Navigation

Lucha a distancia por la "revolución bonita"

Juan Arias, economista venezolano, vive desde 1999 en Ginebra. www.bolivarianos.ch

El Comité Bolivariano de Suiza se prepara desde Ginebra para el Referéndum de este fin de semana en Venezuela, que pone en riesgo el futuro de Hugo Chávez en el poder.

Este contenido fue publicado el 10 agosto 2004 - 16:02

“Estamos trabajando con mucho entusiasmo para dar pelea electoral desde aquí”, afirma su presidente, Juan Arias.

Juan Arias es venezolano, tiene 41 años y desde 1999 vive en Ginebra con su esposa y sus tres hijos. Llegaron a tierras alpinas porque ella fue convocada para trabajar en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), y él decidió acompañarla, bajo la promesa de retornar a Venezuela.

“Le prometí a mi esposa que por siete años la acompañaría en ese proyecto, y luego regresaríamos, pues yo quería incorporarme a impulsar el proceso de cambio en nuestro país”, cuenta Juan Arias a swissinfo.

Economista de profesión, durante los primeros 2 años de estancia en Suiza se dedicó a la casa y al cuidado de los niños, luego se incorporó como empleado en una empresa helvética de informática, y desde el pasado diciembre trabaja para la Misión Diplomática de Venezuela.

Pero su proyecto más importante es el espacio de militancia que creó con su compatriota José Luis Briceño, un músico profesional de 40 años que comparte su pasión ‘chavista’.

Ambos fueron los promotores del ‘Comité Bolivariano de Suiza’, una organización civil que se define “de hombres y mujeres del pueblo, con profundas anclas culturales y sociales, con experiencia de trabajo comunitario y con muchísimo afecto por todo lo que dejamos en Venezuela”.

La ONG tiene actualmente presencia en nueve ciudades helvéticas, una página Web, un programa radial e importantes relaciones con los movimientos populares europeos.

“Hoy somos un grupo de veintisiete activistas, en su mayoría venezolanos. Uno es francés, dos son suizos y tres son españoles. Todos, acompañados por una red de más de cien amigos y colaboradores”, cuenta orgulloso.

Lucha a distancia por la ‘revolución bonita’

Arias entiende que el nacimiento de esta organización, en parte, se la deben a la oposición.

“Nosotros comenzamos a organizarnos para contribuir a evitar que la oposición tumbara a Chávez y volviera al poder. Y es que no sólo gobernaron muy mal en las cuatro décadas que estuvieron, sino que además, lo que mostraron el 11,12 y 13 de abril de 2002 quedará para la historia como expresión fiel del fascismo moderno. De modo que no bastaba con decir ‘no volverán’, teníamos que actuar para evitarlo”.

Más o menos así fue que en noviembre del año pasado se constituyeron formalmente, aunque venían trabajando desde tiempo atrás en distintas actividades. Y para Arias es mucho lo que vienen logrando.

“Hace 5 años, prácticamente no había bolivarianas ni bolivarianos en Suiza. El golpe de Estado de 2002 y todos los desmanes de la oposición, unidos a que los logros de nuestra revolución democrática y participativa progresivamente se vienen conociendo más, nos inspiraron para organizarnos y defender esta ‘revolución bonita’”

El Referéndum, el desafío actual

A pocos días del Referéndum Revocatorio al que será sometido el presidente Hugo Chávez y que ha hecho de Venezuela un país dividido entre ‘chavistas’ y ‘antichavistas’, Arias cuenta cómo se preparan desde Suiza.

“En estos momentos estamos trabajando con mucho entusiasmo para dar la pelea electoral desde aquí. En las últimas elecciones Chávez sólo logró obtener 5 votos y hoy estamos seguros que vamos a incrementar en más de 10 veces ese número en esta plaza”.

“Aparte de las actividades de calle que hemos realizado, ahora estamos haciendo contactos personalizados y precisando los detalles logísticos para que no se quede un solo bolivariano sin votar”, agrega.

Por otra parte, Arias explica que no aspiran a ganar las elecciones en Suiza, pues los venezolanos que aquí residen no son mayoritariamente de extracción popular.

“Además, algunos son los que se casaron con suizos de holgada situación económica y poco interés muestran por Venezuela o por conocer lo que ocurre”, sostiene.

“Este referendo no lo estamos asumiendo en Suiza como una confrontación electoral decisiva. Lo vemos como una gran oportunidad para seguir organizando nuestras fuerzas bolivarianas porque vendrán nuevas y más difíciles situaciones.

“Nosotros trabajamos para apoyar el proceso de cambio que vive Venezuela, cambio que se hace en democracia y en paz con el concurso de todos los sectores populares incluyendo a las Fuerzas Armadas”.

Mientras albergan la esperanza de un triunfo arrollador en el plebiscito del 15 de agosto, Arias asegura que seguirá luchando desde Ginebra.

“Estamos construyendo una nueva sociedad y un nuevo Estado, el cambio cultural que ello exige es un proceso que lleva su tiempo. Lo importante es tener claridad de propósito y la energía constante para que la marcha no se detenga. Hay motivos para estar alegres: una utopía está en marcha…en Venezuela”, concluye.

swissinfo, Norma Domínguez

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?