Navigation

Sembrando semillas con Klee

'Insula dulcamara' 1938 (Fundación Paul Klee). swissinfo.ch

Las obras de Paul Klee y una rica colección cubista que incluye lienzos de Pablo Picasso están entre los atractivos del Museo de Bellas Artes de Berna.

Este contenido fue publicado el 31 octubre 2003 - 21:32

El 'Kunstmuseum' tiene una oferta didáctica en 7 idiomas, dirigida también a los niños, en quienes se espera que germine la semilla del arte.

Más de 3.000 pinturas y esculturas que recorren 8 siglos de arte; y cerca de 48 mil dibujos, grabados, fotografías, películas y videos constituyen la riqueza del Museo de Bellas Artes, situado en el corazón bernés.

Actualmente se presenta la muestra con obras de los suizos Alberto, Diego y Giovanni Giacometti, pertenecientes a la colección del admirador y amigo de la familia de origen grisón, Eberhard. W. Kornfeld.

Pinturas y dibujos al carbón de Giovanni, muebles de Diego y dibujos, pintura y acuarela de la etapa temprana de Alberto, conocido más por sus alargadas figuras, también presentes en el Museo de Bellas Artes bernés, componen los objetos que reunió el admirador y amigo de la familia Giacometti.

Un museo completo

Pero la diversidad y gama de las colecciones expuestas en los tres pisos del museo recorren múltiples expresiones y épocas que nos llevan a viajar por la historia del arte, empezando con los antiguos pinceles italianos del siglo XIII hasta la pintura y escultura moderna y contemporánea, con Franz Gertsch, y una completa muestra de las esculturas de Bernhard Luginbühl.

Además, el museo nos introduce con bellos ejemplares del arte local producidos desde el siglo XV hasta nuestros días, pasando por la calurosa percepción de los suizos Albert Anker y de uno de los precursores del 'Kunstmuseum', Ferdinand Hodler, hasta llegar al arte bruto de Adolf Wölfli.

Pero "los japoneses sólo vienen por Paul Klee, aunque el interés y flujo de los visitantes varía, dependiendo de la temporada", comenta a swissinfo Sandra Flückiger, recepcionista en el museo y quien mejor sabe de las nacionalidades que visitan el recinto, a falta de un registro al respecto:

"Son turistas europeos, de Holanda, Alemania... algunos de Latinoamérica. El flujo mayor de turistas japoneses y estadounidenses continúa, aunque parecieran haber disminuido en número", describe.

Menos visitantes

Este turismo internacional disminuye tras el fin del periodo verano-otoño, y ahora son estudiantes y público local quienes asisten al museo.

En el 2002 se observó una disminución del 50% en el número de visitantes en comparación con el año precedente. La tendencia continúa.

"En realidad se podría establecer una comparación entre la situación de Suiza frente al mundo y la situación del Museo de Bellas Artes frente a los habitantes de Berna ya que casi nadie sabe dónde está o casi nadie lo ha visitado", comenta Teresa Ryf, guía en español en el museo, y agrega: "En proporción a los habitantes de esta ciudad son pocos los que han pasado por este museo".

Van Gogh, Picasso, Braque...

Trabajos de Henri de Toulouse-Lautrec, Pierre Bonnard o del expresionismo de Cuno Amiet engalanan las salas del museo. No obstante, la colección cubista ocupa un lugar preponderante.

“Además de la colección Klee, nuestra más bella colección son las pinturas de los cubistas: Pablo Piccaso, Georges Braque, Juan Gris, Fernand Léger o Henri Laurens; quienes buscaron las formas geometrías en la naturaleza, en los paisajes, en las casas, en una guitarra, en un violín, exagerándolas en el lienzo", explica a swissinfo, como lo hace a los visitantes del museo desde hace más de 20 años en francés, Catherine Baer.

Esta recopilación especial llegó a manos del museo en 1962 gracias a la fundación de Hermann Rupf, un suizo que comenzó a coleccionar las obras cubistas al tiempo que este 'ismo' se desarrollaba.

La obra central de esa colección, 'Violín apoyado en la pared' de Picasso, es uno de la decena de lienzos del artista español que se pueden admirar en Berna.

"El publico queda profundamente emocionado, ya que hay muchos Picassos y obras de su colega Juan Gris. El museo de Suiza posee el mayor numero de obras cubistas", advierte la profesora en Historia del Arte.

20 años acompañando a los visitantes

Baer forma parte del Departamento Pedagógico del museo que con motivo de su vigésimo aniversario realizó una jornada de festejo para grandes y pequeños.

El 29 de octubre pasado se estimuló, a través de líneas, formas y colores, el interés por el arte en decenas de niños con explicaciones en 7 idiomas: alemán, francés, inglés, italiano, hebreo, danés y español.

"Una oferta que responde a la importancia del Museo de Bellas Artes de la capital federal", advirtió Beat Shüpbach, coordinador de estas actividades pedagógicas.

Con una musa, la inspiración

Una musa descendió de los cielos con su arpa en mano para dar la bienvenida a los invitados que recorrieron 6 obras distintas.

Lo que más gustó a los pequeños de lengua hispana fue un cuadro de Robert Delaunay.

Sentados todos en el suelo, mirándolo con detenimiento, opinaron:

- ¡Es un caracol!
- ¡Una serpiente!
- ¡Yo veo un pez!
- ¡Es un caramelo!

Y después de escuchar que el autor se inspiró en el Sol para crear su lienzo, hicieron lo propio con los cálidos colores que el pintor francés utilizó.

También el popular Paul Klee y sus "3 trapecistas" en 'Arrogancia' fueron detectados con rapidez y plasmados de nuevo en papel por los pequeños que, aunque poco sabían de la advertencia del exiliado en esta obra ante la fuerza del nazismo, pudieron entender el aviso: el equilibrio es fácil de perder.

"Y es que los niños son como esponjas", indica Teresa Ryf al advertir que su labor y la de sus colegas de conducir a los menores en la apreciación del arte es "como sembrar una semillita; en algunos de ellos germinará y estoy convencida de que eso va a fomentar el número de visitantes en los museos".

Y así será, o al menos fue la promesa de los chiquitos que la acompañaron en el recorrido, quienes -pese a confesar no estar muy inclinados por el camino del arte-, prometieron volver al museo muy pronto en calidad de espectadores.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

El Museo de Bellas Artes de Berna es el más antiguo de Suiza y ofrece una de las más completas colecciones del país.

Entre sus atractivos principales se encuentra la obra de Paul Klee.

Un espacio especial ocupa la selección cubista y las obras de pintores locales de renombre internacional.

En 2001, poco más de 133 mil personas, de los cuales 20 mil estudiantes visitaron el museo.

En 2002, 61 mil personas visitaron el museo, de los cuales 10,460 estudiantes.

Pese a la disminución de visitantes se mantiene el interés por las visitas guiadas y los talleres impartidos por el Departamento Pedagógico, que festeja su XX aniversario.

Explicaciones en 7 idiomas: alemán, francés, inglés, italiano, hebreo, danés y español forman parte de la oferta del Museo de Bellas Artes de Berna.

Además del público infantil, la Asociación de mexicanos AMEX Berna y el programa MiraSuiza, para crear y aumentar la curiosidad, la simpatía recíproca y el conocimiento mútuo del pueblo español y suizo, han dirigido su mirada al Museo de Bellas Artes para oír el arte en español.

End of insertion

Contexto

Algunas de las obras de Picasso en el Museo de Bellas Artes de Berna:

- Madre y niño (1901)
-La bebedora (1902)
-Los dos saltimbanquis (1905)
-Follaje, árboles (1907 colección gráfica)
-Paisaje (1908 colección gráfica)
-Cabeza de hombre (1908)
-Busto de mujer (1908 colección gráfica)
-Dos figuras desnudas (1909 colección gráfica)
- Cabeza de hombre con pipa (1912 Colección gráfica)
-Violín apoyado en la pared (1912-15)
-Botella, clarinete, violín, periódico, vaso (1915)
-Fragmento de decorado para ballet (1921)
-Mujer sentada en azul y rosa (1925)
-La familia (1925 colección gráfica)

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?