Navigation

Por una norma penal contra la ablación de las niñas

Mujeres y una niña en una jornada de información sobre la ablación genital en Egipto. (Reuters)

Las mutilaciones genitales no se limitan al continente africano. Con la llegada de inmigrantes, los médicos suizos se ven confrontados con mujeres y niñas que han sido sometidas a esta práctica.

Este contenido fue publicado el 08 marzo 2007 - 09:00

Con motivo del Día Mundial de la Mujer, este 8 de marzo, UNICEF Suiza lanza un llamamiento contra esta plaga.

El Comité Suizo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha presentado un nuevo informe de opinión legal para exigir una norma penal que prohíba explícitamente la práctica de la ablación a niñas y mujeres en Suiza.

Cerca de 130 millones de niñas y mujeres en el mundo han sido víctimas de esta mutilación genital. A ellas se suman cada año otros tres millones de menores, en su mayoría de entre cuatro y doce años, a las que se les practica la ablación.

Elsbeth Müller, directora de UNICEF Suiza, confía en que una prohibición explícita de la ablación genital de las niñas en el Código Penal Suizo tenga un efecto preventivo y pedagógico.

"La ablación genital de las niñas atenta contra los derechos humanos porque es se trata de una lesión corporal", explica a swissinfo Elsbeth Müller. "Y es una mutilación que no podemos tolerar", puntualiza.

Manual para personal médico

Desde hace años UNICEF Suiza está comprometido en la lucha contra la mutilación –extremadamente dolorosa– de los órganos genitales femeninos. A veces esta práctica tiene consecuencias traumáticas y causa dolores de por vida a las mujeres en las relaciones sexuales, así como complicaciones durante el parto.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, en colaboración con otras organizaciones, ha elaborado un manual con el fin de que el personal médico sepa cómo atender a estas mujeres y niñas genitalmente mutiladas.

Ablaciones también en Suiza

La mutilación genital femenina es una práctica tradicional en muchos países africanos. Existe la creencia de que una niña que no se somete a la ablación no encontrará marido. UNICEF Suiza respalda campañas de información en Burkina Faso, Somalia y Gambia; con éxito.

Al reproche de intromisión en una cultura ajena, Elsbeth Müller responde: "Todas las culturas respetan la integridad corporal. Y desde hace siglos la ablación sólo acarrea problemas de salud y causa la muerte a niñas o a mujeres que dan a luz".

Con la ola de inmigración la ablación genital ha pasado a ser un tema candente en Europa. En Bélgica, Dinamarca, Francia, Gran Bretaña, Noruega, Austria, Suecia y España está prohibida.

Según estimaciones de UNICEF, solamente en Suiza viven cerca de 7.000 niñas y mujeres víctimas de esta mutilación. Y la organización sostiene que la protección de las niñas en Suiza es deficiente.

"En Suiza no son los médicos en un centro hospitalario quienes practican las ablaciones, sino que éstas se hacen en la clandestinidad", señala Elsbeth Müller. Se viaja con las niñas al extranjero o bien las menores son intervenidas por las escisoras que llegan a Suiza con esa misión.

Iniciativa parlamentaria

Desde hace años las organizaciones humanitarias piden que se conceda asilo en Suiza a las niñas y jóvenes mujeres que corren el riesgo de ser sometidas a esta práctica en sus países de origen.

"Hoy la mutilación genital no está considerada como una razón para conceder asilo, pero sí para postergar la repatriación", explica Elsbeth Müller.

El pasado mes de diciembre la Comisión Jurídica del Consejo Nacional (cámara baja) se pronunció a favor de una iniciativa parlamentaria que pide prohibir toda práctica de mutilación genital femenina.

El texto pide no sólo la persecución penal de quienes practiquen o inciten a la ablación en Suiza, sino también de quienes respaldan las ablaciones practicadas en el extranjero.

En el informe de opinión penal UNICEF llega a la conclusión de que dos formas de ablación genital provocan lesiones corporales graves: la infibulación y la escisión. Otras dos formas, en cambio, están consideradas como "lesiones corporales simples calificadas".

Por esa razón UNICEF Suiza respalda la iniciativa parlamentaria que exige una ley que prohíba explícitamente la ablación de las niñas.

swissinfo, Susanne Schanda
(Traducción del alemán: Belén Couceiro)

Datos clave

Los mayores índices de mutilación genital de niñas (datos UNICEF):

Guinea: 99% (práctica prohibida desde 2002)
Egipto: 97% (prohibida desde 1996)
Malí: 92% (penalizada como lesión corporal)
Somalia: cerca de 90%
Sudán: 90%
Eritrea: 89%
Etiopía 80% (prohibida por la Constitución)

End of insertion

Contexto

En 1975 la ONU declaró el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer.

Las organizaciones de mujeres organizan cada año una jornada de acción para recordar la situación social, política y jurídica de las mujeres.

Suiza se suma a la lucha: una delegación del Consejo Nacional (cámara baja) ha pedido a la Comisión de la ONU para el Estatus de la Mujer que se proteja mejor a los niños y a las mujeres contra la violencia, los abusos y la discriminación.

La presidenta del Consejo Nacional, Christine Egerzegi-Obrist, así como las diputadas Doris Stump y Ruth-Gaby Vermot, integraban la delegación.

Todo abuso contra las niñas es inaceptable y atenta contra los derechos del niño, declaró el embajador suizo, Peter Maurer, ante la Comisión.

End of insertion

Formas de mutilación genital femenina

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece varios tipos de mutilación genital femenina, conocida también como 'circuncisión femenina'.

Tipo I: Supresión del prepucio con o sin supresión de todo el clítoris o parte de él.

Tipo II: Supresión del clítoris con extirpación total o parcial de los labios menores.

Tipo III: Supresión de una parte o de la totalidad de los órganos genitales y sutura de la apertura vaginal (infibulación).

Tipo IV (varias no clasificadas): Estiramiento, punción, perforación o incisión del clítoris o de los labios, entre otras formas de mutilación genital.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?