Navigation

Deiss, presidente de la Asamblea General de la ONU

Joseph Deiss, en la Asamblea General de la ONU, antes de ser elegido presidente. Keystone

El antiguo ministro suizo de Exteriores Joseph Deiss fue elegido este viernes en Nueva York presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas. La elección se produjo por aclamación entre los 192 miembros del organismo.

Este contenido fue publicado el 11 junio 2010 - 17:31

Este puesto tiene carácter anual y se rige por el principio de rotación geográfica. Deiss era el único candidato del grupo de los Estados de Europa occidental.

La elección de Joseph Deiss como presidente de la Asamblea es un éxito diplomático para Suiza. Micheline Calmy-Rey, que recibió de Deiss en 2003 la cartera de Asuntos Exteriores, estuvo presente en la sala en el momento de la votación.

Deiss manifestó el agradecimiento por "el honor" que representa para Suiza su elección y la confianza que han depositado en su persona y en su país. "Los valores que abrazó Naciones Unidas al ser fundada siguen siendo absolutamente relevantes", afirmó el suizo, que ocupó la presidencia rotativa de Suiza en 1994.

Formalmente, la presidencia de la Asamblea General es la instancia más alta de la ONU. Aunque a diferencia del secretario general de Naciones Unidas –actualmente Ban Ki-moon– el presidente no tiene poder en la toma de decisiones.

Deiss fue propuesto en diciembre de 2009 y era el único candidato. Entrará en su nueva oficina durante la apertura de la 65ª sesión de la Asamblea General en Nueva York el próximo 14 de septiembre.

Es un puesto idóneo para el hombre que en 2002 convenció a los votantes suizos para que aprobarán finalmente la entrada del país en la ONU.

Deiss describió el izado de la bandera suiza en el cuartel general de la ONU en Nueva York en septiembre de 2002 como uno de los mejores momentos en su carrera política.

Tras ser profesor de Economía entró en el Gobierno de Suiza como miembro del Partido Demócrata Cristiano (PDC).

Los críticos le solían calificar de soso e insulso. Nadie cuestionó su seriedad o capacidad pero era visto como alguien falto de carisma y pasión. Sin embargo, los que lo conocen dicen que es mucho menos aburrido de lo imagen que da y que cuenta con un gran sentido del humor.

Valores suizos

Deiss se ve a sí mismo como un constructor de puentes, capaz de observar los asuntos desde distintos lados. Su capacidad como negociador le tiene que ayudar a desempeñar su posición de presidente de la Asamblea General.

Su habilidad para contemplar cuestiones desde más de un único ángulo puede tener algo que ver con sus antecedentes: procede del cantón de Friburgo y su ciudad natal queda más o menos en la frontera entre la Suiza francófona y la de expresión alemana.

Siempre se ha visto influenciado por ambas culturas y mentalidades. Por lo que es bilingüe, además de hablar inglés con fluidez.

Político cosmopolita de Suiza, donde el sistema político se asienta en el acuerdo y en el consenso, está acostumbrado a llegar a un término medio.

Tras ser nombrado en su nuevo puesto, Deiss dijo que creía que los valores suizos tradicionales, tales como la neutralidad y la capacidad para llegar a acuerdos, le habían ayudado.

Deiss comparó el papel del presidente con el de un árbitro que tiene que mediar entre equipos.

Sin embargo, aunque su designación puede ser vista como de éxito político para Suiza, no promocionará los intereses de Suiza. Éste es el papel de representante suizo permanente en Naciones Unidas, Paul Seger.

La labor de Deiss es la de hacer avanzar a la comunidad internacional en cuestiones que son materias de disputa entre los varios bloques de la ONU.

Primeros cometidos

En entrevistas con los medio suizos, Deiss dijo que sus principales tareas en la 65ª Asamblea General incluyen la reforma de la ONU, el debate sobre los Objetivos del Mileno y los asuntos económicos.

Así lo manifestó al diario ‘Tages-Anzeiger’ de Zúrich y al ‘Bund’ de Berna que el presidente de la Asamblea General podría jugar una función importantes en el proceso de reforma.

Como suizo estará en una posición inmejorable para intentar conseguir el consenso.

Por un lado, Suiza ya se mostró sólidamente a favor de la reforma. “Por otro, Suiza no tiene las mismas aspiraciones de amplio alcance como países que quieren convertirse en miembros permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, por ejemplo”.

Preguntado sobre si la votación del pasado noviembre que decidió la construcción de nuevos alminares puede limitar su capacidad de alcanzar compromisos, Deiss explicó que esperaba que esto aumentara la buena voluntad hacia Suiza.

Rita Emch en Nueva York, swissinfo.ch
(Adaptación: Iván Turmo)

JOSEPH DEISS

Joseph Deiss nació en 1946 en Friburgo, Suiza.

Está casado y es padre de tres hijos.

Fue profesor de Economía de la Universidad de Friburgo.

De 1993 a 1996 fue controlador de precios en Suiza.

El 11 de marzo de 1999 fue elegido como Consejero Federal (ministro), al suplir a Flavio Cotti al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En 2003 cambió de Ministerio para ocuparse del de Economía.

En 2004 ocupó la presidencia rotativa helvética y en verano de 2006 presentó su renuncia al puesto de Consejero Federal.

End of insertion

Asamblea General

La Asamblea General de la ONU está compuesta por los 192 Estados miembros, cada uno de los cuales tienen derecho a un voto.

Si se trata de deliberar sobre cuestiones importantes, relacionadas con la paz y la seguridad, la admisión de nuevos miembros y las cuestiones presupuestarias, se adoptan las decisiones con una mayoría de dos tercios de la Asamblea.

Las decisiones sobre otras cuestiones se adoptan por mayoría simple.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?