro millones camino al exilio, según la ONU. Actualmente la gran mayoría de estas personas se encuentran en países limítrofes. En Polonia, sobre todo.

Contenido externo

En Suiza, de momento, han acudido a registrarse más de 3 100 víctimas de la guerra, pero la Confederación está dispuesta a acoger con los brazos abiertos a unas 60 000 personas. El viernes (11 de marzo) el Consejo Federal (Gobierno) decidió concederles una protección colectiva, otorgándoles un estatuto especial, denominado estatuto «S». Con ello, sigue el ejemplo de la Unión Europea (UE), que el 4 de marzo activó su directiva de protección temporalEnlace externo.

 ¿Qué es el estatus S?

El Gobierno desarrolló el estatus de protección S, a mediados de la década de 1990, como reacción a las guerras de los Balcanes. Esta herramienta permite la admisión rápida de un colectivo de refugiados, sin procedimiento de asilo y, por tanto, sin un examen individual de los motivos de la huida. El objetivo es poder hacer frente a una afluencia masiva de personas, evitando al mismo tiempo sobrecargar el sistema de asilo.

El pueblo suizo aprobó −en junio de 1999− revisar la ley de asilo, que incluía esta nueva herramienta, pero no fue utilizada. 

¿Qué condiciones hay que cumplir para obtenerlo?

Este estatus especial se concederá a las personas de nacionalidad ucraniana y a sus familias. El Consejo Federal se ha alineado con la decisión de la UEEnlace externo y ha decidido ir un paso más allá: las personas extranjeras de terceros países expulsadas por la guerra también tendrán derecho a esta condición. Estas personas, sin embargo, deberán haber obtenido un permiso de residencia válido en Ucrania antes de la guerra y no tener ninguna posibilidad de regresar de manera segura a sus países de origen. Además, el estatus S no se concederá a quienes ya hayan obtenido el estatus de protección en otro Estado de la UE.  

¿Qué derechos confiere este estatus?

Las personas ucranianas pueden viajar y permanecer durante 90 días libremente en el espacio SchengenEnlace externo de libre circulación de personas, del que Suiza forma parte. A quienes se les conceda el estatus de protección S recibirán un permiso de residencia temporal de un año, renovable mientras dure la guerra. Estas personas tendrán derecho a alojamiento, prestaciones sociales y atención médica. También podrán integrarse inmediatamente en el mercado laboral y traer a sus familias. Los niños podrán ir a la escuela. 

Después de cinco años, aquellas personas que no puedan regresar a su país recibirán un permiso de residencia en Suiza (permiso BEnlace externo). El Gobierno ha decidido también ser más generoso de lo que prevé la ley, ya que quienes se beneficien del estatus S podrán seguir viajando dentro del espacio Schengen.

¿Dónde se alojarán estas personas?

La Confederación dispone de 5 000 plazas en los centros federales de asilo para los refugiados de Ucrania. Además, hay más de 45 000 plazas (número de camas) que han ofrecido particulares a lo largo de Suiza, según la organización suiza de ayuda a los refugiados. Hasta ayer domingo, más de 1 000 personas ya estaban alojadas en casas particulares y 2 000 en los centros federales de asilo. Algunas personas también se alojan en casa de familiares o conocidos, ya que en Suiza están establecidos unos 11 000 ucranianos.

«Espero que la solidaridad que los suizos sienten con la gente ucraniana tenga un impacto positivo en las otras personas refugiadas del país»

Sarah Progin-Theuerkauf, profesora de Derecho

End of insertion

¿Por qué este estatus no se ha activado antes?

El Consejo Federal nunca había decidido utilizar el estatus de protección S, que existe desde hace más de 20 años. «Esta condición se concibió para hacer frente a los conflictos a las puertas de Europa, aunque no esté así escrito en la ley, y para hacer frente a una afluencia masiva de refugiados», explica la profesora de Derecho de la Universidad de Friburgo Sarah Progin-Theuerkauf. Por este motivo, la Confederación se negó a aplicarlo para acoger a los que huían de la Primavera Árabe, la guerra de Afganistán o de Siria, dice Progin-Theuerkauf.

En el caso del conflicto sirio, el argumento de la seguridad también desempeñó un papel importante. El Gobierno temía dejar entrar en el país a los terroristas. «Hemos preferido basarnos en procedimientos individuales para distinguir quiénes estaban perseguidos a título individual y que, por tanto, han obtenido el estatuto de refugiado, quiénes eran admitidos de forma provisional y quiénes eran potencialmente terroristas», explica Sarah Progin-Theuerkauf.

Une famille ukrainienne arrive à la gare de Zurich, après l'invasion de l'Ukraine par la Russie. © Keystone / Michael Buholzer

¿Por qué las personas ucranianas tienen este estatus especial?

Sarah Progin-Theuerkauf aplaude la decisión del Gobierno de activar finalmente este estatus de protección. «Su aplicación es una buena noticia. Hasta ahora pensábamos que iba a quedar en papel mojado», comenta.

Sin embargo, la profesora entiende las críticas que señalan la diferencia de trato en función de la nacionalidad de las personas que solicitan protección en Suiza. «En efecto, las víctimas de la guerra en Ucrania reciben un trato completamente diferente al de otras personas refugiadas que hasta el momento han llegado a Suiza. Las personas ucranianas son blancas, más cercanas a nuestra cultura que otras poblaciones y, de repente, todo es posible», dice. Sin embargo, Progin-Theuerkauf recuerda que la nacionalidad es un criterio legítimo en el derecho de migración o asilo: «podemos tratar a las personas de forma diferente, porque no están en situaciones comparables».

¿Podemos pensar que en el futuro se active más fácilmente?

Es difícil de predecir. «Tal vez los suizos vean que esta forma de acogida funciona y que utilizarla resulte más fácil», dice Sarah Progin-Theuerkauf. Quien, no obstante, señala que el estatuto S está diseñado para hacer frente a una afluencia masiva de refugiados, lo que no siempre ocurre. «Espero al menos que la solidaridad que los suizos sienten con la gente ucraniana tenga un impacto positivo en las otras personas refugiadas en el país, porque están exactamente en la misma situación. Es gente que también está desarraigada», comenta la profesora de Derecho.

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?