Navigation

Llevar bigote para ser electa

SP

Los candidatos que bregan por una curul en la cúpula federal son cada vez más numerosos. Y entre ellos, el número de mujeres registra también una ligera progresión.

Este contenido fue publicado el 15 octubre 2007 - 16:30

No obstante, la representación femenina está lejos del centro de la escena política, eclipsado en particular por la vigorosa campaña electoral de la derecha nacionalista.

A dos semanas de las elecciones federales, las candidatas, de izquierda o derecha, están de acuerdo en un punto: la campaña eludió el asunto de la igualdad.

"Es mi tercera campaña y es en la que la temática 'mujer' ocupa menos sitio", asienta Géraldine Savary, diputada socialista y candidata al Consejo de los Estados (Cámara de los Cantones/Senado).

Una aseveración que comparte Petra Studer, secretaria responsable de los asuntos de igualdad en el partido radical (PRD, derecha) y candidata de Basilea al Consejo Nacional (Cámara del Pueblo/Cámara de Diputados).

En cuanto a Chiara Simoneschi-Cortesi, diputada demócrata cristiana (PDC, centro derecha) y presidenta de la Comisión Federal para los Asuntos Femeninos, estima que este tema nunca ha sido realmente considerado.

Una cuarta parte, mujeres

En el nivel estadístico, la tendencia es más bien al estancamiento. La proporción de mujeres en liza para el Consejo Nacional fue del 35% en 1999 y en 2003. Hoy es del 35,2%. Para el Consejo de los Estados, el número de candidatas registra una ligera alza ya que pasó de 26 en 2003 a 32 este año, según la agencia de prensa ATS.

En ambas cámaras, las mujeres ocupan sólo un cuarto de las curules, con una tendencia más a la izquierda del tablero político.

De 61 representantes, el PS cuenta 30 mujeres. A la inversa, la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha nacionalista) censa sólo a 3 mujeres de un total de 63 parlamentarios y es, por otra parte, el solo partido gubernamental que considera abiertamente "no hay razón para tratar de manera diferente a las mujeres y a los hombres".

Otros partidos, en cambio, instrumentaron medidas para apoyar las candidaturas femeninas. Todos consideran legítimo hacer una promoción, más o menos activa, de la paridad en las listas. Pero el debate público sobre esta problemática es también importante.

El efecto Brunner

De acuerdo con Karin Schwiter, investigadora del área de estudios de género y candidata socialista al Nacional en el cantón de Schwytz, la representación de las mujeres no se mejora en general por sí misma. "Este tema debe ser incluido antes de las elecciones para que haya cambios, si no, el 'reflejo mujer' es mínimo, incluso inexistente", explica.

Especialista en asuntos de representación parlamentaria femenina en la Oficina Federal de Estadísticas (OFS), Werner Seitz confirma: "desde la introducción de la elegibilidad de las mujeres, los partidos de derecha tienen en general menos mujeres. Pero en los años 90 hubo un aumento fuerte en todos los partidos, una de cuyas causas fue 'el efecto Brunner'".

En 1993, la no-elección de la socialista Christiane Brunner al gobierno había despertado las conciencias. Catorce años más tarde, las dificultades encontradas este verano por la presidenta de la Confederación, Micheline Calmy-Rey, para pronunciar el discurso del 1 de agosto en la pradera de Grütli constituyen, a los ojos de Yvette Barbier, una nueva señal.

La iniciadora de la acción 'Vigilia de las Mujeres' en 2004 -durante la cual decenas de féminas se apostaron en Berna y permanecieron en vela para reclamar la elección de una nueva ministra en sustitución de Ruth Metzler-, considera que "las mujeres, sobre todo aquellas de derecha, deben reflexionar a fondo sobre su suerte en su propio partido".

Elegir a mujeres con bigotes

Es el caso de Schwyz, cantón en el que los seis diputados son hombres. Para intentar invertir la tendencia, Karin Schwiter y otras candidatas de todos los perfiles políticos, excepto el PDC, decidieron pintar bigotes rojos a las imágenes de sus afiches electorales.

Pero, aunque cómplices en la ironía, las mujeres carecen de un factor esencial en una campaña electoral: las redes. Petra Studer y Géraldine Savary subrayan su importancia. En cuanto a la sensibilidad del electorado, también es un elemento clave, según Chiara Simoneschi-Cortesi.

"Los estudios muestran que las mujeres ecologistas y socialistas de las aglomeraciones suizas de expresión alemana tienen más posibilidades de ser elegidas que aquellas que figuran en las listas burguesas (de la derecha), por ejemplo, en el Tesino. Eso se explica aritmética, pero también culturalmente. Si el electorado no está abierto a las candidaturas femeninas, incluir a mujeres en las listas no sirve de mucho".

swissinfo, Carole Wälti
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

Tras ser rechazado en 1959, el derecho de las mujeres a votar y ser electas fue aceptado en Suiza en febrero de 1971 con 65,7% de los votos.

Suiza introdujo el sufragio femenino con mucho retraso. En Europa, Alemania lo adoptó en 1919, Francia en 1944 e Italia en 1945.

El acceso de las mujeres a las más altas responsabilidades del Estado ha sido acompañado de crisis que marcaron la escena política helvética.

En 1989 dimite la radical Elisabeth Kopp, primera mujer elegida consejera federal. La entonces ministra de Justicia había informado a su marido sobre la apertura de una investigación de una sociedad en la que él presidía el consejo de administración.

En 1993, la socialista Christiane Brunner, sindicalista y feminista, pierde en las elecciones para el Consejo federal. El Parlamento prefiere a otra socialista, Ruth Dreifuss.

En 2003, la demócrata cristiana Ruth Metzler no es reelegida al Consejo Federal. Con una acción que modifica el equilibrio de fuerzas que tenía desde 1960, el Parlamento prefiere a Christoph Blocher.

End of insertion

Número de candidatas en ligera alza

Consejo Nacional (cámara baja):

Total de candidatos: 3.089. Mujeres: 1.088 mujeres (35,2%). En 2003, eran 993.

Los socialistas y los Verdes tienen la proporción más alta de mujeres (48%), contra el 44 % en las listas alternativas el Partido suizo del Trabajo y Solidarités; 35,6% el PDC, 25,7 % el PRD y 20,6 % la UDC.

Consejo de los Estados (cámara alta):

Total de candidatos: 130. Mujeres: 32. En 2003: 26 y en 1999: 36.

Candidatas por partido:

PS: 21 candidatos, 9 mujeres.
Verdes: 12 candidatos, 5 mujeres.
PDC: 24 candidatos, 5 mujeres.
PRD: 19 candidatos, 4 mujeres.
UDC: 22 candidatos, ninguna mujer.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?