Navigation

La hoja de ruta anticorrupción de la FIFA

La FIFA considera la puesta en marcha de reformas. AFP

El contaminado órgano rector del fútbol mundial, la FIFA, debe implementar cambios radicales para ayudar a evitar futuros escándalos, según explica un reconocido experto en lucha contra la corrupción.

Este contenido fue publicado el 04 diciembre 2011 - 10:00
swissinfo.ch

Un informe crítico ha recomendado el nombramiento de ejecutivos externos, una revisión de la gestión financiera y de los sistemas contra la corrupción, además de cambios en las elecciones presidenciales.

Sin embargo, algunos observadores dicen que el informe no va lo suficientemente lejos. La principal crítica es que el documento solo mira hacia el futuro, haciendo caso omiso de las graves imputaciones de delitos pasados.

La FIFA ha estado envuelta en acusaciones de corrupción que rodean a la designación de los países anfitriones del Mundial de Fútbol y la elección de Joseph “Sepp” Blatter para un cuarto mandato presidencial.

Un alto ejecutivo de la FIFA fue expulsado a principios de este año y otros han sido suspendidos en medio de espeluznantes historias de soborno. A pesar de estas acciones punitivas, muchas personas sospechan que la FIFA convive con la corrupción.

Blatter se ha comprometido a limpiar la organización y ha nombrado un comité de gobierno independiente para examinar la forma en que se está. Recientemente designado presidente, Mark Pieth -un suizo experto en lucha contra la corrupción- dio a conocer sus conclusiones iniciales el pasado miércoles.

El informe, de 40 páginas, pone al descubierto una serie de debilidades en la forma en que la FIFA deja a la organización abierta a la corrupción.

Seguir el dinero

Muchas de las acusaciones de corrupción se refieren a la distribución del dinero de la FIFA a las 208 federaciones nacionales de fútbol que componen el organismo.

“Los miembros son los dueños y supervisores de la FIFA y, al mismo tiempo, son los beneficiarios”, dice Pieth a swissinfo.ch. “Como hay tanto dinero para los miembros, se corre el riesgo de que parte de ese dinero beneficie directamente a las personas que están tomando decisiones”.

Una forma de reducir el riesgo de corrupción sería la designación de directores externos -tal vez del mundo de los negocios- de fuera de la organización para que supervisen de manera independiente las decisiones y “romper este club de insiders”.

Otra forma de combatir las acciones de personas deshonestas sería hacer más independiente el comité de ética de la FIFA y permitirle eliminar a personajes indeseables de posiciones de influencia.

Pieth también presta atención al proceso de elección presidencial -que se vio manchado este año con los casos de soborno- y en gran parte al poder sin límites que ejerce el presidente.

Equilibrio de poderes

“Tiene que haber un sistema de equilibrio de poderes”, explica Pieth a swissinfo.ch. “¿Cómo elegir a un presidente, cuándo debe indicar que es de nuevo candidato, cuándo tiene que dimitir de su puesto cuando esté en campaña y, quién va a pagar su campaña?”.

“Algunos de estos aspectos se abordan ahora, pero no lo suficiente, pero otros no se tratan”.

Mientras que el informe del comité de gobierno surgió con algunas propuestas concretas, gran parte de su contenido planteaba meramente preguntas sobre diversos temas (como el débil cumplimiento anticorrupción), sin dar recomendaciones detalladas de cómo solucionar el déficit.

Pieth defiende la vaguedad de algunas partes del informe diciendo que es solo el comienzo de un largo proceso de reformas.

Los restantes miembros del comité se darán a conocer a finales de este mes. Su trabajo conjunto se presentará al Congreso de la FIFA el próximo año y los cambios se implementarán en los 12 meses después de esa reunión.

Juego sucio

Pero a muchos observadores les preocupa que el comité de gobierno ignore deliberadamente faltas pasadas y las graves acusaciones de juego sucio.

Transparencia Internacional, que formuló sus propias críticas sobre la FIFA en verano, se negó a participar en el comité de gobierno a causa de este déficit.

La “brecha de credibilidad” de la FIFA siempre se mantendrá mientras las denuncias sigan al descubierto y el acusado desempeñe un papel preponderante en la organización, indica Sylvia Schenk, de Transparencia Internacional, a swissinfo.ch.

“Para recuperar la credibilidad, tiene que haber un comité independiente que mire tanto al pasado como al futuro”, comenta. “De lo contrario, estas acusaciones volverán a resurgir una y otra vez”.

Schenk también pide un cuerpo independiente y separado -posiblemente del sector privado- para poner en práctica las reformas que surgen del trabajo del comité de gobierno.

El propio Blatter dijo que acogió favorablemente el informe en su estreno en Zúrich este pasado miércoles, pero no hizo ningún comentario sobre sus contenidos.

A principios de este año, prometió que la FIFA podría publicar documentos confidenciales judiciales que supuestamente muestran que miembros de la FIFA habrían aceptado sobornos en el pasado.

El Ministerio suizo de Deportes y el Parlamento también están estudiando las actividades pasadas de la organización con sede en Zúrich.

Mark Pieth

Mark Pieth es profesor de Derecho Penal y Criminología en la Universidad de Basilea y miembro del Instituto de Gobernanza de Basilea -un organismo que asesora a las ONG y al mundo empresarial en el cumplimiento de lucha contra la corrupción.

Pieth fue jefe de la sección del gobierno suizo de delitos económicos y organizados entre 1989 y 1993. En este cargo, redactó la legislación contra el blanqueo de dinero y el crimen organizado.

En 2004, investigó los abusos del programa 'Petróleo por Alimentos' de la ONU en Irak.

También ha trabajado en el grupo de trabajo de la OCDE sobre el soborno en las transacciones comerciales internacionales y para el Banco Mundial.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?