Navigation

Suiza comercia con los países más pobres

Productos del Tercer Mundo tendrán aranceles reducidos al entrar a Suiza. Keystone Archive

La Confederación aplicará a partir del 1 de abril los aranceles más bajos de la historia a la entrada de productos de los 49 países menos desarrollados del mundo.

Este contenido fue publicado el 08 marzo 2004 - 13:52

Favorecerá la venta de lácteos, huevo, legumbres y otros bienes, de economías como Ruanda, Etiopía o Nepal.

Suiza redobló el apoyo que otorga a las economías de los 49 países más pobres del planeta a través de una estrategia que facilitará el intercambio comercial con esas naciones.

Los aranceles que aplicará a partir del 1 de abril a la importación de bienes como el cacao, lácteos, tabaco, legumbres, frutas o miel, entre muchos otros, serán hasta 75% inferiores a los que la Confederación aplicaría a cualquier otra economía en desarrollo o industrializada.

El objetivo de esta decisión, oficializada por el Consejo Federal el pasado viernes (05.03), es coadyuvar al fortalecimiento de naciones como Senegal, Laos, Nepal, Zambia o Afganistán, explicaron a swissinfo expertos en aranceles de la Secretaría de Economía.

Detallaron que Suiza y la Unión Europea optaron desde el año 2001 por la iniciativa “Todo excepto las armas”, en la que les facilitan el acceso a sus mercados a partir de la abolición de muchos aranceles que normalmente pagan los productos que ingresan a Europa.

Esta política comercial es fundamental para estas naciones, dado que integran a más de 615 millones de personas, según los datos más recientes del Banco Mundial (2002).

En más de 85% de los casos la gente vive por debajo de la línea de “pobreza extrema”, lo que implica sobrevivir con menos de 1,10 francos suizos al día. De ahí que el desarrollo comercial sea vital para sus economías.

Productos y países favorecidos

De acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC), algunos de los 49 países menos avanzados del mundo son:

Guinea Ecuatorial, Haití, Islas Salomón, República Centroafricana, Yemen, Yibuti, Zambia, Afganistán, Angola, Bangladesh, Benín, Burkina Faso, Burundi, Bután, Cabo Verde, Camboya, Laos, República Unida de Tanzania, Ruanda, Samoa, Chad, Etiopía, Gambia, Togo, Tuvalu, Uganda, Kiribati, Lesoto, Liberia, Madagascar, Malaui, Maldivas, Malí, Mauritania, Mozambique, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Guinea, Guinea-Bissau, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Myanmar, Nepal, Níger y Vanuatu.

La reducción arancelaria prevista por Suiza prevé tres etapas.
La primera entró en vigor en enero del 2002 e implicaba “descuentos arancelarios” de 30%.

La segunda es la actual, que disminuye entre 55 y 75% los impuestos que cobra a la entrada de los productos de estos países.

Y la tercera considera una eventual eliminación del cobro de aranceles a estas economías, pero eso es algo que habrá de decidir el Parlamento de Suiza hacia el 2006.

Por ahora estamos en la segunda etapa, que considera tres tipos de descuentos: 55, 65 o 75% con respecto a las tasas normales que se cobrarían a países como Estados Unidos, Canadá, Hong Kong o Australia, por citar algunos ejemplos.

Los productos más favorecidos (reducción de 75%) son: legumbres, tubérculos alimentarios, frutas comestibles, cítricos, aceites animales, azúcares, todo tipo de harinas y cereales.

Cabe destacar que también el tabaco y las bebidas alcohólicas disfrutan de este tratamiento preferencial dado el peso que tiene para dentro de los países menos desarrollados.

La reducción de 65% aplicará para la importación de leche y sus derivados exclusivamente.

En tanto, la reducción de 55% beneficiará la importación de carnes rojas, animales vivos, huevos y aves.

Preocupación internacional

La Organización para las Naciones Unidas fue la primera en ocuparse de una política de apoyo para los Países Menos Avanzados (PMA) desde 1981 a través de una conferencia celebrada en París. El esfuerzo se repitió una década después, en 1991.

Sin embargo, los avances en estas dos décadas han sido limitados. Sólo Botsuana ha conseguido abandonar el grupo PMA, en 1984, por lo que la ONU decidió ir más lejos y organizar en Bruselas en el 2001 una cumbre para discutir vías de apoyo para estas naciones.

En la declaración final, tanto Suiza como el resto de los países europeos aceptaron apoyar a estos países a través de la transferencia de recursos financieros, el desarrollo de proyectos educativos y la aplicación de aranceles preferenciales.

El objetivo final es que antes del 2015 se reduzca a la mitad el total de población que habita en extrema pobreza.

swissinfo Andrea Ornelas

Contexto

*En el mundo hay 49 naciones consideradas como “menos avanzadas” en términos económicos, entre las cuales se encuentran Benin, Ruanda, Malí o Etiopía.
*Suiza decidió reducir entre 55 y 75% los aranceles que cobra a los productos que importa de estas naciones a partir del 1 de abril, entre los que se incluyen fruta, legumbres, aves, huevo, tabaco y bebidas alcohólica.
*Estos países tienen una población total de más de 615 millones de habitantes y 85% de ellos sobreviven con menos de 1,10 francos suizos al día
*El interés por fortalecer la economía de estos países es compartido por Suiza y por el resto de Europa a través de una iniciativa que conduce la ONU

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?