Navigation

La paz no llega aún a Guatemala

En Guatemala los linchamientos aún se producen. (MINUGUA/OIP, Copyright United Nations) swissinfo.ch

"La impunidad ocupa todos los espacios legales de Guatemala", subraya el procurador de Derechos Humanos, Sergio Morales.

Este contenido fue publicado el 13 junio 2003 - 19:29

En Berna se reunió con representantes del gobierno, de las redes de solidaridad con Guatemala y de Amnistía Internacional Suiza.

El Procurador de Derechos Humanos de Guatemala, Sergio Morales Alvarado, de visita en Suiza, se entrevistó con el embajador Peter Maurer, a cargo de la División Política IV (Seguridad Humana) del Ministerio de Asuntos Exteriores y con su responsable del tema Guatemala, Markus Heiniger.

"Queremos informar al pueblo de Suiza y a sus autoridades de la situación que vive nuestro país, primero, para lograr el acompañamiento político en todas las acciones que en la Procuraduría estamos desarrollando", indicó Morales Alvarado a swissinfo.

Las autoridades helvéticas tienen especial interés en "ofrecer apoyo en la puesta en pie de la Comisión para la Investigación de Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad" (CICIACS) impulsada por Morales Alvarado, explicó Markus Heiniger.

Esa comisión fue sugerida al gobierno guatemalteco en enero pasado por Morales, ante los constantes ataques y amenazas de muerte de que han sido víctimas activistas humanitarios, jueces, fiscales, sindicalistas y periodistas. Uno de los objetivos de la CICIACS será determinar si los grupos clandestinos de seguridad tienen vínculos con los aparatos del Estado.

Respaldo suizo

"Nos importa mucho el apoyo a la CICIACS y a una unidad de investigaciones que creemos indispensable frente a la transición de la Misión de verificación de Naciones Unidas para Guatemala", agregó el ombudsman guatemalteco, quien busca respaldo político, técnico y financiero para sus actividades, ya que cuenta con un reducido presupuesto de 40 millones de quetzales, (cerca de 7 millones de francos suizos).

"El procurador de Derechos Humanos, Sergio Morales, con mucha convicción, defiende la idea de crear esta comisión internacional para terminar con estos grupos clandestinos, que siguen con la guerra como si no se hubieran firmado los acuerdos de paz", comentó la coordinadora para Guatemala de Amnistía Internacional (AI) Sección Suiza, Alma Noser.

Noser, junto con representantes de las Redes de solidaridad con Guatemala y la Acción Cristiana para la Abolición de la Tortura (ACAT), organizaron una mesa redonda con Morales Alvarado, quien explicó el difícil panorama en su país.

Justamente Morales informó que uno de sus auxiliares en el Departamento de Chimaltenango fue asesinado el pasado jueves, un hecho que se traduce como "una agresión contra la Procuraduría de Derechos Humanos".

"Guatemala es uno de los países prioritarios de AI, es su honda preocupación. En 1996 la guerrilla y el Gobierno de Guatemala firmaron un acuerdo de paz más bien por la presión internacional que por la voluntad consensuada del pueblo de Guatemala", recalcó Noser, ante el actual panorama en ese país.

Ante un proceso de paz interrumpido, surge un esfuerzo helvético

"Debido a que el proceso de paz en Guatemala se encuentra bastante atascado queremos lanzar un programa de apoyo a la paz en Guatemala y a esto se suma que MINUGUA, la misión de observación de la ONU, terminará su tarea en Guatemala el próximo año", mencionó Markus Heiniger, al explicar la idea de apoyo del Gobierno de Suiza.

El proyecto de este programa, con un costo aproximado de 600 mil francos suizos anuales, gira en torno a tres preocupaciones. "En Guatemala se observa una situación muy polarizada en cuestión de impunidad, derechos humanos y justicia, por lo que deben ser apoyados los esfuerzos de organizaciones locales para mejorar esa situación. Queremos apoyar proyectos estatales y no estatales", ahondó Heniger.

Impunidad, derechos humanos, justicia

El programa será de alcance nacional, sin embargo, una parte tendrá carácter local y estará a cargo de Caritas, Acción Cuaresmal Suiza y la Ayuda Protestante Suiza, 3 ONG helvéticas que han acompañado el proceso de paz guatemalteco.

"Nos concentraremos en la región de Ixil, en los 3 municipios del norte del departamento de El Quiché", delimitó Susanne Schüepp, de Acción Cuaresmal Suiza.

En septiembre podría ya empezar la fase piloto del programa, sostenido por un presupuesto gubernamental que rondaría entre los 200 o 300 mil francos por año, sin aún conocer cifras definitivas.

Heridas de hace 20 años

Schüepp señaló que 3 ejes centrarán las tareas, que coinciden con algunas de las muchas inquietudes del procurador Morales: mostrar a la población sus derechos para acceder a la justicia, evitar así el enjuiciamiento fuera de un marco legal, mostrando soluciones no violentas para resolver los conflictos; y reconstruir el muy lastimado tejido social.

"Las relaciones fueron fuertemente destruidas durante el conflicto armado. Esto ha sido una destrucción sistemática por parte del Ejército, en la que a veces la gente tuvo que matar a sus vecinos, y actualmente las víctimas y los victimarios viven en las mismas comunidades", ejemplifica Schüepp, preocupada ante la urgencia de sanar las "heridas de hace 20 años".

Heridas aún abiertas y que han quedado sin atención, con el velo de la indiferencia de esta administración, que ya se prepara a decir adiós, en plena época preelectoral, en la que se teme que la defensa de los derechos humanos se debilite aún más.

Y es que "la paz nunca llegó al pueblo de Guatemala", lamenta el ombudsman guatemalteco.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?