Navigation

La lucha contra la tuberculosis, aún actual

De aquí al 2015, la OMS espera duplicar el número de análisis para detectar los casos de tuberculosis. Keystone

Expertos suizos hacen un llamado para proteger al personal sanitario del riesgo de contraer una eventual infección tuberculosa.

Este contenido fue publicado el 24 marzo 2008 - 19:50

Los especialistas subrayan que los hospitales, las prisiones y los laboratorios son sitios de riesgo.

"La tuberculosis no es un problema en Europa Occidental, pero lo es en muchos otros países en vías de desarrollo y en otras partes del mundo. Un inmenso problema de salud pública que no ha sido resuelto", sentencia el médico Jean-Pierre Zellweger, de la Liga Pulmonar Suiza, en el Día Mundial contra la Tuberculosis.

De acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 9,2 millones de nuevos casos de tuberculosis fueron registrados en 2006. Millón y medio de muertes se registraron ese mismo año a causa de ese padecimiento.

La OMS estableció nuevas directivas destinadas a los profesionales de la salud que trabajan en medio ambientes de riesgo. Estos lineamientos fueron discutidos en un simposio que tuvo lugar en Münchenweiler, Berna, consagrado al tema. Las medidas serán difundidas en los próximos meses a todos los profesionales implicados.

Temores de contraer la enfermedad

"En los últimos años, en ciertos países crece la inquietud del personal de sanidad ante los temores de contraer la enfermedad. Varios de estos profesionales han efectivamente sido infectados", subraya Zellweger.

"Yo personalmente participé en un estudio realizado en un hospital rumano. Constatamos que muchos miembros de su personal habían sido infectados, lo que suscitó numerosos temores, justificados o injustificados, pero que debemos tomar en cuenta", advierte.

"En países como Suiza el riesgo es extremadamente bajo pues son raros los casos y son tratados adecuadamente. El hecho de que las medidas de seguridad, en particular en los laboratorios, sean aplicadas correctamente juega un papel importante para evitar contagios", reiteró el especialista.

Para evitar infecciones, los nosocomios y otros sitios susceptibles de ser centro de infecciones deben ser ventilados.

Los pacientes susceptibles de haber sido contagiados con el bacilo de Koch, origen de la tuberculosos, deben ser aislados. Si estas medidas no se aplican, los casos declarados pueden aumentar hasta 50 veces.

Las nuevas directivas desarrolladas por la OMS insisten en la necesidad de proteger al personal de cuidados en los hospitales, los centros de refugiados, las prisiones y los lugares situados en zonas donde aún la enfermedad está presente.

Intensificar la investigación

Pero la acción de la OMS es apenas una parte del plan de lucha mundial contra la tuberculosis, explica el médico helvético.

El objetivo principal este año será intensificar las investigaciones sobre nuevos medicamentos y buscar soluciones para los casos de resistencia a los medicamentos. Un fenómeno que se produce, por ejemplo, cuando los pacientes no ingieren sus medicamentos de forma regular o no respetan el periodo establecido para tomarlos.

"La OMS estima que alrededor de un medio millón de nuevos casos anuales no pueden ser tratados con los remedios habituales. El último medicamento eficaz contra la tuberculosis surgió en 1964", comenta Jean-Pierre Zellweger.

"Necesitamos que los investigadores y la industria farmacéutica se interesen en combatir esta enfermedad. Hay señales de esperanza y de interés, pero se requerirá de al menos cinco años antes de que haya nuevos medicamentos disponibles."

Sida, combinación mortal

Durante este año, la OMS también prevé tareas de sensibilización sobre los efectos mortales de la infección combinada de tuberculosis y sida, causa de epidemias de tuberculosis en muchos países.

Las personas infectadas con el virus VIH son particularmente vulnerables a la tuberculosis. En 2006, cerca de 700.000 pacientes tuberculosos eran seropostivos y 230.000 personas del millón y medio de víctimas mortales con tuberculosis, también padecían de sida.

En los últimos años, los exámenes de sida realizados a los pacientes tuberculosos han aumentado considerablemente, aunque aún se requiere duplicar su número para alcanzar los objetivos de la OMS, que pretenden cubrir a 1.600.000 personas anualmente, de aquí al año 2015.

En ocasión del Día Mundial contra la Tuberculosis, Jorge Sampaio, encargado del tema en Naciones Unidas, indicó que esta enfermedad ha sido "una causa muy importante de decesos entre las personas con sida o seropositivas."

"Varios países han demostrado que los objetivos relativos a la tuberculosis pueden ser alcanzados. Establecieron medidas que tendrán un impacto en las personas más expuestas, pero se trata de una batalla sin fin que hay que intensificar y mejorar", concluye Sampaio.

swissinfo, Jessica Dacey
(Traducido por Patricia Islas Züttel)

Datos clave

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que se transmite por una bacteria que ataca los pulmones y el sistema respiratorio.

Una persona infectada propaga la bacteria al toser, estornudad o incluso al hablar.

Los síntomas de la enfermedad son una tos seca persistente, sudores nocturnos, mala respiración, temperatura corporal anormal y pérdida de peso.

End of insertion

Enfermedad mortal

El Día Mundial contra la Tuberculosis es el 24 de marzo, fecha en la que Robert Kock hizo público su descubrimiento del bacilo infeccioso causante de la enfermedad. Era el año de 1882.

Sólo el sida se encuentra antes que la tuberculosis en la lista de decesos, origen de enfermedades infecciosas.

África presenta la tasa de infección más alta en el globo, mientras que Asia encabeza el número de casos. India tiene el mayor número de tuberculosos, seguida de China e Indonesia.

En Suiza, cerca de 520 casos fueron registrados en 2006. Alrededor de dos tercios de los infectados tienen origen extranjero.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?