Navigation

Sobre los 'indignados' de siempre y los de Europa

Adolfo Pérez Esquivel recibió a swissinfo.ch swissinfo.ch

Hace 10 años, el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, le escribía una carta al entonces presidente argentino Fernando de la Rúa, advirtiéndole que debía cambiar el rumbo porque el país colapsaba.

Este contenido fue publicado el 22 diciembre 2011 - 18:28
Norma Domínguez, Buenos Aires, swissinfo.ch

Hoy, el artista y pacifista reflexiona sobre aquella crisis social de Argentina y habla de los nuevos indignados del Mundo. ¿Demandan lo mismo?

Además de ser escultor y arquitecto, Adolfo Pérez Esquivel sigue militando por la Paz, cruzada que inició en los años sesenta y que continúa a sus 81 años.

Al cumplirse una década de la peor crisis financiera, política y social de la que tenga memoria el país sudamericano, swissinfo.ch se reunió con el Nobel de la Paz argentino para analizar los efectos de aquellos sucesos, y preguntarle si los ‘indignados’ que actualmente protestan en el mundo se parecen a aquellos argentinos que coparon las calles hace 10 años…

swissinfo.ch: Argentina ha cumplido 10 años de aquel estallido social que marcó un antes y un después en la historia del país. ¿Cómo recuerda esos días?

Adolfo Pérez Esquivel: Recuerdo que un día antes de la masacre y represión vivida el 19 y 20 de diciembre de 2001, le enviaba una carta pública al entonces presidente argentino Fernando de la Rúa.

En aquel momento en el país morían alrededor de 100 niños de hambre y de enfermedades evitables por día, más de 14 millones de compatriotas vivían en la pobreza y muchos de ellos en la miseria absoluta.

swissinfo.ch: ¿Qué decía aquella carta?

A.P.E.: En la carta destacaba una vez más el estado crítico que vivíamos y las casi 3 millones de voluntades que había logrado la Consulta Popular del ‘Frente Nacional Contra la Pobreza’ para detener las políticas de hambre del Gobierno Nacional de ese entonces.

Le decía, literalmente, “escucha el clamor de tu Pueblo”, y le preguntaba qué tenía pensado hacer: ¿Reprimir a un pueblo hambreado y dolorido? ¿Esconder la cabeza como avestruz para no ver ni oír? ¿Continuar con la política que le imponían desde Washington?

Lamentablemente, al día siguiente, él y los suyos nos contestaron lo que ya sabíamos y de la peor forma...

swissinfo.ch: ¿Cómo evalúa aquellos acontecimientos?

A.P.E.: Se pueden hacer muchos análisis al respecto, pero lo fundamental es que nadie entra en la casa de uno si no se le abre la puerta, salvo que sean delincuentes que entran por la fuerza.

Es por esta razón que no debemos olvidar que la soberanía no existe cuando el pueblo y su patrimonio son entregados a la voracidad de los mercados y la especulación financiera. No hay Patria sin pueblo.

A 10 años de aquellas jornadas de diciembre debemos recordar, muy en especial las jóvenes generaciones marcadas por esos hechos, que a través de las luchas sociales se han logrado gobiernos constitucionales, se han revertido políticas de exclusión y se han conquistado nuevos derechos.

swissinfo.ch: Usted critica la actual estructura de la ONU y dice que hay que democratizarla…

A.P.E.: Cuando se constituyen las Naciones Unidas, después de dos Guerras Mundiales, comienza con una premisa muy importante: “Nosotros, los Pueblos del Mundo”. Hoy esos ‘pueblos’ no están presentes y siguen imperando los 5 países con derecho al veto. Hoy es una estructura enorme y burocrática. Hay que democratizarla y dar voz a esos ‘pueblos’ que hoy no están.

swissinfo.ch: Hoy Europa y el mundo entero está viviendo las protestas de los “indignados”. ¿Se compara este fenómeno con lo vivido aquí hace 10 años?

A.P.E.: ¡Nosotros, mucho antes que los indignados de Europa, hemos vivido indignados siempre!

Pero, (Maurice) Merleau-Ponty dice “Un revolucionario no se hace por la ciencia, se hace por la indignación”. La indignación frente a las injusticias, el hambre, a la pobreza… (Sonríe con resignación)

En Europa se han indignado porque se les terminó el “estado de bienestar”. Nosotros no, vivimos indignados frente a otras injusticias más elementales.

swissinfo.ch: ¿Y no es una injusticia que se les termine el estado de bienestar?

A.P.E.: Sí. Lo que pasa aquí es otra cosa. Eso que ahora se les termina tiene que ver con un sistema económico internacional perverso, que después de saquearnos a nosotros, ahora está afectando a los mal llamados ‘países centrales’. Esta es una forma de pensar totalmente distinta.

swissinfo.ch: ¿Por qué?

A.P.E.: Porque este no es primer mundo, segundo mundo o tercer mundo. Este es un solo mundo mal distribuido. Ese ‘bienestar’ era a costa de aquellos que nunca lo tuvieron. Me parece bien que estén indignados y que comiencen a pensar en un mundo más distributivo. Creyeron que nunca les iba a alcanzar esto, pero hoy los alcanza, lamentablemente.

swissinfo.ch: Usted es muy reconocido en Suiza, ¿cuál es opinión sobre este país como referente de los Derechos Humanos?

A.P.E.: Conozco Suiza desde hace muchísimos años. Es sede por excelencia de organismos de Derechos Humanos, de Trabajadores, del Concejo Mundial de Iglesias… Todos los organismos internacionales los encontramos allí.

Es un país abierto y un país de acogida a los refugiados, que no solo ha sido muy importante para nuestra región, sino para el mundo, porque es un crisol de pueblos. Y Suiza siempre me impresiona porque tiene una diversidad increíble a nivel poblacional y a la vez tiene un ordenamiento y una valoración que funciona como reloj.

Adolfo Pérez Esquivel

-Nació en Buenos Aires, Argentina, 26 de noviembre de 1931.


-Es escultor, arquitecto y pacifista argentino.


-En 1980 recibió el Premio Nobel de la Paz por su compromiso con la defensa de los Derechos Humanos en Iberoamérica.


-Fundó en 1974 el SERPAJ - Servicio Paz y Justicia de Argentina.


-Pertenece a la Liga Internacional por los Derechos y la Liberación de los Pueblos.

-Acaba de presentar su último libro 'Resistir en la esperanza', con motivo de cumplirse 30 años de haber recibido el Nobel de la Paz.

End of insertion

Crisis Argentina de Diciembre de 2001

 -Fue una crisis financiera, política y social generada por la restricción a la extracción de dinero en efectivo de plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorro denominada "Corralito".

-El 19 de diciembre hubo un estallido con importantes saqueos a supermercados y otra clase de tiendas en distintos puntos de Buenos Aires.

-Esa noche el presidente De la Rúa decretó el estado de sitio.

-Ante esta medida antidemocrática, cientos de miles de ciudadanos salieron espontáneamente a las calles a protestar exigiendo "que se vayan todos".

-Esto causó la renuncia a la presidencia de Fernando de la Rúa el 20 de diciembre.

-Durante las protestas hubo represión y murieron 39 personas por las fuerzas policiales y de seguridad, incluyendo 9 menores de 18 años.

-En diez días se sucedieron 5 Presidentes interinos, quedando Eduardo Duhalde hasta las elecciones de 2003

End of insertion

Los suizo-argentinos en la crisis

En  2002, 400 doble nacionales suizo-argentinos retornaron a Suiza.

-La mayoría recibió asistencia social de los cantones de acogida.

-Zúrich y Ginebra acogieron al 90% de los retornados.

-La crisis económica de Argentina fue la causa principal del retorno.

-Desde la OSE visitaron Argentina para evaluar y concretar ayuda hacia los suizos residentes en Argentina, la mayoría segunda y tercera generación.

-La comunidad suiza en Argentina es la mayor de América del Sur con casi 16.000 ciudadanos suizos registrados y más de 50 asociaciones suizas activas en el país.

-Se estima que los descendientes ascienden a varios cientos de miles.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?