Navigation

Festival de cortometraje de Locarno: adaptación a la ‘nueva normalidad’

En el cortometraje iraní 'Spotted Yellow', de Baran Sarmad, una niña empieza a percibir el mundo como una jirafa. Disponible del 5 al 11 de febrero. Locarno Film Festival

'Locarno Shorts Weeks' es un experimento prepandémico de minifestival en línea que presenta cortometrajes para todo el mundo y cuyo resultado se decide a través del voto del público. Al comenzar su cuarta edición, el experimento ya se ha convertido en un modelo de éxito.  

Desde el 1 de febrero y a lo largo de todo este mes, Locarno Shorts WeeksEnlace externo presenta un cortometraje cada día, que se puede ver desde cualquier parte del mundo y de manera gratuita. Cada película está disponible durante una semana y, después de verla, se invita a los espectadores a que voten. Se trata de la cuarta edición de Locarno Shorts Weeks y de la consolidación de su formato innovador, que demuestra que es adecuado para los tiempos pospandémicos.   

Las películas no se estrenan, sino que se han seleccionado de las presentadas a la sección de cortos Pardi di Domani del Festival de Locarno en la edición de 2020. “Eso es para no alterar su ciclo comercial, para garantizar la gratuidad de los derechos en todo el mundo y para ofrecerles, al mismo tiempo, una vida prolongada”, explica el crítico italiano Eddie Bertozzi, comisario de la selección de este año.

El crítico Eddie Bertozzi, comisario de la edición 2022 de 'Locarno Shorts Weeks'. Locarno Film Festival

El festival en línea ha dado resultados tangibles en muy poco tiempo. En su primera edición tuvo casi 4 000 visitas de 92 países. En 2020 (cuando aún no se había instalado la pandemia), hubo 6 557 visitas de 181 países. El año pasado, las cifras se dispararon y llegaron a 25 000 visualizaciones (con 66 811 visitas a la página), lo que supone un aumento del 276 % respecto a 2020.  

Alcance mundial

La selección actual abarca 18 países de prácticamente todos los continentes, excepto Australasia. Un alcance internacional tan amplio abre una ventana que permite comparar las experiencias –tanto de formatos como de temáticas– que se practican en diferentes culturas y en condiciones muy opuestas.  

El cortometraje es un formato que no solo utilizan quienes aspiran a ser cineastas con poco o casi ningún presupuesto. Y es que algunas películas de culto comenzaron como cortos, como Coffee and Cigarettes y Stranger than Paradise del estadounidense Jim Jarmusch. Directores consagrados y venerados –Jean-Luc Godard o Claire Dennis, entre tantos otros– disfrutan con la libertad de jugar fuera de los estándares de la industria. Los cortos suelen permitir a los directores desarrollar narrativas más radicales, ideas experimentales o caprichos personales.

La película malaya 'Liar Land' (Tierra de mentirosos) se basa en la hipotética pregunta "¿qué pasaría si Bonnie y Clyde tuvieran hijos? Locarno Film Festival

Y esa es básicamente la idea de Corti di Autori (Cortos de autores), una nueva sección del Festival de Locarno que se estrenó el año pasado. Fue uno de los cambios que introdujo en su primer año el director del festival, Giona A. Nazzaro, que trajo cortos de autores consagrados como Marco Bellocchio y Radu Jude, junto a cineastas que están comenzando.

Según ha dado a conocer Bertozzi, Corti di Autori se integrará en la próxima edición de Locarno Shorts Weeks, en 2023. Y esto va a permitirle mantener la ventana de dos años, abriendo la perspectiva de consolidar la experiencia como algo permanente en futuras agendas de festivales internacionales.   

En la película kazaja 'Historia de la Civilización', una mujer reflexiona sobre lo que deja atrás tras decidir emigrar a Londres. Locarno Film Festival

El modelo híbrido

Pero el éxito del modelo híbrido –tal y como ha implantado Locarno con un evento principal presencial seguido de otro menor de proyección en línea y fuera de temporada– no era nada obvio. Cuando en enero de 2020 SWI swissinfo.ch anunció la segunda edición digital de Locarno Shorts Weeks, su principal atractivo era su difusión ante una audiencia mundial como un interesante experimento de visionado en línea. Pero unas semanas más tarde, llegaron la pandemia de coronavirus y el confinamiento y las restricciones, y los eventos presenciales tuvieron que reinventarse a través de internet.   

Lo que pretendía ser un “interesante experimento” de festival híbrido, de la noche a la mañana, se convirtió en la nueva norma de los festivales internacionales de cine. Tras dos años de pandemia, sin embargo, esta nueva forma de festival ha obtenido resultados contradictorios.

La producción suiza 'Menschen am Samstag' (Gente del sábado) abrió la Semana del Cortometraje de Locarno. Es una muy buena muestra del humor sutil y discreto suizo Locarno Film Festival

De hecho, los festivales de cine deben gran parte de su encanto a la experiencia física y a la interacción social entre quienes asisten al cine, profesionales de la industria y medios de comunicación. Los premios, las publicaciones virales y las valoraciones de la crítica en los festivales son vitales para el éxito comercial de una película, especialmente para las que no están producidas por grandes estudios o poderosas plataformas de streaming (en continuo). Y este también es el caso de los cortos.

Convertir el festival físico en un evento en línea, como mucha gente intentó en el primer año de la pandemia, fue un desastre. Los planes a largo plazo de los que dependen los festivales, de la noche a la mañana, estaban en riesgo por los cierres y las repentinas restricciones sanitarias. Para organizar un evento digital como plan B hace falta un modelo de negocio diferente: los contratos de distribución de cada película seleccionada tienen que renegociarse y hace falta toda una nueva estrategia de marketing. Y los eventos en línea también pueden reducir la asistencia física en las salas de cine.

Sin embargo, también pueden hacer que una película se vea en países o territorios en los que la distribución es escasa o inexistente. Incluso cuando la pandemia ceda y el público vuelva a las salas, los cines, los museos y los conciertos, los festivales en línea con toda seguridad permanecerán. En los últimos años han surgido plataformas de visionado en línea (como DAFilms, una empresa conjunta de 7 festivales europeos más pequeños) que, incluso cuando las restricciones sanitarias acaben, seguirán existiendo.   

Teniendo en cuenta todo esto, Locarno Shorts Weeks es un modelo único e inteligente. No canibaliza el evento principal, sino que mejora su perfil fuera de temporada. El festival de cortos además amplía el alcance internacional de un programa de películas nicho que, incluso para los cinéfilos más entusiastas, son prácticamente invisibles. En lugar de sustituir la experiencia física de un festival, amplía el abanico de posibilidades. Otros festivales deberían tomar nota.  

'El río invisible' (Vietnam, Laos): estilo y drama a orillas del Mekong. Locarno Film Festival

Traducido del inglés por Lupe Calvo

Artículos citados

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?