Navigation

Suiza exhorta a Belgrado a no recurrir a la violencia

La población y una unidad de los servicios especiales se dan fraternalmente la mano en las calles de Belgrado. Keystone

Al igual que otros países, Suiza hace un llamamiento a una transición pacífica y al restablecimiento de la democracia en Yugoslavia. En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores declara que el presidente Milosevic debe "retirarse".

Este contenido fue publicado el 06 octubre 2000

Belgrado vive una insurrección popular contra el régimen de Slobodan Milosevic. Cientos de miles de ciudadanos salieron el jueves a la calle para exigir la marcha del presidente serbio.

En un llamamiento Suiza solicita al Gobierno y al Ejército yugoslavos que no recurran a la fuerza para reprimir las protestas y hagan todo lo posible para "evitar un baño de sangre".

El Ministerio helvético de Asuntos Exteriores, en un comunicado emitido este jueves (5.10.), se declara "convencido de que el presidente yugoslavo debe respetar la voluntad del pueblo y sacar las consecuencias retirándose".

Asimismo expresa su más profunda preocupación por la evolución de la situación en Yugoslavia, sobre todo después del asalto al Parlamento por los manifestantes.

Los ciudadanos helvéticos en Belgrado no corren peligro, según declaró a swissinfo el portavoz del Ministerio de Exteriores, Ruedi Christen, pero se les ha ofrecido la posibilidad de abandonar el país, dijo. Berna ha encargado a su Embajada en Yugoslavia observar con atención la situación de los ciudadanos suizos en el país.

Este viernes, los presidentes de las dos Cámaras del Parlamento Federal manifestaron su apoyo a las fuerzas democráticas en Serbia. "Esperamos que Yugoslavia sea pronto una república libre en Europa y brinde así un futuro de paz a toda la región", declaró el presidente de la Cámara Alta, Carlo Schmied.

Cientos de miles de ciudadanos celebraban anoche (5.10.) en las calles de Belgrado su victoria sobre el régimen de Milosevic, en el poder desde hace 13 años, después de los asaltos a la sede del Parlamento, la televisión pública y otros centros estratégicos en la capital yugoslava.

Incitados por la oposición por temor a una eventual contraofensiva del régimen, muchos manifestantes pasaron la noche en la calle cantando y bailando.

swissinfo y agencias

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Ordenar por

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?

No se ha podido registrar su suscripción. Por favor, inténtalo de nuevo.
Casi hemos terminado... Necesitamos confirmar su dirección de correo electrónico. Para completar el proceso de suscripción, por favor pulse sobre el enlace del correo que acabamos de enviarle.

Las entregas más relevantes esta semana

Manténgase al día con las mejores entregas de swissinfo.ch directamente en su buzón.

Entre semana

La Declaración de privacidad de la SRG SSR explica cómo se recopilan y se utilizan los datos personales.