Navigation

Los suizos votan este domingo

Federalismo, finanzas e investigación científicas, los temas de las votaciones de este domingo. Keystone

Tres temas están en el programa de las votaciones federales de este domingo 28 de noviembre. Dos de ellos son objeto de un acalorado debate.

Este contenido fue publicado el 28 noviembre 2004 - 11:29

La ley sobre las células madre levanta problemas éticos. La reforma de la repartición de las tareas entre la Confederación y los cantones se topa con la integración de los minusválidos en la sociedad.

El tema que moviliza más a los ciudadanos es la Ley federal sobre las células madre. Este asunto es el más disputado de los tres sometidos al pueblo y el debate que le rodea es apasionado.

Según un último sondeo de opinión, esta ley debería ser aceptada, pero por muy pocos votos, al haberse reforzado el campo de los opositores en el curso de las últimas semanas.

Economía contra ética

La ley pretende autorizar y reglamentar la investigación científica en las células madre nacidas de embriones supernumerarios. Por ahora está prohibido utilizar estos embriones fecundados.

Los científicos ponen muchas esperanzas en la células madre. En vista de que son potencialmente capaces de dar origen a cualquier tejido u órgano, abren interesantes perspectivas a la medicina.

El Gobierno sostiene la ley que autoriza esas investigaciones, y la mayoría del Parlamento la ha aceptado. Además de los partidarios de la medicina están los que plantean un argumento económico: un gran productor de medicamentos como Suiza no puede sustraerse de la investigación en las células madre.

Pero el proyecto se topa con una resistencia doble. Los medios de defensa de la vida niegan, por principio, toda experimentación en un ser vivo, aun cuando los embriones supernumerarios no tengan una edad más de siete días.

La oposición también viene de los medios ecológicos y de una parte de la izquierda. Temen que esos ensayos acaben en derivaciones tales como el eugenismo o la clonación.

Los opositores ya consiguieron obtener el referéndum contra la ley. Resta saber si llegarán a convencer al pueblo que acude a las urnas este domingo 28 de noviembre. El desafío es posible; el último sondeo de opinión muestra que la gente está muy divida sobre la cuestión.

Una reforma que afecta a los minusválidos

La reforma de la perecuación financiera y de la repartición de las tareas entre la Confederación y los cantones es un tema un poco menos disputado. No obstante, la oposición existe.

La nueva perecuación financiera - sistema que le permite a la Confederación y a las regiones ricas ayudar financieramente a las regiones menos desarrolladas - puede toparse con la oposición de los cantones más ricos. Pero sólo el cantón de Zug se declaró contrario al proyecto.

La objeción más seria concierne a la repartición de las tareas. La reforma prevé que algunas de ellas pasen de la competencia de la Confederación a la de los cantones. Tal sería el caso de la gestión de los talleres protegidos para minusválidos.

La izquierda reaccionó ante esta transferencia porque, según considera, los minusválidos no serían tratados de la misma manera en todas partes. Algunos cantones preferirían dedicar su dinero a otros gastos. Por eso lanzó y obtuvo el referéndum.

La derecha sostiene en cambio la reforma. A su tenor, la izquierda juzga mal a los cantones, porque éstos pueden abordar la cuestión de los minusválidos tal como lo hace la Confederación. Los cantones ya han probado su eficacia en varios campos, particularmente en la enseñanza obligatoria, precisa la derecha.

Ninguna contestación

El tercer objeto de las votaciones: el nuevo régimen financiero de la Confederación, no es objetado por nadie. Se trata simplemente de reconducir hasta 2020 el derecho de la Confederación de percibir el impuesto federal directo (IFD) y el impuesto al valor añadido (IVA).

Siendo una particularidad suiza, el Parlamento y el pueblo son invitados periódicamente a pronunciarse sobre este derecho que pronto fenece.

Por tanto, una negativa constituiría una verdadera catástrofe. El IFD y el IVA le permiten en efecto a la Confederación percibir casi 30.000 millones de francos al año, o sea cerca del 60% de los ingresos del Estado. Por eso nadie parece recomendar un voto negativo en este asunto.

swissinfo, Christian Raaflaub
(Traducción y adaptación: Alberto Dufey)

Contexto

Los temas de la votación de este domingo:
Ley federal del 19 de diciembre de 2003 relativa a la investigación sobre las células embrionarias (Ley relativa a las células madres, LRCS).
Ordenanza federal del 3 de octubre de 2003 que concierne a la reforma de la perecuación financiera y de la repartición de las tareas entre la Confederación y los cantones (RPT)
Ordenanza federal del 19 de marzo de 2004 sobre un nuevo régimen financiero

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?