Navigation

ONG: La transparencia, para convencer

Niños abandonados en las calles de las grandes urbes de América Latina, una prioridad de la ONG suiza. Keystone

Terre des Hommes Suisse, juega la carta de la probidad para enfrentar la desconfianza creciente de la población helvética hacia el trabajo de las ONG.

Este contenido fue publicado el 23 agosto 2003 - 09:26

La organización dedicada a la infancia cuenta con el apoyo de las escuelas, de las autoridades de Ginebra y de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) atraviesan por un periodo difícil ante la pérdida de confianza de la población. Algunas se han visto envueltas en situaciones de falta de probidad. Los donantes locales escasean y los cantones y la Confederación reducen las subvenciones. No todas logran probar que cumplen con sus objetivos.

La Fundación Terre des Hommes, de Lausana, se vio afectada hace poco por la denuncia contra uno de sus representantes en África, acusado de abuso sexual a menores atendidos por la ONG caritativa.

El caso, por amalgama de nombres, causó un enorme daño a Terre des Hommes Suisse, que no es la misma organización, aunque provengan de una sola matriz. (Ver Más sobre el tema).

Pero Terre des Hommes Suisse, cuya sede central está en Ginebra, logró disipar los malos entendidos y ratificar su condición de una de las pocas ONG que siguen gozando del apoyo oficial y, sobre todo, de su base social cuyos donantes representan el 75% de su presupuesto. La organización financia proyectos de apoyo a la infancia en Bolivia, Perú, Uruguay y Colombia.

Varios factores clave

Juan Carlos Godoy, responsable de los proyectos en América Latina, y Souad Von Allmen, encargada de la comunicación de Terres des Hommes Suisse, conversaron con swissinfo acerca de sus actividades y la manera en que la ONG enfrenta la “crisis de confianza” y la escasez de donantes.

“Nuestros fondos provienen en su mayoría de donantes privados, el 75% del dinero que recibimos son donaciones de personas. Sólo el 25% proviene de los fondos públicos, ya sea de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), de la Municipalidad de Ginebra, o de la Federación Ginebrina de Cooperación, que aglutina a 50 asociaciones que trabajan en el área del desarrollo”, explica Godoy.

A su juicio, habría que analizar más en detalle los factores que expliquen la desconfianza de una parte de la población hacia el trabajo de las ONG. Entretanto, lo cierto es que hay menos dinero disponible y cada vez se hace más difícil encontrar donantes privados.

“Hay menos dinero para todo lo que es social, tanto a nivel interno como a nivel internacional. Las personas dan ahora menos dinero debido a la situación económica de Suiza. Antes, cuando Suiza andaba bien económicamente, la gente daba más”, señala.

El marketing humanitario

Juan Carlos Godoy precisa además que: “Hay cada vez más organizaciones y la torta tenemos que repartirla entre muchos. Esto ha llevado a que debamos recurrir a especialistas en búsqueda de fondos, lo que nosotros llamamos el marketing humanitario”.

Souad Von Allmen, responsable de la información de Terre des Hommes Suisse, confirma que la escasez de fondos y la disminución de donantes se debe efectivamente a que la gente desconfía cada vez más de algunas ONG poco transparentes.

“Hay que decir que la escasez de donantes se debe a que ahora hay también pobreza en Suiza, la clase media también está sufriendo, hay gente que tiene menos dinero que antes. Un 4% de la población está cesante, y muchos se han replegado en sí mismos, se han vuelto un poco egoístas, ya no quieren dar para los demás”, explica Soudad Von Allmen.

“Esto lo vemos a menudo cuando organizamos ventas de artesanía en diferentes ciudades para recaudar fondos para nuestros proyectos. La gente nos pregunta: ¿y qué hacen ustedes para los suizos que están mal?".

Las realidades son más conocidas

“La gente viaja mucho más que antes, ahora se conoce la realidad de Perú o de la India, por ejemplo, y prefiere entregar su colaboración directamente a la población necesitada y no a una ONG que se sabe tiene gastos administrativos, y el dinero se queda en Suiza. La gente ya no tiene mucha confianza en las ONG”, puntualiza la responsable de la comunicación de Terre des Hommes Suisse.

“Yo no sé si la desconfianza es generalizada, pero sí es cierto que ha habido ONG, de las que no puedo decir que se hayan robado la plata, pero sí han hecho una mala utilización del dinero destinado esencialmente a ser invertido en el terreno, como fue el caso de una ONG de Zúrich que el 80% de los fondos lo gastó en estudios y secretariado administrativo”, puntualiza Juan Carlos Godoy.

“No es el caso de nosotros, ya que utilizamos una pequeña parte de los recursos para gastos administrativos, inferior al 10%, y, por otro lado, tenemos un control que efectúa el municipio ginebrino y una oficina de auditores”, se apura en explicar Souad Von Allmen.

“Además, todos nuestros informes financieros son públicos. En nuestro periódico publicamos las cuentas, y de esta forma la gente sabe en qué estamos gastando las donaciones que nos hicieron llegar”, agrega.

swissinfo: Pero, ¿no creen ustedes que la crisis de confianza se debe también a la falta de probidad de ciertos colaboradores de ONG, algunos envueltos en casos de pederastia?

Juan Carlos Godoy: El asunto al que usted se refiere no nos afectó a nosotros, sino a la Fundación Terre de Hommes de Lausana. Nosotros no trabajamos en el terreno con personal suizo, sino que apoyamos a ONG locales. El problema fue de ellos, pero debido al nombre se hizo una amalgama.

Cierto, no puedo decir que eso no nos afectó, pues hubo gente que no hizo la diferencia entre todos los Terre de Hommes que existen y pensaron que era nuestra organización y entonces dejaron de apoyarnos.

Felizmente la misma Fundación en Lausana aclaró la situación y revisaron todo su funcionamiento. Hoy en día existe mayor control sobre el personal enviado al terreno.

Souad Von Allmen: Nosotros somos 12 personas asalariadas a tiempo parcial. Precisamente para disminuir los gastos administrativos contamos con un equipo muy grande de personas voluntarias que no sólo trabajan en las oficinas, sino que también son ellas las personas que siguen (el desarrollo) de los proyectos.

El voluntariado es quizás la mayor singularidad y la principal fortaleza de Terre des Hommes Suisse, una de las pocas ONG helvéticas que trabaja en proyectos destinados a favorecer a la infancia abandonada en los países del Sur.

swissinfo, Alberto Dufey

Datos clave

La transparencia de sus cuentas, el voluntariado y el apoyo de organismos oficiales constituyen la base del funcionamiento de la ONG suiza.

End of insertion

Contexto

En Suiza existen más de 3000 organizaciones no gubernamentales registradas por la Fundación Zewo.

Es un servicio especializado que censa todas las instituciones de utilidad pública que recolectan fondos en Suiza.

Terre des Hommes Suisse financia proyectos dedicados a la protección de la infancia en América Latina.

Su base son los cientos de voluntarios que se encargan de difundir los objetivos de la ONG.

El cantón de Ginebra y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación(COSUDE) respaldan la labor de la organización caritativa.

La "Marcha por la Esperanza" es organizada cada año por los escolares del cantón de Ginebra.

Es la manifestación de sensibilización hacia la causa de la infancia pobre en los países en desarrollo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?