Navigation

Las ONG suizas presionan a Túnez

La periodista tunecina Sihem Bensedrine. servizi.radicalparty.org, Lorenzo Ceva

El gobierno tunecino debe ofrecer garantías en materia de respeto de las libertades públicas. Esa es la exigencia de las ONG suizas.

Este contenido fue publicado el 16 febrero 2005 - 19:53

En caso contrario boycotearán - como otras ONG internacionales -, la segunda fase de la Cumbre Mundial de la Información, prevista en Túnez.

"Queremos contribuir a que la próxima Cumbre de la información (en noviembre de 2005) no sea una farsa", sentencia Wolf Ludwig.

Acompañado de varios representantes de ONG internacionales, tunecinas y helvéticas, el sindicalista suizo ha planteado este martes (15.02), en Ginebra, una serie de condiciones para que la sociedad civil internacional participe en la 2a. fase de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI), prevista para el próximo mes de noviembre en Túnez.

"El gobierno tunecino debe respetar los derechos humanos y la libertad de expresión. No debe obstaculizar el trabajo y los movimientos de la sociedad civil independiente. Los periodistas y los internautas tunecinos encarcelados deben ser liberados", precisó Wolf Ludwig.

Esas exigencias son asimismo las de comunica-ch, la coalición de ONG suizas para la sociedad de la información, una plataforma de asociaciones y sindicatos constituida con ocasión de la primera CMSI, organizada por Suiza en diciembre de 2003, en Ginebra.

Hasta ahora, el régimen del presidente Zine El Abidine Ben Ali sigue refrenando la libertad de opinión y fastidiando a los periodistas independientes y a los defensores de los derechos humanos en Túnez.

Eso es al menos lo que han constatado las organizaciones como Amnistía Internacional, Federación Internacional de Periodistas, o Reporteros sin Fronteras (RSF).

Policía de la información

Presente en Ginebra, la periodista tunecina Sihem Bensedrine habla de una regresión en este campo. "Hay una policía de la información en el seno del Ministerio de la Comunicación. Este organismo no existe oficialmente, pero actúa en el terreno", sostiene la directora de Kalima, una revista en línea que es periódicamene censurada.

Como resultado de ello, señala Sihem Bensedrine, unos 500 presos por opinar están en las cárceles tunecinas y muchos defensores de los derechos humanos siguen sufriendo innumerables trabas en sus acciones.

Esta línea represiva amenaza el buen desarrollo de la 2a fase de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información organizada por Túnez. "El presidente Ben Ali quiere manejar esa cumbre como una comisaría", advierte Sihem Bensedrine.

Amenaza de boycot

Por esa razón la sociedad civil internacional - uno de los tres pilares que junto con los gobiernos y las empresas lanzó la cumbre de 2003 en Ginebra -, condiciona su participación en la Cumbre de Túnez.

Tal como ha precisado la franco-tunecina Meryem Marzouki, responsable del grupo de trabajo de las ONG sobre derechos humanos en la CMSI, la sociedad civil acreditada en la ONU evaluará en septiembre los progresos del gobierno tunecino en materia de respeto de las libertades públicas.

Y si el régimen del presidente Ben Ali no responde a las condiciones planteadas por las ONG suizas e internacionales, los representantes de la sociedad civil internacional amenazan con no participar en la Cumbre de Túnez.

Wolf Ludwig precisa que comunica-ch se asociará con ONG tunecinas verdaderamente independientes, como el Consejo nacional para las libertades en Túnez, para ayudarles en su lucha y para denunciar - si se da el caso -, todo acto de represión en contra de ellos.

"Contamos con que el gobierno suizo respalde nuestra acción y nuestras exigencias", subraya Wolf Ludwig.

El apoyo de Suiza

En principio, ese apoyo helvético parece adquirido. Como organizadora de la primera CMSI, la Suiza oficial ha reiterado muchas veces que la libertad de expresión y el respeto de los derechos humanos son el núcleo de la CMSI y de la sociedad de la información que debe enmarcar.

"La ONU es la que ha decidido confiar la segunda CMSI a Túnez. Es un mandato que implica un cierto número de exigencias en materia de respeto de las libertades y de los derechos humanos", declara a swissinfo Marc Furrer, presidente de la Comisión Federal de la Comunicación.

El jefe de la delegación suiza en la CMSI añade: "En noviembre, el mundo entero tendrá la mirada puesta en Túnez".

Un punto de vista compartido por Guillaume Chenevière. Miembro de comunica-ch, el antiguo director de la Television Suisse Romande (la TV suiza francófona) señala también el valor ejemplar de la cumbre tunecina.

Una Cumbre emblemática

"Túnez no es - ni mucho menos-, el único país que no respeta la libertad de expresión. Es pues muy importante obtener de su gobierno el mejoramiento efectivo del respete de las libertades públicas", subraya Guillaume Chenevière.

"Si no es el caso, los otros regímenes autoritarios deducirán que la comunidad internacional se desinteresa de los derechos humanos".

"Ahora bien, las tecnologías de la información y de la comunicación están a punto de convertirse en instrumentos de vigilancia y de represión. Y el mundo industrial se lanza a una competencia feroz para ofrecer sistemas de control cada vez más efectivos", concluye Guilaumme Chenevière.

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra
(Traducción: Juan Espinoza)

Datos clave

El objetivo de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información es reducir la brecha digital entre ricos y pobres y promover una sociedad de la información amplia.
La primera CMSI fue organizada por Suiza en diciembre de 2003 y se realizó en Ginebra.
Túnez organiza la segunda edición de la Cumbre prevista para noviembre próximo.
Una conferencia preparatoria de la CMSI se lleva a cabo esta semana en Ginebra.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?