Navigation

La Unión Europea va hacia el federalismo

Europa tendrá su Constitución común en mayo de 2004. Keystone

Tras la Cumbre de Roma, se prepara la nueva Constitución de la Europa unida. La futura Unión se parecerá a un Estado federal.

Este contenido fue publicado el 09 octubre 2003 - 10:21

El proyecto presenta algunas analogías con el sistema federal suizo.

Los 15 dirigentes de la Unión Europea (UE) y los de los 10 países candidatos a la adhesión iniciaron el fin de semana pasado, en la capital italiana, las discusiones sobre la forma futura de la Europa política.

El texto presentado por la Convención Europea no suscitó verdaderas oposiciones. La batalla se centró más bien en algunos detalles.

Por ahora no hay acuerdo sobre el principio de mayoría para la toma de decisión.

Tampoco se sabe si el Ejecutivo contará con 15 o 25 comisarios con derecho a voto, ni si el texto final evocará las raíces cristianas del Viejo Continente. Pero una cosa es clara: la Europa del futuro será más unida.

Entidad definida

Thomas Fleiner, director del Instituto de Federalismo de la Universidad de Friburgo, subraya el carácter histórico del proyecto.

"El proyecto de Constitución es la base de la creación de un verdadero Estado. La Unión Europea se contentaba hasta ahora con un estatuto cercano al de una organización internacional", indica.

La Europa futura tendrá un Parlamento encargado de elaborar las leyes, una Comisión ejecutiva y un Tribunal que detentará el poder del control.

Los 25 países que constituirán la Europa de 2004 se unirán en una entidad a parte entera. "Se da finalmente el paso de un estatuto de federación al de Estado federal", resume Fleiner.

Por su parte, Lorenzo Allio, experto del Centro de Política Europea, reconoce que "las decisiones tomadas en Roma van en esa dirección". Sin embargo, "el camino para llegar a ese objetivo es largo".

Respeto de las minorías, como en Suiza

La Suiza de hoy es también resultado de un sistema federal. Fue en 1848 que los cantones se dotaron de una constitución unitaria y de un gobierno central.

¿Dejará su sello el modelo del pequeño Estado de los Alpes en la Europa de mañana?

"No se puede afirmar de esa manera, pero ciertos puntos del proyecto de la Convención de la UE se asemejan a los modelos conocidos. Algunos de ellos son aplicados desde hace 150 años en Suiza", indica Fleiner.

El proyecto de Constitución fija el principio del respeto de las minorías y de las diversidades, "un elemento fundador de Suiza", precisa.

El funcionamiento del futuro gobierno europeo se parece al del sistema helvético: las decisiones son tomadas de forma colegiada por todos los comisarios.

Por el contrario, Suiza no conoce un sistema presidencial fuerte, como el que propone la Convención europea.

Participación y equilibrio

Revolucionario para muchos países, el proyecto de Constitución europea prevé también el derecho de iniciativa que permitirá la participación directa de unos 450 millones de habitantes.

"De cualquier forma, estamos muy lejos del sistema de democracia directa que conoce Suiza", advierte el especialista.

La proposición es innovadora en todo sentido. Numerosos países europeos no conocen la democracia representativa. El pueblo es llamado a las urnas para elegir un representante político y no para votar sobre un objetivo preciso.

Para garantizar el equilibrio entre el gobierno central y los gobiernos nacionales, la Comisión ejecutiva tendrá un peso importante. El parlamento podrá, de todos modos, destituir a sus miembros.

A diferencia de Suiza, la batuta no será entregada directamente a los representantes parlamentarios, pero contarán con medios de presión frente al Ejecutivo.

La Europa del futuro tendrá seguramente un presidente y un ministro de Asuntos Exteriores, una defensa coordinada y un banco central que definirá las grandes líneas del desarrollo económico.

Por otro lado, todos los procesos de decisión serán sometidos al control de los jueces de la Corte constitucional.

El poder de la razón

"La Europa del futuro no será un Estado unitario y menos un país federalista. El término federalismo no aparece en el texto presentado por la Convención europea", advierte por su parte Lorenzo Allio.

El experto europeo subraya que "para numerosos europeos, incluidos franceses y británicos, el concepto es aún tabú".

Los debates no han terminado. El texto de la Constitución europea debe aún ser afinado. Y, por el momento, los miembros de la futura Europa buscan defender sus puntos de vista.

En ese sentido, a juicio del canciller germano Gerhard Schroeder, los jefes de Estado de la UE ampliada se dicen confiados en "el poder de la razón".

El calendario fue confirmado en la Cumbre de Roma: En mayo de 2004, Europa adoptará su Constitución.

Pero no será el año próximo cuando la Unión Europea se transforme en "los Estados Unidos de Europa", ni en la "Confederación Europea".

swissinfo, Daniele Papacella
(Traduction: Patricia Islas)

Datos clave

Se calcula un año de debates para elaborar el proyecto constitucional.

El objetivo es crear estructuras centrales y unitarias que preparen a la UE para su ampliación en 2004.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?