Navigation

Nueva COVID podría afectar a más de medio millón de suizos este verano

Tanja Stadler, exjefa del grupo oficial de trabajo COVID, asegura utilizar todavía mascarilla en el transporte público y en los centros de salud. © Keystone/ Valentin Flauraud
Este contenido fue publicado el 20 junio 2022 - 12:13
Blick.ch/Keystone-SDA/sb

Alrededor del 15% de la población suiza podría infectarse este verano con nuevas subvariantes de Ómicron, advierte la exjefa del grupo oficial de trabajo COVID-19.

Tanja Stadler considera que el riesgo de que las unidades de cuidados intensivos se sobrecarguen por esta nueva ola es "bajo", pero agrega que se pueden esperar más hospitalizaciones y casos de COVID prolongado.

“Suponemos que alrededor del 15% de la población [8,6 millones en total], más de un millón de personas, estará infectada”, declaró al periódico Blick.ch Enlace externoeste lunes. La mayoría de los afectados no se someterán a pruebas de detección, estimó.

Los países europeos están experimentando un aumento en los casos de COVID-19 impulsados por las subvariantes BA.4 y BA.5 de la cepa altamente infecciosa Ómicron.

Luego de tres meses de reducción del número de contagios, las nuevas infecciones han comenzado a aumentar de nueva cuenta en Suiza. La Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) informó de 16 610 casos nuevos el 14 de junio con relación a los siete días previos. El promedio diario de nuevas infecciones en ese lapso se situó en 2 124, un 45% más que la semana anterior.

Muchos casos pasan desapercibidos, según Stadler. Según análisis recientes de aguas residuales en Suiza, el número de casos es en realidad más alto que el invierno pasado, aseguró la experta al Blick.ch.

“Probablemente hay más de 80 000 nuevas infecciones por semana”, calcula, y agrega que la estimación actual es mucho más alta que las cifras comparables de los últimos dos veranos.

Menos casos graves

Los dos nuevos sublinajes de Ómicron, BA.4 y BA.5, fueron añadidos a la lista de monitoreo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en marzo y están considerados como variantes de preocupación por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

BA.4 y BA.5 no parecen conllevar un mayor riesgo de enfermedad grave que otras formas de Ómicron. Pero un aumento en el número de casos debido a los riesgos de tasas de transmisión más altas conduce a un aumento en las hospitalizaciones y muertes, dicen los expertos.

A pesar del incremento en las cifras, hay pocos casos graves en los hospitales suizos, indicó Stadler.

Según los datos más recientes de la OFSP, 371 personas fueron hospitalizadas con COVID en Suiza (+16% en comparación con la semana anterior), 18 de las cuales en cuidados intensivos (-14%) en los últimos siete días.

“Las estadísticas más recientes muestran que el 97% de la población adulta en Suiza tiene anticuerpos contra la COVID-19 gracias a las vacunas y las infecciones”, precisó.

Suiza no debería temer que las unidades de cuidados intensivos se sobrecarguen, comentó Stadler. Pero “con un número creciente de infecciones, más personas vulnerables terminarán en el hospital y también aumentará el número de casos prolongados de COVID. Se debe tener en cuenta que incluso una vacunación triple solamente brinda una protección limitada contra la infección”.

Todas las restricciones pandémicas fueron levantadas en Suiza desde el 1 de abril.

Artículos citados

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?