Navigation

"Tuvimos el coraje de elegir a una mujer"

Joseph Blatter preside la FIFA desde 1998. Reuters

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha visitado la primera colonia suiza de Uruguay, Nueva Helvecia, que este año conmemora su 150 aniversario.

Este contenido fue publicado el 15 junio 2012 - 11:47
Norma Domínguez, Buenos Aires, swissinfo.ch

El primer Mundial de la FIFA, en 1930, se celebró en Uruguay, país que –junto con Argentina- aspira a organizar el del 2030.

swissinfo.ch: ¿La propuesta de Argentina y Uruguay para ser anfitriones del Mundial 2030 tiene posibilidades?

Joseph Blatter: Hace dos o tres años ambas federaciones presentaron a la FIFA un pedido especial con una candidatura común, y eso está registrado. Además, la Federación de Uruguay solicitó a la FIFA hacer una fiesta particular para conmemorar el centenario del Mundial de 1930, que se celebró y ganó Uruguay.

swissinfo.ch: Hace una semana terminó el Congreso de la FIFA. Por primera vez, se incorpora una mujer al Comité Ejecutivo, la burundesa Lydia Nsekera. ¿Qué implica para la FIFA?

 

J.B.: Fue una fecha histórica en la FIFA, que tiene ya 108 años de existencia. Nunca se había dado acceso a ninguna mujer en el Comité Ejecutivo. El pasado 25 de mayo, lo hicimos por primera vez en Budapest.

Y este congreso, que es masculino, finalmente le ha dado una gran ovación al aceptarla. En este momento es una princesa, una hija. Es una mujer de 45 años, con una carrera muy importante, miembro del Comité Olímpico Internacional, presidenta de la Federación de Fútbol de Burundi, miembro de la Comisión del Fútbol Femenino y el Mundial Femenino de la FIFA.

Hemos hecho muchos trabajos para promover el fútbol femenino en estos últimos años, y nunca habíamos tenido el coraje de elegir a una mujer.

swissinfo.ch: En 2015 se disputará el Mundial de Fútbol Femenino en Canadá con 24 selecciones…

 

J.B.: Exactamente, y en 2014 jugaremos el sub-20 en Canadá, como un ensayo, con 16 equipos. Pero con 24 equipos es un gran Mundial para la mujer.

En mi opinión, el Mundial 2011 de Alemania fue un ejemplo y especialmente la final que se jugó entre Japón y Estados Unidos, fue excepcional. Fue una ‘dramaturgia’.

swissinfo.ch: Canadá es ejemplo de cómo el fútbol atrae a las mujeres ¿Esto se replica en otros lados?

 

J.B.: Sí, especialmente en Canadá, el futuro del fútbol está en las mujeres, porque hay prácticamente más socios femeninos que socios masculinos. Debemos decir que en Norteamérica el balompié femenino es muy importante, hasta en México.

En 2014 celebraremos también un sub-17 en Costa Rica, cuya presidenta Laura Chinchilla, está muy interesada en organizar este Mundial al final de su mandato y en presentar el fútbol femenino en su país.

swissinfo.ch: ¿Cree posible que la FIFA se democratice lo suficiente como para tener  tantas mujeres como hombres en su Ejecutivo?

 

J.B.: (risas) Usted sabe que en el Comité Olímpico Internacional han introducido la cuota femenina, pero allí hay muchos deportes que están al mismo nivel en cuanto a participación de hombres y mujeres.

El fútbol tiene una tradición masculina, por lo que no es tan fácil introducir a las mujeres en las diferentes comisiones. Pero en la comisión técnica, en la de fútbol, en la de árbitros y en las comisiones de diferentes Mundiales tenemos mujeres.

swissinfo.ch: El último Congreso la FIFA decidió desdoblar en dos órganos el Comité de Ética. ¿Esto se debe a la creciente preocupación en Europa por el amaño de partidos?

 

J.B.: Pienso que son dos cosas diferentes. Respecto a la Comisión Ética de la FIFA hemos decidido reforzarla y dividirla en dos: en un tema de investigación y un tema de tribunal. Es para ayudarnos a controlar el fútbol fuera del campo de juego. Porque en el campo del juego es más fácil de controlar porque hay límites en la cancha, hay límites en el tiempo (son 90 minutos) y hay un árbitro.

Pero fuera de la cancha no hay límites, no hay árbitros ni tiempos. Con más de 300 millones de participantes en la FIFA es imposible controlarlo.

swissinfo.ch: ¿Y  el tema de los partidos amañados?

 

J.B.: Es una preocupación muy grande porque si el fútbol no puede vivir con seguridad el resultado, va a perder su esencia propia.

Por este motivo hemos hecho hace un año un acuerdo con Interpol, que trabaja especialmente con nosotros y con las autoridades jurisdiccionales.

Entonces continuamos en esa lucha y, naturalmente, debemos intervenir con sanciones severas, porque pueden estar involucrados jugadores, árbitros… Es un tema muy serio.

swissinfo.ch: Usted está comprometido en divulgar el mensaje de la importancia social del fútbol…

 

J.B.: Sí, porque el fútbol es una escuela de la vida. El balompié un juego de combate, pero de fair play (juego limpio), donde aprendemos a ganar y a perder. Y tiene ese mensaje que en la vida no podemos repetir tanto, que es la esperanza. Pues si perdemos un partido, sabemos que tenemos la posibilidad de ganar otro en dos días. Y después, otro y otro.

Ese factor educativo -podría decirse, ese factor filosófico- del fútbol es extraordinario que yo mismo voy a trabajar y a difundir: el factor de ayuda, el factor social que puede dar el fútbol.

Visita a Uruguay y Chile

El presidente de FIFA, Joseph Blatter, inició el pasado jueves (14.06) una visita de dos días a Uruguay, durante la cual visitó la colonia suiza Nueva Helvecia.

Durante una visita a Zúrich en septiembre de 2011, la alcaldesa María de Lima lo invitó a los festejos del 150 aniversario de la primera colonia suiza de Uruguay.

Nueva Helvecia ha sido la primera escala de una gira regional que llevará a Blatter a Montevideo y Santiago de Chile.

En la capital uruguaya están previstas reuniones con el presidente José Mujica, otras autoridades nacionales y  miembros de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

También inaugurará un nuevo campo de césped sintético al aire libre en el Complejo Uruguay Celeste. 

Tras Uruguay, el presidente de la FIFA viajará a Chile para asistir a las celebraciones de los 50 años del Mundial de 1962 celebrado en este país.

End of insertion

Joseph Blatter

Nació el 10 de marzo de 1937 en Visp, cantón Valais.

Se graduó en Comercio y Economía Política en la Universidad de Lausana.

Ingresó en la FIFA en 1975, en la que ocupó los cargos de director técnico (1975-1981) y secretario general (1981-1998).

Fue elegido presidente de la FIFA el 8 de junio de 1998, sucediendo al brasileño João Havelange, y reelegido en el cargo en 2002, 207 y 2011.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?