Navigation

Suiza abandonará la energía nuclear para el 2034

La central de Mühleberg, en el cantón de Berna, data de 1972. Ex-press

El gobierno suizo decidió este miércoles eliminar las centrales nucleares una vez que cumplan 50 años de funcionamiento. El primer reactor que quedará fuera de servicio será el Beznau I, en 2019.

Este contenido fue publicado el 25 mayo 2011 - 17:04
swissinfo.ch y agencias

El gobierno optó por un retiro progresivo de la energía nuclear en un país que cuenta con cinco centrales.

Después de Beznau I, Beznau II y Mühleberg seguirán en 2022.  La central de  Gösgen será cerrada en 2029 y la de Leibstadt, en 2034.

Al explicar la decisión del gobierno, la ministra suiza del Medio Ambiente, Doris Leuthard, precisó ante la prensa que “hasta ahora, la energía nuclear formaba parte de nuestra política energética, ya que representaba dos ventajas con respecto a las otras fuentes: Por una parte, costaba menos y por otra, no producía emisiones de bióxido de carbono”.

Empero, añadió la también responsable de la cartera helvética de Energía y Transportes, “luego de Fukushima, tenemos que reflexionar sobre si queremos vivir en Suiza con el riesgo residual vinculado a las centrales”.

Por otra parte, dijo, la evolución del mercado muestra que la energía nuclear tiende a ser más cara, mientras que las energías renovables se hacen más baratas.

Tres escenarios

La Confederación había elaborado tres escenarios posibles luego de Fukushima. El mantenimiento de las instalaciones existentes con un eventual reemplazo de los tres sitios más antiguos; la no sustitución de las plantas al final de su período de explotación y un abandono más rápida con la desactivación de las instalaciones existentes antes de que concluyera su período de funcionamiento.

Las opciones del statu quo y de la salida rápida fueron descartadas. Como era de esperar, el gobierno optó por la segunda solución, y recomienda no reemplazar las plantas al término de su vida útil.

La elección del Consejo Federal servirá sin duda como recomendación para el Parlamento que legislará el 8 de junio sobre el tema.  La decisión final de los diputados es esperada para mediados de junio.

Costos importantes

 La desconexión de las centrales nucleares será costosa. De acuerdo con el Consejo Federal, el proyecto de ley para cubrir las necesidades de electricidad de una manera diferente será de entre el 0,4 y el 0,7% del roducto interno bruto (PIB), es decir de 2.200 a 8.300 millones de francos.

La energía nuclear será sustituida por energía hidráulica, energías renovables, amén del producto de instalaciones de cogeneración de calor y fuerza y de plantas de gas. El incremento de la cuota de energías fósiles aumentará las emisiones de CO2 entre 1.09 y 11.92 millones de toneladas en 2050.

Empero, la aplicación de medidas para mejorar la política energética deberá incidir en la reducción de emisiones de CO2 en 14,4 millones de toneladas con respecto al nivel de 2009. Como resultado, las emisiones no deberán seguir en aumento, aun cuando se incremente la producción de combustibles fósiles.

En cuanto al financiamiento, el Consejo Federal estudia la posibilidad de aplicar un cargo de incitación o un céntimo energético.  El asunto será analizado en otoño.

Efecto Fukushima

El desastre del 11 de marzo, en Japón, cuando un terremoto afectó las centrales nucleares de Fukushima, había reactivado el debate en Suiza sobre el futuro de la energía nuclear, en un país montañoso que obtiene más de 50% de su energía de centrales hidroeléctricas, alrededor del 40% del sector nuclear y un 10% de fuentes renovables.

Tres días después del seísmo en Japón, Berna decidió suspender sus planes de renovar las centrales nucleares.  El gobierno también encargó a la Inspección Federal de Seguridad Nuclear (ENSI) analizar la causa exacta del accidente en Japón y sacar conclusiones.

Mientras que en 2003, tres años después de concluida una moratoria de diez años en la construcción de nuevas centrales nucleares, la gente rechazaba la extensión de la moratoria, así como el abandono progresivo de la energía nuclear, la movilización anti-nuclear ha retomado bríos en las últimas semanas.

El domingo 22.05, unas 20.000 personas se reunieron para protestar cerca de la central Beznau (Argovia), algo no visto desde hacía 25 años ...

nucléaire en suisse

El 56% de la electricidad producida en Suiza proviene de las centrales hidroeléctricas.

El 39% de las plantas nucleares.

El 3% de otras fuentes.

De todas las energías renovables (solar, eólica, basura, biomasa y biogás) 2%

Fuente: Oficina Federal de la Energía

End of insertion
En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?