Navigation

Suiza firma un acuerdo tributario con Colombia

Los ministros colombiano, Luis Guillermo Plata, y suizo, Hans-Rudolf Merz, intercambian los acuerdos firmados. Keystone

La meta común: dar certidumbre a las inversiones bilaterales y sentar cimientos sólidos para la negociación –en curso- de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre el gobierno de Bogotá y los cuatro países de la EFTA.

Este contenido fue publicado el 31 octubre 2007 - 15:10

La economía colombiana recibió la noticia adicional de nuevas inversiones de Holcim y Sika en 2008.

Colombia cerró el mes de octubre con una visita oficial a Suiza y, de regreso a casa, se llevó en la maleta un acuerdo en materia impositiva, nuevas inversiones empresariales, avances en la negociación de un tratado de libre comercio y el compromiso de estrechar la relación económica bilateral en 2008.

De hecho, la cita en Suiza es el tercer encuentro bilateral ministerial que sostienen los dos gobiernos este año. El primero, en mayo, tuvo lugar en Bogotá. El segundo, en Lima, se materializó en agosto.

Y esta vez la delegación colombiana, encabezada por el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata, se entrevistó con el ministro de Finanzas helvético, Hans-Rudolf Merz, la ministra de Economía, Doris Leuthard, directivos de empresas suizas como Holcim o la constructora Sika, y con parlamentarios interesados en dinamizar la relación económica con Sudamérica.

'No' a la doble tributación

El pasado viernes (26.10.), Hans-Rudolf Merz citó en su oficina de Berna al ministro colombiano Luis Guillermo Plata para firmar, en nombre de sus respectivos gobiernos, un Acuerdo para Evitar la Doble Tributación (conocido genéricamente como ADT).

"Este documento tiene por objeto evitar que los inversionistas suizos y colombianos paguen impuestos dos veces, en el país de origen de la inversión y después en el país de destino, un fenómeno que se presenta frecuentemente entre economías y que inhibe los proyectos productivos", explicó Luis Guillermo Plata a la prensa al final del encuentro.

Si todo marcha según lo previsto, el ADT entrará en vigor en 2009. Esto se debe a que, tras la intención manifiesta de los gobiernos, se requiere el aval de los Parlamentos respectivos dados los compromisos legales y económicos que entraña.

"Los dos gobiernos nos hemos comprometido a trabajar intensamente con nuestros respectivos Parlamentos para que conozcan a fondo el contenido del ADT desde los primeros meses del 2008, de modo que se convenzan pronto de sus beneficios y le otorguen su respaldo", detalló Plata.

¿Por qué Colombia?

La cita celebrada entre las dos naciones durante la última semana de octubre tuvo más de una arista.

De hecho, la Embajada de Colombia en Suiza organizó en la víspera a la firma del ADT (25.10.) un seminario llamado '¿Por qué Colombia?' que tuvo lugar en un céntrico hotel zuriqués.

El encuentro se tradujo para el gobierno del presidente Álvaro Uribe en un compromiso de inversiones conjuntas por 40 millones de francos suizos por parte de la cementara suiza Holcim y de la constructora suiza Sika.

Al foro asistieron alrededor de 100 empresarios helvéticos de alto nivel, entre ellos miembros de empresas emblemáticas como Nestlé, UBS o Novartis.

Durante su participación en el seminario, Monika Burzi, directora de Relaciones Económicas Bilaterales de la Secretaría de Estado de Economía (Seco), confirmó su interés por estrechar la relación con Colombia, "una economía dinámica y con un gran potencial, ya que su Producto Interno Bruto (PIB) crece a tasas muy atractivas" (superiores al 4% anual).

Rumbo al TLC

Sin embargo, tanto el acuerdo para evitar la doble tributación como la cita con los empresarios son en realidad la antesala de un proyecto mucho más ambicioso: un Tratado de Libre Comercio (TLC).

En mayo de 2006, Suiza y Colombia abonaron el terreno al firmar un Acuerdo de Promoción y Protección a la Inversión (APPRI). La misión del APPRI –firmado en Zúrich y con vigencia desde 2007, fue garantizar estándares internacionales de tratamiento y protección para los inversionistas de los dos países.

Y ya en abril del 2007, Doris Leuthard dio a conocer en Berna que Suiza estaba lista para negociar un TLC con Colombia y Perú.

La noticia causó revuelo en Sudamérica y se tradujo en hechos un par de meses después, cuando el bogotano hotel La Fontana fue el punto de encuentro para iniciar la negociación del TLC entre la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) –integrada por Suiza, Islandia, Liechtenstein y Noruega– y los gobiernos de Colombia y Perú.

Ahí se pactó que existieran tres rondas de discusiones con miras a conseguir un primer borrador del TLC para marzo de 2008, un objetivo que avanza pero que se encuentra ligeramente retrasado.

Múltiples encuentros

Como se citó anteriormente, la primera ronda de reuniones para un TLC tuvo lugar en Bogotá; la segunda, en Perú; y la tercera acaba de concluir (31.10) en Berna.

Y se requerirán al menos dos rondas más discusiones, confirmó el embajador suizo en Perú, Beat Loeliger.

El diplomático adelantó que se prevé una cuarta ronda de discusiones hacia febrero o marzo de 2008, nuevamente en Bogotá. De no existir un acuerdo definitivo, entonces se esperaría una ronda final en Lima pasada la primavera.

A juicio de Loeliger, la negociación entre la EFTA y los gobiernos de Colombia y Perú es fluida y positiva, menos compleja que una negociación con la Unión Europea (UE), porque se circunscribe al ámbito del intercambio comercial, dejando fuera temas políticos.

Las mesas de trabajo establecidas por el momento, son las siguientes: acceso a bienes industriales; agricultura; normas técnicas; sanitarias y fitosanitarias; solución de controversias; asuntos institucionales; reglas de origen; servicios; inversiones; propiedad intelectual; cooperación; y temas laborales y ambientales, entre otros.

Y los pasos dados buscan una relación cada vez más estrecha entre la EFTA y los dos países sudamericanos.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

El nuevo Acuerdo para Evitar la Doble Tributación entre Suiza y Colombia exentará a las empresas helvéticas de la obligación de pagar impuestos en Suiza por las ganancias que obtengan de sus negocios en Colombia.

Colombia emprendió en 2007 la agenda comercial más importante de su historia reciente, que incluye 20 acuerdos de doble tributación y cuatro TLC. Su relación con Suiza es clave en este proceso.

Los dos parlamentarios helvéticos más interesados en estrechar relaciones entre Suiza y Colombia son los senadores Germann Hannes (Partido Socialista) y Peter Briner (Partido Radical Demócrata).

End of insertion

Datos clave

Los productos que más exportó Suiza a Colombia en 2007 son químicos, farmacéuticos, alta tecnología y maquinaria.

En contrapartida, Colombia vendió a Suiza frutos (uvas, bananas y mandarinas, sobre todo), hortalizas y oro.

La inversión extranjera directa (IED) de Suiza en Colombia sumó 22 millones de francos en 2007 y se dedicó a la construcción, comercio y electricidad, minería y transporte.

End of insertion
En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?