Navigation

Suiza estudia el impacto de una posible prohibición de la UE al petróleo ruso

Activistas de Greenpeace bloquearon la descarga de un petrolero ruso en Asgardstrand, cerca de Oslo, Noruega, como parte de una protesta contra la invasión rusa de Ucrania, el 25 de abril de 2022. Keystone / Ole Berg-rusten

Bruselas ha propuesto una prohibición gradual de todas las importaciones de petróleo ruso como parte de las nuevas sanciones contra Moscú por su invasión de Ucrania. En Suiza hay opiniones divergentes sobre el posible impacto de las prohibiciones europeas en el suministro energético del país alpino.

Este contenido fue publicado el 04 mayo 2022 - 16:30
Keystone-SDA/Reuters/sb

Como parte de un sexto paquete de sanciones, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha propuesto este miércoles un embargo de petróleo por etapas a Rusia. También ha anunciado planes para sancionar al principal banco de Rusia y prohibir a sus emisoras de radio y televisión en Europa, en un intento de profundizar el aislamiento de Moscú. Estas medidas aún deben ser aprobadas por los países de la UE.

Hasta ahora, Suiza se ha sumado a las sanciones comerciales y financieras aplicadas por la UE contra Rusia, aunque no es miembro del bloque europeo. Hay opiniones encontradas sobre el posible impacto en Suiza de una futura prohibición del suministro de petróleo o gas ruso a Europa.

El lunes, el ministro suizo de Economía, Guy Parmelin, declaró a la televisión pública suiza SRF que la situación sería "difícil" para Suiza.

"Suiza depende totalmente de las importaciones de petróleo y gas", declaró Parmelin, y subrayó que el Estado suizo no puede intervenir porque en Suiza las importaciones de gas dependen del sector privado, que se abastece en los mercados europeos.

El gas representa aproximadamente el 15% del consumo final de energía de Suiza y se utiliza sobre todo para la calefacción y la cocina. Aproximadamente la mitad proviene de Rusia. Tras el estallido de la guerra, Suiza ha intensificado sus esfuerzos para obtener gas de otras fuentes y asegurar una capacidad de almacenamiento adicional, así como la importación de gas natural licuado.

La UE ha iniciado un diálogo sobre un posible embargo de gas natural, pero el consenso entre los países miembros sobre el objetivo de este combustible utilizado para generar electricidad y calentar los hogares es más difícil de conseguir. Los países miembros obtienen alrededor del 40% de su gas natural de Rusia.

Suiza no se ve amenazada

Mientras tanto, un alto representante de la asociación suiza de importadores de combustible, Avenergy Suisse, está menos preocupado por el impacto de una futura prohibición europea de las importaciones de petróleo de Rusia.

A pesar del elevado consumo de combustibles líquidos en Suiza, la mayor parte del petróleo importado procede del norte de África y América del Norte, no de Rusia, declaró el director adjunto Fabian Bilger a la agencia de noticias Keystone SDA.

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores suizo, Nigeria, México y Estados Unidos son las principales fuentes; sólo el 0,3% del crudo se importa de Rusia. En total, las importaciones suizas de crudo representan sólo el 25% del total importado, mientras que el 75% es petróleo ya refinado en la UE, añadió Bilger. En su opinión, el mercado del petróleo y su logística son muy flexibles y cree que el petróleo ruso puede sustituirse por importaciones de otros países productores.

"El petróleo puede transportarse de diferentes maneras, por barco, tren u oleoducto, y hay productores en todo el mundo. Los compradores de materias primas en Europa parecen haber reaccionado ya a la amenaza de un embargo petrolero y están comprando mucho menos petróleo ruso", señaló Bilger.

Las medidas propuestas por la Comisión Europea este miércoles incluyen la eliminación progresiva de los suministros de crudo ruso en un plazo de seis meses y de productos refinados para finales de 2022.

Si el acuerdo sigue adelante, Estados Unidos y Gran Bretaña se unirían al embargo, dos países que ya han impuesto prohibiciones para cortar una de las mayores fuentes de ingresos de la economía rusa.

Los países de la UE han pagado más de 47 000 millones de euros (47 430 millones de dólares) a Rusia por gas y petróleo desde que invadió Ucrania, según la organización de investigación Centre for Research on Energy and Clean Air.

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?