Navigation

"Egipto es un barril de pólvora"

La represión contra simpatizantes de Mohamed Morsi incendia Egipto. AFP

Sangrienta evacuación de manifestantes partidarios del derrocado presidente Mohamed Morsi, centenares de muertos, estado de emergencia: la prensa suiza aborda el fortalecimiento político de los Hermanos Musulmanes y la guerra civil que se avecina en Egipto.

Este contenido fue publicado el 15 agosto 2013 - 12:15
Isabelle Eichenberger y Renat Kuenzi, swissinfo.ch

“Al ver las imágenes que nos llegan actualmente desde El Cairo, nos vemos obligados a hablar de guerra civil”. Para el Blick, “Egipto es un barril de pólvora que puede explotar en cualquier momento. Una elite contrariada, una economía estancada, una cólera difusa y sin freno en un pueblo de 84 millones de personas, todo ello forma una mezcla explosiva”.

“Egipto se despertó con un resabio de sangre (...) El drama que los mediadores internacionales trataron en vano de evitar, se produjo”. Para 24 Heures/ La Tribune de Genève, la masacre de El Cairo es “sin retorno”:

“Durante dos años, el ejército y los Hermanos Musulmanes se mostraron incapaces de jugar con sinceridad el juego democrático, volviendo finalmente a su enfrentamiento histórico”. El cotidiano en lengua francesa manifiesta su temor de “un escenario de guerra civil como en Argelia”.  

Der Bund comparte esa opinión: “Al parecer, Egipto se dirige hacia lo que nadie hubiera pensado posible: hay un aroma de guerra civil en el Nilo ... Aunque los islamistas sean minoritarios, se mantienen fuertes numéricamente, ideológicamente, y sobre todo, extremadamente bien organizados y preparados”. El diario bernés expresa su temor “del desgarramiento de una nación”: “Cuanto más dure la guerra de las calles -quizá con acciones terroristas-, más se preguntarán los soldados contra quién disparan: enemigos públicos o sus hijos, hermanos, sobrinos, vecinos”.

El corresponsal de Le Temps (Ginebra) confirma esas dudas en su titular: “No eran solamente Hermanos Musulmanes, eran egipcios”, al citar a un aturdido manifestante. Y para concluir, luego de narrar esta trágica jornada hora tras hora, asienta: “Para los moderados de todos los campos, el día resuena como un inmenso fracaso”.

Favorecer el culto al mártir

Para el Neue Zürcher Zeitung (Zúrich), al decretar el estado de emergencia, el ejército egipcio “se quitó la máscara”. “Esta escalada de la violencia generará lo que hasta ahora se manifiesta poco en Egipto, en comparación con otros países de la región: el culto al mártir, que a su vez despertará el deseo de venganza. ¿Venganza contra quién?  El abanico es amplio: policías, soldados israelíes, extranjeros y coptos”.

Südostschweiz (Coira) añade: “Los Hermanos Musulmanes, obviamente, no son inocentes en la escalada. “Desde el fracaso de su gobierno, la organización islamista rechazó cualquier diálogo y ahora aprovechará la muerte de mujeres y niños (...) porque sus dirigentes harán de la sangre de esos mártires el combustible de su máquina para reclutar y asegurarán con ella la solidaridad de otros grupos islamistas”.

El Wochenzeitung (Zurich) estima también que el régimen egipcio, “proporciona el buen papel a los Hermanos Musulmanes con esta escalada y les facilita las cosas (...)  al mismo tiempo, saben que permanecerán como un importante actor político también en el futuro”.

Para 24 Heures/ La Tribune de Genève, “es como si el expresidente Mubarak tuviera su silenciosa revancha desde las profundidades de la prisión de Torá, donde se le unió su sucesor, Mohamed Morsi”.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?