Navigation

Novartis investigará pandemias más olvidadas

Novartis investigará enfermedades tropicales olvidadas. Keystone

En el Instituto de Singapur estudia el dengue y tuberculosis, enfermedades tropicales que afectan a países en desarrollo.

Este contenido fue publicado el 23 enero 2003 - 14:32

El grupo suizo el grupo dedicará 200 millones de francos para las investigaciones.

La reciente inauguración del Instituto Novartis para Enfermedades Tropicales permitió revisar el estado de la investigación de dos pandemias olvidadas por afectar principalmente a países en desarrollo y a las que el grupo dedicará 200 millones de francos suizos en una década.

El jefe de Investigación Corporativa de Novartis, Paul Herrling y presidente del consejo del Instituto destacó ante dos centenares de los mejores expertos del mundo, reunidos del 22 al 23 de enero, el desafío que representa empezar prácticamente de cero.

Ciencias biomédicas

También agradeció al gobierno de Singapur las infraestructuras ideales de trabajo en el complejo Biopolis que desde el 2004 se dedicará exclusivamente a la investigación de las ciencias biomédicas, "y que sin duda atraerán a los mejores científicos del mundo que además contarán con algo tan preciado como la proximidad a los pacientes de los países vecinos".

Desde que el presidente de Novartis, Daniel Vasella, anunciara en noviembre del 2001 la creación del Instituto, una decena de científicos trabajan ya en instalaciones provisionales mientras prosigue el reclutamiento de 70 especialistas, que en un primer momento investigarán y después enseñarán a graduados y posgraduados tras los eventuales acuerdos con Universidades suizas.

Según Herrling, profesor en Basilea y La Jolla (California, Estados Unidos) el grupo suizo otorga una gran importancia a la formación científica.

Si el dengue, que transmite el mosquito Aedes es endémico en los cinco continentes con 50 millones de infectados y 2.500 millones de personas en riesgo de contraerlo, a cuyo aumento contribuye la cada vez mayor movilidad geográfica, 2.000 millones de personas tienen en sus pulmones la bacteria de la tuberculosis, que se transmite al respirar.

Aunque solamente el 10 por ciento desarrollará la enfermedad, unos 4.000 millones están sometidos a riesgo.

Nuevos fármacos

El también presidente del consejo de administración del ya conocido como NITD (de sus siglas en inglés), calificó de "verdadera urgencia" la investigación y desarrollo clínico de nuevos fármacos pues los tratamientos existentes son antiguos, difíciles y largos (hasta 6 y 9 meses) lo que origina su abandono y el surgimiento de mutaciones y resistencias. El problema, muy grave en los países en desarrollo, deriva en 8 millones de casos nuevos anuales y 2 millones de muertes mientras que dejó secuelas permanentes en los pulmones de 500 millones de personas.

En la tuberculosis, las bacterias son cada vez más resistentes a los medicamentos por la larga duración de los tratamientos, que muchas veces es imposible controlar, además de su aumento dramático en el contagio a enfermos de SIDA que ya tienen un sistema inmunitario muy debilitado", declaró a swissinfo el profesor Herrling.

El Instituto tendrá acceso a los recursos generales para dichas investigaciones e impulsará la colaboración con organismos y Fundaciones interesados en concentrarse en primer lugar en la búsqueda de tratamiento, sin olvidar la prevención, de esas dos enfermedades olvidadas.
"Tal vez consigamos comenzar a probar fármacos en clínica dentro de 5 a 8 años", concluyó Herrling.

Swissinfo, Paloma Caballero, Singapur

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?