Navigation

Recetas millonarias Betty Bossi

Emmi Creola-Maag, conocida más bien como Betty Bossi. (Foto Karin Hofer, NZZ) swissinfo.ch

Tras la marca suiza Betty Bossi se encuentra una millonaria de 91 años que aún prepara sus alimentos: Emmi Creola-Maag.

Este contenido fue publicado el 21 agosto 2003 - 21:50

En los años 50 esa ama de casa construyó una empresa que habría de convertirse en imperio gastronómico.

¿Qué tiene que ver la crisis del Canal de Suez con la cocinera artesanal suiza Emmi Creola-Maag?

Egipto nacionaliza el Canal de Suez en 1956 y provoca así una crisis entre Francia, el Reino Unido y Egipto. La desestabilización del Medio Oriente tenía repercusiones de seguridad en todo el mundo. Como consecuencia, muchos hogares suizos empezaron a almacenar víveres y productos de primera necesidad.

En este entorno, Emmi Creola-Maag tenía una idea gastronómica genial y empezó a comercializar el sentir de toda una nación. Con el apoyo de una empresa productora de aceite, Emmi Creola empezó a publicar en 1956 un diminuto correo con sugerencias para la cocina, el hogar y para ahorrar plata en tiempos difíciles.

Emmi Creola no usó su propio nombre para firmar sus correos gastronómicos, sino que suscribió su colección de buenos consejos con el pseudónimo de ‘Betty Bossi’.

La firma tenía que ser más que un nombre. La emprendedora ama de casa utilizó el nombre Betty en alusión a la precursora Betty Crocker, ama de casa que se perfila en Estados Unidos como consejera doméstica a partir de los años 20 del siglo pasado.

Connotación literaria

El nombre Betty tiene además una connotación literaria en Suiza. Las hermanas de dos escritores helvéticos illustres - C.F. Meyer y Gottfried Keller- se llamaban Betty. Betty no bastaba. Emmi Creola agregó Bossi: Betty Bossi. Bossi se pronuncia fácil y se entiende en todas las regiones lingüísticas de Suiza.

El correo de Betty Bossi empezó como un humilde aporte para economizar dinero y se transformó en una gran empresa a través de los años.

En 1972 el informativo diminuto de Betty Bossi se convirtió en una verdadera revista mensual de cocina. Hoy la publicación tiene un tiraje de más de 900’000 ejemplares.

A partir de 1973 Betty Bossi empezó a publicar libros de recetas para la clase media fáciles de realizar, con ingredientes de gran sencillez. Bajo el mismo nombre se inició la comercialización de aparatos domésticos y de utensilios de cocina.

Una nación aprende a cocinar

En un paso siguiente, Betty Bossi organizó seminarios sobre el arte de cocinar. Toda una nación aprendió a cocinar con las recetas de Betty Bossi.

En 1977 Betty Bossi llama la atención de la transnacional Unilever y funda la editorial Betty Bossi. La empresa crece constantemente hasta que en 1995 Ringier, una de las casas editoriales más grandes de Suiza, participa en el editorial Betty Bossi y profesionaliza aún más el aspecto publicitario.

El gran salto hacia la industrialización de las ideas de Emmi Creola-Maag se produce en el año 2001, cuando COOP, la cadena más importante de supermercados suizos, compra el 50% de las acciones de Betty Bossi.

Un conocimiento de viejo cuño

Los mercadotécnicos de COOP analizaban las cambiantes costumbres de los hogares suizos y sus preferencias culinarias. Llegaron a una conclusión que no debería sorprender a nadie: Los suizos quieren comer bien, productos frescos de buena calidad, pero nadie tiene el tiempo de preparalos.

Betty Bossi resuelve el problema. Una vasta gama de productos listos para consumir está ya en los estantes de COOP en todo el país: pastas, verduras, carnes, embutidos y creaciones nuevas.

El fundamento del éxito de Betty Bossi, Emmi Creola-Maag, vive hoy, a sus 91 años en un pequeño departamento. No necesita ayuda en sus quehaceres domésticos, se encuentra en buena salud y cocina sus propios platos.

Erwin Dettling, Zúrich

Contexto

La nacionalización egipcia del Canal de Suez en 1956 provocó una gran incertidumbre en Europa.

Los hogares helvéticos comenzaron el almacenaje de víveres.

En 1956 Emmi Criola-Maag empezó a publicar consejos prácticos, de economía y ahorro familiar, para tiempos difíciles.

El ama de casa firmó sus artículos con el pseudónimo de ‘Betty Bossi’.

En 1972 el diminuto informativo de Betty Bossi se convirtió en una revista mensual de cocina.

Hoy la publicación tiene un tiraje de más de 900’000 ejemplares.

End of insertion

Datos clave

A partir de 1973 Betty Bossi empezó a publicar libros de recetas.

Inició la comercialización de aparatos domésticos y utensilios de cocina.

Por ese entonces, impartió también seminarios de cocina.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?