Navigation

EE UU y Rusia conversan en Ginebra sobre Ucrania

La tensión entre Estados Unidos y Rusia se incrementó tras de que Moscú enviara tropas para apoyar al gobierno de Kazajistán, blanco de fuertes protestas. Russian Defense Ministry Press Service
Este contenido fue publicado el 10 enero 2022 - 13:58

En medio de la tensión por el aumento de las tropas rusas en la frontera con Ucrania, diplomáticos estadounidenses y rusos del más alto nivel celebran este lunes en Ginebra una ronda especial de conversaciones. Rusia y Occidente han planteado exigencias aparentemente antagónicas. ¿Qué se puede esperar de esta reunión?

Esta es la tercera ronda de conversaciones bilaterales entre Estados Unidos y Rusia en Ginebra desde que el presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, se reunieran en la ciudad suiza en junio del año pasado en una cumbre muy mediática. La delegación estadounidense está encabezada por la vicesecretaria de Estado Wendy Sherman,Enlace externo mientras que la rusa está dirigida por el viceministro de Asuntos Exteriores Sergei Ryabkov, otro veterano diplomático.   

“La cumbre de 1985 en Ginebra entre el presidente estadounidense Reagan y el líder soviético Gorbachov marcó el final de la Guerra Fría, y una espera que las próximas conversaciones entre Estados Unidos y Rusia, en Ginebra, sean igual de importantes”, ha declarado a SWI swissinfo.ch la periodista ucraniana afincada en Ginebra Emilia Nazarenko. Es probable que sea un proceso permanente.

En el período previo a la reunión, ambas partes han moderado sus expectativas. Mientras Estados Unidos ha pedido a Moscú que reduzca las tensiones en Ucrania, Rusia ha dicho que no hará “ninguna concesión”. Un portavoz del Gobierno estadounidense ha reconocido ante la prensa que en estas conversaciones no habrá compromisos firmes, que serán “serias y concretas”, pero exploratorias.

A las conversaciones de Ginebra les seguirán una reunión entre Rusia y la OTAN, el miércoles en Bruselas, y otra de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) –de la que Ucrania también es miembro– el jueves en Viena.

Ruido de sables

Rusia, que ha desplazado casi 100 000 soldados cerca de su frontera con Ucrania, señala que no se está preparando para una invasión, pero quiere que Occidente retire su apoyo al Gobierno de Ucrania y detenga la expansión de la OTAN hacia el Este.

Washington ya ha desestimado algunas de las exigencias de Moscú por considerarlas inviables. En una conversación telefónica con Putin la semana pasada, el presidente estadounidense Biden reiteró que, si Rusia invadía Ucrania, Estados Unidos y sus aliados europeos impondrían sanciones sin precedentes. Putin ha respondido que las sanciones podrían llevar a una “ruptura total de los lazos”.

Laurent Goetschel, director del instituto de construcción de la paz Swisspeace, con sede en Basilea, afirma que el resultado de las conversaciones de Ginebra es incierto, pero que es importante que se produzcan, sobre todo porque son cara a cara y forman parte del Diálogo Estratégico de Estabilidad entre EE.UU. y Rusia iniciado tras la cumbre Biden-Putin. “Es importante que se produzcan como un mensaje hacia el resto del mundo, pero también dentro de los respectivos países. Tener un formato de interacción –que no es un formato de crisis inminente, sino algo que ocurre de forma más o menos regular– es muy importante para aliviar una situación y construir un cierto nivel de confianza”, ha declarado el experto a swissinfo.ch.

Coincide con él Nazarenko, que trabaja como freelance para varios medios de comunicación en ruso y está acreditada ante la ONU en Ginebra. “Que al menos haya diálogo, reuniones y conversaciones es un consuelo. Mejor una hostilidad inerte sin víctimas que hostilidades activas y muerte”, opina la periodista ucraniana.

También dice que si hay que creer a los expertos militares occidentales, el número actual de tropas rusas en la frontera de Ucrania es insuficiente para una invasión a gran escala. Pero ese es el temor de sus amigos y familiares en Ucrania y el de las autoridades del país. Espera que Rusia únicamente “utilice a Ucrania como trampolín para enfrentarse a Occidente”.

Para Goetschel evidentemente es posible que Rusia invada Ucrania. Aunque cree que es probable que “se expresen ciertas preocupaciones, que se comuniquen mensajes de amenaza, pero en realidad preparar una invasión de Ucrania no es el objetivo principal, sino obtener ciertas concesiones a nivel político y diplomático por parte de Occidente”.

El papel de Suiza

A diferencia de la cumbre Biden-Putin celebrada el pasado junio en Ginebra, en la que el presidente suizo ejerció de anfitrión y los invitados fueron recibidos en una histórica villa suiza, la reunión de este lunes se celebra en la embajada de Estados Unidos en Ginebra. A la hora de elegir el lugar, sin embargo, “el estatus neutral de Suiza, su larga experiencia en organizar y conducir negociaciones en cumbres, su diplomacia multilateral y la ubicación de la oficina europea de la ONU en Ginebra” han sido factores importantes, según Nazarenko.

“Biden y Putin se reunieron en Ginebra, así que cuando tienen lugar en el mismo lugar, evidentemente, se subraya la continuidad de estas reuniones”, añade Goetschel. “Pero también se puede decir que, en términos de tradiciones Este-Oeste y mirando hacia atrás en el período de la Guerra Fría, Suiza y Ginebra son lugares en los que se han producido muchos intercambios importantes”.

Nazarenko señala que en Lugano, ciudad del sur de Suiza, en julio de 2022 se celebrará una conferencia sobre las reformas en UcraniaEnlace externo. “Espero que para entonces para la sufrida Ucrania el peligro de guerra se haya desterrado para siempre”.

Traducido del inglés por Lupe Calvo

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?