Navigation

La creación como antídoto a la crisis

Cremata quiere estrenar un filme en Locarno. Keystone

“Ir al cine es como un acto de fe”, afirma el cubano Juan Carlos Cremata, presente en el Festival Internacional de Cine de Locarno.

Este contenido fue publicado el 12 agosto 2003 - 11:44

El realizador conversó con Lupita Avilés sobre su filme ‘Nada +’ y su interés de apoyo suizo para sus realizaciones.

Un interés que lo hizo venir a Locarno, invitado, al igual que otros 6 colegas cubanos, por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) para asistir al reconocido festival.

La invitación se inscribe en el marco de la sección ‘Puertas Abiertas’ del Festival Internacional de Cine de Locarno.

Se trata de un proyecto que tiene por objetivo promover las industrias cinematográficas golpeadas por la crisis económica. Tendrá una duración de 3 años y fondos por 550 mil francos suizos.

Y este 2003 le tocó a Cuba encontrarse con las 'Puertas Abiertas' para que algunos de sus cineastas puedan establecer contactos con productores europeos.

En Cuba, la industria cinematográfica sin duda sufre las consecuencias del embargo económico. Ahora sólo se ruedan 4 filmes por año en la isla caribeña, a pesar del gran ingenio de sus creadores y de los reducidos costos destinados a las filmaciones.

Juan Carlos Cremata es uno de esos ingeniosos realizadores y en Locarno presentó ya su película ‘Nada +’ a un público que aplaudió muy entusiasmado.

swissinfo: Señor Cremata, ¿el mensaje de ‘Nada +’ es afirmar que si todos se van de Cuba tampoco cambiará nada?

Creo que es una filosofía no sólo en Cuba. Si uno quiere cambiar las cosas no logra nada con irse, porque es una manera demasiado fácil de querer cambiar las cosas.

A donde va la película es a que debemos cambiar nosotros mismos, internamente; es decir, encontrarnos a nosotros mismos.

Va más allá de un problema político para ser un problema social, filosófico.

Creer en algo es importante, y más en este momento en el que las creencias, las ideologías, los partidos han entrado en crisis. En lo que se debe creer primero es entonces en uno mismo.

Grandes tradiciones cinematográficas se han superado a sí mismas en tiempos de crisis económica por la calidad artística y la verdad estética de sus realizaciones. ¿Ante el embargo en Cuba las dificultades agudizan el talento en la isla?

Creo que en el sur del planeta, exceptuando Australia, las condiciones de vida son tan difíciles que es necesaria la imaginación.

Quizás por eso las crisis desatan mucha más inventiva. La gente tiene que inventarse otra vida, distinta la que está viviendo.

Curiosamente en Cuba no ha parado todo el tiempo de haber crisis, pero tampoco ha parado la creación. Creo que el antídoto a la crisis es, precisamente, la creación.

Lamentablemente en el norte del planeta, a veces, como que la imaginación se puede comprar en un supermercado.

¿El cine en video y la tecnología digital terminarán por sustituir a las películas?

Creo que ir al cine es como un acto de fe. Es como seguir yendo a la ópera, es como seguir yendo al ballet. El acto físico de ir al cine, de encerrarse con muchas personas en una gran sala, significa un lenguaje cinematográfico.

Por eso es tan bonito un festival como éste de Locarno, con una pantalla enorme, ya que este tipo de pantallas están escaseando en el mundo.

El hecho físico de ir allí, concentrarse, estar en la oscuridad, la pantalla tan enorme que puede enseñarte que un dedo puede ser más grande que toda la gente que cabe en la ‘Piazza Grande’ de Locarno; todo eso significa un lenguaje cinematográfico también.

Debemos ir a lo que es específicamente cinematográfico en este momento en que cualquiera puede hacer filmar una película. Pero creo que también hay que ir a lo específico del video y del digital. Creo que el video, si bien ha encontrado en parte su lenguaje, todavía puede ser más aprovechable.

¿Qué esperan los directores y guionistas cubanos de Suiza y de otros países europeos?

No quiero promesas, yo necesito dinero en efectivo para poder producir.

Con el financiamiento de una de las películas en el norte del planeta probablemente nosotros financiemos 3 o 4.

Creo que la gran industria norteamericana, que desgraciadamente es la industria de la distribución, hace que todo el mundo vea las mismas películas todos los años, con los mismos saltos de karate, solamente con cambio de actores.

Ese público pierde la oportunidad de ver un cine diferente, como puede ser el iraní, el argentino o el cubano que, en este momento, por falta de dinero, no por falta de ideas, está sufriendo.

En casi la totalidad de la producción norteamericana hay más dinero que ideas. La negación de una cultura diferente es uno de los principios del fascismo.

Estamos buscando entendimiento, la posibilidad de financiar nuestros sueños y de que éstos se puedan volver realidad.

¿Su impresión del Festival Internacional de Cine de Locarno?

Viendo la singularidad de este festival, lo que me gustaría es hacer una película con financiamiento suizo y poderla estrenar en la gran pantalla de Locarno.

No me quedaré tranquilo hasta el día en que yo vea una película mía en esa enorme pantalla.

Ojalá que encuentre dinero, ojalá que encuentre la posibilidad de hacerlo. Gracias de todas maneras al festival por abrime las puertas a mí y a Cuba y por abrirme los ojos y el corazón en Locarno.

Extractos de la conversación de Lupita Ávilés con Juan Carlos Cremata

Contexto

Guionista y director de:
'Cuando yo sea grande' (1984/87). Serie de TV de 30 capítulos para niños.

'Y dice una mariposa...' Serie de TV de 25 capítulos para niños.

'Diana' (1988) Telefilme.

'Oscuros rinocerontes enjaulados' (1990) Cortometraje (35 mm.)

'La época, el encanto y fin de siglo' (1999). Documental (27 min.)

'Nada +' (1999/2001)

End of insertion

Datos clave

Cremata es licenciado de la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños de Cuba.

Ha sido invitado a numerosos festivales internacionales.

Ha sido profesor de Montaje cinematográfico y profesor de Dirección Cinematográfica en Buenos Aires.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?