Navigation

Tras la huella de personas desaparecidas

Las primeras 24 a 48 horas son cruciales para encontrar a una persona desaparecida. Keystone

Se van sin previo aviso y dejan a familiares y amigos sumidos en la angustia. Cada año desaparecen en Suiza alrededor de 5.000 personas. Para encontrarlas, la Fundación SwissMissing ha creado una red de búsqueda y de intercambio de información.

Este contenido fue publicado el 11 mayo 2011 - 13:21
swissinfo.ch

"El mes más trágico del año es agosto“, dice Ivan Schmidt, presidente de SwissMissing. “Porque la temperatura es caliente, la gente no piensa dos veces antes de tomar la decisión de huir, pues por todas partes encuentra una oportunidad para dormir al aire libre".

Los motivos de una persona para desaparecer son de lo más variado, incluidos problemas de salud mental o física, sociales o familiares, y entre los desaparecidos hay representantes de todos los estratos sociales, dijo

Schmidt.

El número de secuestros y desapariciones  - como en el caso de las gemelas  Alessia y Livia, secuestradas por su padre poco antes de que éste se suicidara, y de las cuales aún hoy no hay rastros - es muy bajo, según Schmidt. "Son alrededor de 100 casos por año".

Búsqueda por Facebook y SMS

La Fundación SwissMissing data de 2007 y se encarga de recoger, procesar y publicar información sobre personas desaparecidas, además de que coordina las operaciones de búsqueda. A raíz de una experiencia propia, Schmidt tuvo la idea de crear esa red.

"Soy amigo de una persona cuyo hijo desapareció. Cuando le ofrecí mi ayuda comprobé que hubía algunos vacíos en el proceso de búsqueda, especialmente en lo concerniente a la coordinación de las diversas instituciones que se ocupan de las personas desaparecidas".


Por ejemplo, la página web del Departamento Federal de Policía, donde se publica la lista de las personas buscadas, no es actualizada constantemente, añadió Schmidt.

"Y no es por falta de buena voluntad”, precisa, “sino porque la publicación en su página web requiere la aprobación del cantón respectivo". Una autorización que a menudo no se da por la insistencia de las familias afectadas.

Además de todas las informaciones recopiladas por SwissMissing  -  "el 99 por ciento de las unidades policiales suizas nos envían notificaciones de muertes" - la fundación utiliza los diferentes sistemas para afinar la búsqueda, desde SMS hasta las redes sociales.

“En Facebook y en otras plataformas internacionales hemos creado una red a través de la cual podemos llegar a decenas de miles de personas en muy poco tiempo, indica Schmidt.

Unidad canina de búsqueda

Desde fines de 2010, SwissMissing asume un rol todavía más activo. Durante una campaña nacional, la organización hizo un llamado a los dueños de perros para que los entrenen en el llamado ‘Mantrailing’.

Mediante esta técnica, el animal es capaz de seguir una pista específica – el olor de la persona buscada - después de olfatear su vestimenta o un objeto con el que haya estado en contacto.

"Tenemos aproximadamente 30 voluntarios", señala Schmidt. "Hemos ayudado, por ejemplo, en la búsqueda de las gemelas desaparecidas en Confignon, en las cercanías de Ginebra".

La fundación no realiza un trabajo de detective, precisa el presidente de SwissMissing. “Nos ponemos en acción solamente a pedido de la policía o de los familiares. Pero en este último caso informamos siempre a las fuerzas del orden“.

El trabajo de SwissMissing “puede jugar un papel importante para las familias afectadas“, confirma el vocero de la Policía del cantón de Vaud. “Hacemos nuestro trabajo; sin embargo, las expectativas (de la familia) son siempre tan altas que no podemos satisfacer todas“, indica Jean-Christophe Sauterel a swissinfo.ch

La colaboración entre la policía y la fundación, que tiene su sede en el cantón del Tesino, se basa en la protección de la confidencialidad, agrega Sauterel.

Mejor el cuerpo sin vida…

Según estadísticas de la policía, en Suiza desaparecen cada año alrededor de 5.000 personas. “El 80% son ubicadas o regresan a casa voluntariamente”, apunta Schmidt. "Son cruciales las primeras 24 a 48 horas”.   

Una búsqueda puede prolongarse meses o años. En el portal común sobre de las policías cantonales está el caso de una adolescente de 16 años del cantón de Vaud. Desde 1976 no se sabe nada de ella.

Es difícil no quedar atrapado emocionalmente en las diversas historias, señala Iván Schmidt, "especialmente cuando conciernen a menores de edad."

Uno de los casos más dolorosos fue el de Ylenia, de cinco años, que fue secuestrada en el verano de 2007 en Appenzell. La policía encontró sus restos un mes y medio después en un bosque del vecino cantón de St. Gall. 
 
"Puede sonar duro, pero para las familias resignadas a lo peor, es mejor encontrar el cadáver que permanecer en la incertidumbre. No saber nada es una angustia interminable".

La búsqueda

La búsqueda de personas desaparecidas en Suiza es responsabilidad de las fuerzas policiales cantonales y comunales.

La policía publica un comunicado de desaparición solo en casos urgentes (menores de edad, sospecha de que la persona fue víctima de un crimen o de un accidente), o cuando se presume la existencia de peligro para la persona (riesgo de suicidio).


Cuando se trata de personas buscadas por motivos personales o administrativos, la policía no publica comunicados.

Para estos casos existe una unidad especial de búsqueda dentro del Departamento Federal de Policía (Fedpol), que ayuda a las familias cuyos parientes están desaparecidos desde mucho tiempo atrás.

Desde el 1° de enero de 2010 opera un sistema nacional de alarma en caso de secuestro de niños. Desde febrero, tales notificaciones de búsqueda pueden ser enviadas también por SMS.

End of insertion

Manser, un caso misterioso

Uno de los casos más misteriosos es el de Bruno Manser, activista suizo que luchaba contra la tala de las selvas vírgenes. 

El basiliense era conocido por su esfuerzo para defender a los bosques y los indígenas que los habitan en Sarawak, estado malayo en la isla de Borneo.

De 1984 a 1990 convivió con la población Penan, una de las últimas comunidades del mundo que viven en las selvas vírgenes.

Su lucha contra la explotación de los bosques despertó la ira de la industria de madera tropical y del gobierno de Sarawak.

Desde el año 2000 está desaparecido. Numerosas acciones de búsqueda han sido infructuosas.

En marzo de 2005, el Tribunal Civil de Basilea lo declaró muerto.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?