Navigation

Los nanoplásticos recorren largas distancias hasta los Alpes

Para su estudio en los Alpes, los científicos recogieron muestras de nieve cerca del Observatorio Sonnblick, situado a 3 106 metros de altura, en el centro de Austria. Credit: Eyeem / Alamy Stock Photo

La contaminación por plásticos está prácticamente en todas partes: en el agua, el suelo, los estómagos de los peces, los desechos humanos... incluso en la cima de las montañas o en las dos regiones polares. Una nueva investigación sugiere que la propagación de diminutas partículas de plástico -los llamados nanoplásticos- constituye un problema muy extendido y más importante de lo que se pensaba.

Este contenido fue publicado el 25 febrero 2022 - 09:00

Investigadores de Suiza, Austria y Países Bajos calculan que cada año llegan a SuizaEnlace externo casi 43 billones de diminutas partículas de plástico, hasta 3 000 toneladas.

Para sus cálculos, los científicos recogieron muestras de nieve cerca del ObservatorioEnlace externo Sonnblick, situado a 3 106 metros en la cima de una montaña en el centro de Austria, para estudiar cómo se propaga las partículas de nanoplástico.

Gracias a un nuevo método químico, pudieron calcular con precisión las cantidades y los tipos de nanoplástico depositados en el remoto lugar. A continuación se utilizaron datos meteorológicos y eólicos europeos y técnicas avanzadas de modelización para determinar el origen de las diminutas partículas y las rutas que han seguido a través de Europa hasta llegar a los Alpes, y también para establecer cálculos para la vecina Suiza.

Los científicos creen que aproximadamente un tercio del nanoplástico medido en la cima de la montaña procede de un radio de 200 kilómetros, principalmente de las ciudades cercanas. Sin embargo, los diminutos fragmentos de plástico procedentes de los océanos del mundo también llegan al aire a través del rocío de las olas. Calculan que alrededor del 10% de las partículas medidas en el estudio fueron transportadas por el viento y el clima en general a más de 2 000 kilómetros, algunas de ellas procedentes del océano Atlántico.

Contaminación por nanoplásticos en el Observatorio de Sonnblick (Austria). Zonas de origen repartidas a lo largo de todo el periodo de muestreo, con una distancia de hasta 2 000 km. Sciencedirect

"El registro más preciso de la historia"

La tasa exacta de depósito de nanoplásticos en el Observatorio de Sonnblick fue de 42 kg por kilómetro cuadrado y año. Según los Laboratorios Federales Suizos de Ciencia y Tecnología de los Materiales (EMPAEnlace externo por sus siglas en alemán), que participaron junto con la Universidad de Utrecht y el Instituto Central Austriaco de Meteorología y Geofísica en este estudio publicado en la revista Environmental PollutionEnlace externo, esos datos representan "el registro más preciso de contaminación atmosférica por nanoplásticos jamás realizado".

"Se trata de concentraciones bastante elevadas", señaló a SWI swissinfo.ch el investigador de la EMPA Dominik Brunner. "Realmente se trata de un problema global, ya que esos plásticos pueden ser transportados a lo largo de cientos o miles de kilómetros".

Para este estudio en los Alpes, los científicos recogieron muestras durante un mes y medio en 2017 de una capa superior de nieve cercana al observatorio. Para el análisis se utilizó un método químico que determina la contaminación de las muestras a través de un espectrómetro de masas.

"Nuestro método de detección es un poco como una nariz automática. E inesperadamente, detectó un olor a plásticos quemados en nuestras muestras de nieve", añadió el investigador principal Dušan MaterićEnlace externo de la Universidad de Utrecht.

Los científicos, que en un principio buscaban partículas orgánicas, se sorprendieron al encontrar nanoplásticos como el polipropileno (PP) y el tereftalato de polietileno (PET).

El mes pasado, un estudio dirigido por Materić también reveló por primera vezEnlace externo la aparición de nanoplásticos en los núcleos de hielo de ambas regiones polares. Los investigadoresEnlace externo se sorprendieron al descubrir que la contaminación se remontaba a hace 50 años  y que una cuarta parte de las partículas procedían de neumáticos de vehículos, así como de polietileno y PET.

Se cree que los nanoplásticos llegan a Groenlandia con los vientos de las ciudades de América del Norte y Asia. Es probable que los nanoplásticos encontrados en el hielo marino del estrecho de McMurdo, en la Antártida, hayan sido transportados por las corrientes oceánicas hasta el remoto continente.

Un previsto tratado mundial sobre la contaminación por plásticos

La creciente crisis de la contaminación por plásticos es una gran preocupación para científicos, responsables políticos y grupos ecologistas.

Se calcula que hasta la fecha se han producido más de 8 300 millones de toneladas de plástico en todo el mundo, de las cuales el 60% son residuos que se erosionan lentamente en partículas cada vez más pequeñas. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha pronosticado que la contaminación por plástico se triplicará de aquí a 2040, añadiendo entre 23 y 37 millones de toneladas métricas de residuos a los océanos del mundo cada año.

Pintura y contaminación por plásticos

Las pinturas aportan cada año casi dos millones de toneladas de partículas de plástico a los océanos, lagos y ríos. Según un estudio publicado el 9 de febrero por científicos suizos, esa cantidad es mayor que la contaminación por microplásticos de las fibras textiles y el polvo de los neumáticos juntos.

El estudioEnlace externo de la consultora Environmental Action (EA) muestra que casi el 60% de los microplásticos en los océanos son generados por las pinturas. Los autores recomiendan evitar el uso de pintura o reducir la cantidad aplicada, cuando sea posible, y utilizar componentes biodegradables. También destacan la importancia de la recuperación y el reciclaje de los residuos.

Es necesario "gestionar mejor las pérdidas generadas al lijar o pintar para evitar que acaben en el medio ambiente", afirma el investigador Julien Boucher.

End of insertion

El WWF advirtió recientemente en un nuevo informeEnlace externo que casi todas las especies de los océanos se han visto afectadas por la contaminación por plásticos y que esta está dañando importantes ecosistemas como los arrecifes de coral y manglares.

El grupo ecologista es una de las más de 700 organizaciones de 113 países que han instado a las Naciones UnidasEnlace externo a establecer un tratado internacional para hacer frente a la crisis de los plásticos antes de una reunión crucial este mes.

Está previsto que los negociadores de todo el mundo empiecen a debatir un futuro tratado mundial para reducir la contaminación por plásticos en la cumbre híbrida de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente que se celebrará en Nairobi, la capital de Kenia, del 28 de febrero al 2 de marzo.

Aunque parece que existe un amplio acuerdo sobre la necesidad de realizar un esfuerzo concertado para limitar el flujo de desechos plásticos, los políticos aún se encuentran en una primera fase que consiste en decidir qué debe ser objeto de negociación. Los dos proyectos de resoluciónEnlace externo que compiten entre sí son: una propuesta que abarca toda la contaminación por plásticos presentada por Perú y Ruanda, copatrocinada por 27 países, entre ellos Suiza, y una segunda resolución presentada por Japón sobre la contaminación de los fondos marinos por plásticos.

Traducido del inglés por Carla Wolff


En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Únase a la conversación

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?