Navigation

Los empresarios, por la libre circulación

Buena parte de los trabajadores extranjeros laboran en la construcción en Suiza. Keystone Archive

Para el sector de la construcción, rechazar la extensión de la libre circulación a los nuevos países miembros de la UE pondría en peligro buen número de empresas suizas.

Este contenido fue publicado el 13 enero 2005 - 17:36

La Sociedad suiza de empresarios (SSE) se siente ‘traicionada’ por la derecha dura que decidió apoyar el referéndum lanzado por la extrema derecha.

El acuerdo sobre la libre circulación de personas entre Suiza y la Unión Europea (UE) entró en vigor en junio pasado. Pero por el momento no concierne a los 10 países que adhirieron a la organización el primero de mayo último.

Berna y Bruselas lograron un acuerdo para ampliar la libre circulación a esos nuevos países. Pero en Suiza, la extrema derecha y la extrema izquierda lanzaron un referéndum. El pueblo deberá pronunciarse al respecto.

Las posibilidades de éxito de ese instrumento de consulta son tan altas que la Unión Democrática del Centro (UDC/ derecha dura) decidió apoyarlo. El mayor partido político del país tomó su decisión el sábado durante su asamblea de delegados en La Chaux-de-Fonds.

Inquietud de empresarios

La extensión de la libre circulación ofrecerá a Suiza un acceso no discriminatorio a los mercados en pleno crecimiento y fortalecerá el crecimiento, destacó este jueves el presidente de la SSE y diputado (radical/derecha) Werner Messmer.

Aunque exclusivamente activa en el mercado interior, la construcción también resultaría beneficiada puesto que es un sector altamente tributario de la situación económica general.

Un rechazo de la ampliación tendría, por el contrario, consecuencias dramáticas para Suiza de acuerdo con Werner Messmer. Una cancelación del conjunto de los acuerdos bilaterales I no está excluida, en virtud de la cláusula conocida como ‘guillotina’.

“Una situación semejante llevaría a la disminución del consumo y de las inversiones, un aumento del desempleo y de las cargas sociales, pero sobre todo, al retroceso en los pedidos en la construcción”.

Una verdadera traición

Werner Messmer denuncia la actitud ‘incomprensible’ de la UDC que apoya al referéndum contra la ampliación. Una decisión aún más inexplicable cuando la derecha dura se presenta como una defensora de la economía y de las pequeñas y medianas empresas.

“Todas las ramas del artesanado que gozan de una situación próspera en el mercado interior se sienten traicionadas”, declaró Werner Messmer.

La UDC pone innecesariamente en peligro la existencia de buen número de empleos. Las regulaciones del mercado y los problemas comerciales llevan a las empresas a mudar de país. El sector de la construcción no requiere un freno dado que la situación ya no es brillante, concluyó.

swissinfo y agencias

Contexto

La extrema derecha y la extrema izquierda lanzaron un referéndum contra la ampliación de los acuerdos de libre circulación.

El Comité contra el ‘dumping salarial’ del Movimiento para el Socialismo manifestó su apoyo.

La izquierda clásica y los medios sindicales no deberían apoyar el referéndum. Estimas que las medidas de acompañamiento adoptadas por el Parlamento son suficientes.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?