Navigation

Suiza en el proceso de paz de Guatemala

Un 'graffiti' recuerda el número masivo de víctimas del conflicto armado. Keystone

Berna trata de crear espacios de diálogo entre el gobierno y la sociedad civil para buscar soluciones a la impunidad, fortalecer el Estado de derecho y promover el respeto de los derechos humanos.

Este contenido fue publicado el 08 septiembre 2004 - 11:07

Mô Bleeker, coordinadora del programa de promoción de la paz en Guatemala, traza un balance tras quince meses de trabajo.

Al llegar a Guatemala en mayo del 2003, Mô Bleeker tenía la misión de implementar en este país un programa enfocado “en la transformación de conflictos como un instrumento importante de la promoción de la paz, en el sentido de que los actores locales pueden trabajar en los conflictos existentes, en una dinámica en la cual cada actor puede tener más sustancia en sus posiciones y su entendimiento de la realidad.”

Durante más de un año, la consejera en promoción de la paz puso en marcha este proyecto del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores, ejecutado por la División Política IV a cargo de la seguridad humana, la promoción de la paz y los derechos humanos.

La estrategia de implementación del programa tiene dos vertientes. Por un lado, busca crear espacios de diálogo entre las organizaciones de la sociedad civil, las instituciones gubernamentales y la comunidad internacional en materia de lucha contra la impunidad, el tratamiento del pasado, fortalecimiento del Estado de derecho, respeto des los derechos humanos y la transformación de conflictos.

Por otro lado, financia proyectos relacionados con estos temas. En este marco, apoya el programa de promoción de la paz de las ONG suizas que trabajan en el departamento del Quiché, más precisamente en la región de Ixil.

En esta zona de mayoría indígena, muy golpeada durante el conflicto armado que azotó a Guatemala durante 36 años, estas ONG, con sus contrapartes locales, acompañan a las organizaciones y gobiernos de la región en la búsqueda colectiva de vías de resolución de los conflictos en materia de tierra y reconciliación entre los actores del conflicto armado, y ayudan a fortalecer la justicia y el respeto a los derechos humanos.

Espacios de diálogo

En el marco del trabajo que ha desempeñado desde la embajada de Suiza en Guatemala, Mô Bleeker se ha reunido con las instituciones del Estado y de la sociedad civil, discutiendo, por ejemplo, sobre la manera de acompañar a la Procuraduría de los Derechos Humanos y la coalición de organizaciones sociales en temas como la organización de la futura Comisión Internacional de Investigación (CICIACS), de la comisión de resarcimiento o del control democrático de las instituciones de seguridad.

“Mi papel ha sido también organizar espacios donde se habla del mismo tema con gente del Estado y de la sociedad civil para ver, después de un análisis común, si hay propuestas y soluciones comunes”. Con el impulso dado a estos espacios de diálogo y de concertación, trató de crear procesos de construcción de confianza para lograr poco a poco cambios de actitudes sobre los temas de la impunidad, la justicia y los derechos humanos.

Un balance positivo

Después de quince meses de labor, Mô Bleeker se muestra satisfecha por las reacciones muy positivas frente a estos esfuerzos. Resulta difícil medir el impacto, pero hay un “gran número de personas y organizaciones que nos buscan en la embajada para pedirnos apoyo no tanto material, sino para facilitar una reflexión sobre tal o tal tema o un encuentro con el Estado.” Tal vez lo más importante es que Suiza sea percibida como un “interlocutor de confianza”.

Esta confianza se debe también a que el programa de promoción de la paz llega en un momento en el cual muchos actores internacionales se van de Guatemala, como es el caso de la MINUGUA – la Misión de las Naciones Unidas en Guatemala para la verificación de los acuerdos de paz – que dejará el país a fines del presente año.

Nueva etapa

El regreso de Mô Bleeker a Berna, desde donde dirige desde el primero de septiembre los proyectos de promoción de la paz en Guatemala y México, no significa que el programa se interrumpa.

“Ahora hay que seguir profundizándolo”. Esta nueva etapa estará a cargo de un nuevo coordinador, Miguel Mörth, un abogado alemán muy cualificado que conoce a fondo el terreno por estar radicado en este país centroamericano desde hace más de 10 años.

Está previsto que el programa siga existiendo durante varios años más, ya que depende de las coyunturas. “Si cubriéramos el periodo del nuevo presidente Berger y pudiéramos hacer todos los esfuerzos posibles con todos los actores involucrados para que las conclusiones de la Comisión de esclarecimiento histórico y algunos acuerdos de paz pudieran ser aplicados”, puntualiza Mô Bleeker.

”Creo que después entraríamos en una fase de cooperación técnica, por más largo plazo. Los programas de promoción de la paz de la División IV actúan más en coyunturas a mediano plazo, a largo plazo”, agrega.

swissinfo, Patrick John Buffe, México D.F.

Datos clave

Ejército y paramilitares se enfrentaron durante 36 años a la guerrilla de izquierda.
El conflicto armado causó 200.000 víctimas.
En 1996 se firmaron los acuerdos de paz.
MINUGUA ha vigilado su cumplimiento, pero deja el país a fines de año.

End of insertion

Contexto

En 2003 Suiza puso en marcha un programa de promoción de la paz en Guatemala. Uno de sus objetivos esenciales es crear alianzas para la transformación constructiva de conflictos.

Mientras Mô Bleeker dirige ahora desde Berna los programas de promoción de la paz en Guatemala y México, el nuevo coordinador en la Ciudad de Guatemala es el abogado alemán Miguel Mörth.

End of insertion
En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?