Navigation

Locarno como altavoz de los derechos humanos

Un pesado muro ante las mujeres iraníes en Article 61. (Mahvash Sheikholeslami) Mahvash Sheikholeslami

Desde hace tres años, el Festival Internacional de Cine de Locarno recibe con los brazos abiertos a las voces que utilizan el cine para la defensa de los derechos humanos. Un programa que interesa cada vez a más y más gente.

Este contenido fue publicado el 12 agosto 2005 - 21:12

Entre los filmes presentados en esta sección se encuentra uno rodado en una cárcel de mujeres iraní.

La iraní Mahvash Scheikholeslami nos lleva a una cárcel de mujeres de su país. En su película Article 61 nos presenta el destino de diversas mujeres, recluidas allí.

Todas ellas han sido condenadas a cárcel por homicidio, ya que opusieron resistencia contra aquel que intentó violarlas.

Estos hechos ocurren en Irán pese a que en ese país el artículo 61 constitucional sostiene que toda persona tiene derecho a defenderse de un ataque.

Sin embargo, allí, esta regla sólo es válida para los hombres.

Las mujeres, en cambio, son castigadas con la pena de muerte, si han matado a su violador.

Temas profundos

Article 61 es uno de los 16 filmes que aparecen en el programa de derechos humanos del festival.

Otros nueve más se presentan en el programa regular de Locarno y de todos ellos se selecciona al ganador de esa categoría.

El cine es el medio perfecto para mostrar injusticias sociales, indica Lucia Milazzotto, coordinadora del programa de derechos humanos en el festival.

"Una película puede sumergirse mucho más profundamente en un tema", explica en conversación con swissinfo. Un realizador tiene mucho más libertad y más tiempo que un periodista para dar a conocer un tema en todos sus ángulos.

Milazzotto está conciente de que al mundo lo que le falta es la información sobre estas violaciones a los derechos humanos. "Informaciones claras, equilibradas y honestas."

Iniciativa del Ministerio suizo de Exteriores

La idea de iniciar un programa especial dedicado a los derechos humanos surgió hace algunos años en el Ministerio de Asuntos Exteriores helvético.

La Sección Política sobre Derechos Humanos de esta dependencia gubernamental conversó al respecto con la directora del Festival de Cine de Locarno, Irene Bignardi y "ella se entusiasmo de inmediato", recuerda Milazzotto.

Algunos filmes presentados antes en Locarno ya abordaban temas sobre derechos humanos, pero un programa propio podría construir una plataforma más importante.

Pese a que existen festivales dirigidos específicamente a esta preocupación, Milazzoto está convencida de que integrar los derechos humanos en un gran festival como el de Locarno tiene sentido.

"Esto nos permite que más personan se sensibilicen sobre el tema. Gente que de otra forma no se encuentra muy informada al respecto.

Además sostiene que Suiza es el sitio correcto para acoger el tema. "Ha sido siempre un buen lugar para la libertad de las personas, no como en otros muchos países."

Éxito tanto en el público como en los realizadores

El concepto de este programa dedicado a los derechos humanos ya ha cosechado el éxito que esperaban los organizadores del festival.

Actualmente se llena una sala con 800 personas. "Algo que no habíamos tenido nunca", se regocija Lucia Milazzotto.

"También nos hemos convertido en una referencia para los realizadores. Ya nos envían sus películas ellos mismos." Un reconocimiento de los hacedores de filmes, quienes ya saben que Locarno les puede ofrecer un sitio especial.

¿Sería buena idea que otros grandes festivales integraran también un programa de derechos humanos? "Naturalmente sería bueno", opina Milazzotto.

"En esos temas no existe competencia alguna entre los festivales de cine. Cada uno debe darles voz."

Una voz que, en parte, es escuchada por las autoridades implicadas. Article 61 pudo contar con un, por así llamarlo, éxito parcial: Gracias a la presión pública, ha sido pospuesta la muerte de una de las mujeres condenadas a la pena capital.

A esto se sumó que otra de las mujeres pudo obtener su libertad con el pago de una fianza, tras trece años en prisión.

swissinfo, Christian Raaflaub, Locarno
Traducido del alemán por Patricia Islas

Datos clave

Desde hace tres años, el Festival de Cine de Locarno tiene un programa dedicado a los derechos humanos.

Su atractivo cada vez es mayor entre el público y los realizadores que ven en Locarno una plataforma especial, abierta a un público más amplio.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?