Navigation

Las pistas con nieve artificial se duplicarán

Los cañones de nieve no faltan en ciertas estaciones invernales. (Imagen: seilbahnen.org)

Actualmente un 20% de los 7.300 kilómetros de pistas para deportes invernales en la montaña está cubierto con nieve artificial.

Este contenido fue publicado el 22 febrero 2007 - 13:30

Una tendencia que va en aumento: "Calculamos que en diez años se duplicarán las superficies cubiertas con nieve artificial", indica Felix Maurhofer, portavoz de la Asociación Suiza de Remontes Mecánicos.

Este invierno será recordado por la poca nieve que ha caído en las montañas helvéticas, especialmente en las zonas situadas a menos de 1.500 metros sobre el nivel del mar.

Varios negocios que viven del turismo, de las personas que acuden a la montaña para deslizarse entre las pendientes nevadas, se ha visto afectado por las condiciones meteorológicas poco favorables para un inverno blanco.

En los Grisones, 13 empresas que ocupan alrededor de 130 empleados han solicitado al gobierno cantonal compensaciones por la falta de nieve, según informó Paul Schwendener, jefe del Departamento de la Industria, la Empresa y el Trabajo de ese cantón cuya primera fuente de ingreso es, justamente, el turismo.

En la región de montaña bernesa también 28 empresas -restaurantes y negocios de remontes- han presentado sus casos ante las autoridades locales.

Un millón de francos por cada Km

Para atraer al turismo son muchos los negocios de remontes que se han decidido por el uso de nieve artificial, una medida que provoca gastos financieros de alrededor de un millón de francos por cada kilómetro cuadrado cubierto, según indica Felix Maurhofer, portavoz de la Asociación Suiza de Remontes Mecánicos.

De acuerdo a sus cálculos, menos del 20% de las pistas están cubiertas artificialmente en la actualidad, pero "calculamos que en diez años se duplicarán las superficies cubiertas con nieve artificial".

Un panorama que iría muy de la mano con el que se presenta en los países vecinos. "En Austria el 54% de las pistas tiene nieve artificial, en Italia 68%."

Diferencias entre la nieve artificial y la natural

El factor financiero es el que más preocupa al sector. Se calcula que se requieren entre 50.000 y 70.000 francos para mantener una pista con nieve artificial durante una temporada. Y aunque haya ciertos caminos para créditos del gobierno en el marco de los incentivos para mantener atractiva la oferta turística invernal de Suiza, no son sencillos de obtener y se rigen por estrictas normas de control.

El respeto al medio ambiente es elemento básico, apuntan las autoridades. Se sabe que la nieve artificial no se posa en las pistas sin efectos en el suelo y la vegetación del entorno.

Un estudio del Instituto Federal para la Investigación de la Nieve y los Aludes de 2002 confirmó diferencias significativas en las propiedades físicas y químicas de la nieve artificial en comparación con la natural.

En la investigación se observaron transformaciones de la flora en los terrenos cubiertos con nieve artificial analizados.

Una solución, pero no a largo plazo

Los autores del estudio -Veronika Stöckli, Christian Rixen y Sonja Wipf-, recomendaron no utilizar nieve artificial en situaciones donde afectaría el equilibrio de zonas pantanosas. Esto debido a que la nieve artificial contiene ocho veces más sustancias fertilizantes que la natural.

Cabe decir que para producir nieve artificial se utiliza con frecuencia el inductor Snomax. Este producto ofrecido en polvo es una proteína que permite ascender la temperatura nuclear del agua entre 4° y 5°. El agua utilizada en las estaciones de esquí se congela de forma natural con temperatura de -8°; con el Snomax el proceso artificial se produce a -3°.

Y aunque los responsables del producto afirman que no provoca efectos en el medio ambiente, la sección suiza del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y otros grupos ecologistas tienen claro que hacer nieve artificial para el gusto de los esquiadores y el placer de los negocios turísticos en las montañas no puede ser una solución a largo plazo.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Contexto

Alrededor de 650 empresas de remontes en Suiza conforman el panorama de las zonas de esquí en el país, provistas de unos 2.400 teleféricos y telesquíes en las zonas de montaña. El 84% de los remontes son utilizados sólo en la época invernal.

Unos 310 millones de usuarios utilizan sus servicios anualmente.

Con una cifra de negocios en torno a los 840 millones de francos anuales, los remontes dan empleo a 11.000 personas aproximadamente.

Las inversiones anuales en las tareas de manutención significan unos 200 millones de francos.

Desde hace veinte años no se han instalados nuevos servicios de transporte en las regiones de montaña, una medida que tiende a preservar el panorama y equilibrio ecológico helvético.

End of insertion

Nieve artificial

La formación de nieve producida por el hombre se realiza con cañones especiales.

Se genera una corriente de aire de gran velocidad que unida a un caudal de agua que se lanza simultáneamente a través del cañón, provocan la dispersión de ésta en pequeñas gotas.

El aire y el agua fluyendo a gran velocidad, junto con unas condiciones de temperatura y humedad ambientales determinadas, producen los mismos fenómenos de enfriamiento por convección, evaporación y liberación de energía que en el proceso de la formación de la nieve natural, lográndose así la fabricación de la nieve.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?