Navigation

La compensación de carbono explicada en 2 minutos

Este contenido fue publicado el 02 noviembre 2021 - 09:00

La compensación de emisiones de carbono es uno de los principales puntos de tensión en la cumbre del clima COP26 de Glasgow. ¿Cómo funciona y quién la utiliza?

Se espera que los países que participan en el Acuerdo de París actualicen sus compromisos en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático que se celebra en Escocia desde el 31 de octubre y hasta el 12 de noviembre. El objetivo del acuerdo es reducir sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero en un esfuerzo por limitar el aumento de la temperatura global muy por debajo de los 2 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales.

Los países pueden llegar a ser neutros en carbono limitando la cantidad de gases de efecto invernadero que producen y compensando las emisiones que no pueden reducirse. El mercado de compensación de carbono se ha vuelto cada vez más atractivo para los países, las empresas y los particulares, que financian proyectos para absorver el CO2 de la atmósfera o reducir sus emisiones.

Compensación obligatoria frente a voluntaria

En Suiza, las centrales eléctricas y las empresas con altas emisiones de gases de efecto invernadero, como los productores de cemento o productos químicos están obligadas a participar en el sistema de comercio de emisiones de la UE. Las empresas reciben o compran derechos de emisión, y pueden intercambiarlos entre sí. Las empresas medianas pueden adherirse al régimen de forma voluntaria.

La compensación de carbono también está disponible a nivel individual. Muchas plataformas -como la de compensación de carbono de la ONU o myclimate.ch- permiten a las personas calcular su huella de carbono y optar por donar a proyectos de reforestación o energías renovables, por ejemplo

Compromiso y acciones de Suiza

Suiza quiere reducir sus emisiones a la mitad para 2030 y llegar a ser neutral desde el punto de vista climático en 2050. La hoja de ruta de las autoridades abarca los sectores industriales, la eficiencia energética en los edificios y las inversiones en proyectos que reduzcan el CO2 emitido a la atmósfera.

Suiza no logró cumplir su objetivo intermedio de reducir las emisiones un 20% por debajo de los niveles de 1990: Sólo consiguió una reducción del 14% para 2020. Para cumplir con las obligaciones del Acuerdo de París, el gobierno helvético propuso un conjunto de medidas. La llamada "ley del CO2" es una de ellas. Se sometió a votación en todo el país, pero fue rechazada en junio de 2021.

Hasta ahora, Suiza ha firmado acuerdos con Perú, Ghana, Senegal, Georgia, Dominica y Vanuatu para compensar sus emisiones de carbono. Las inversiones financiarán plantas de biogás, paneles solares y energía geotérmica, así como programas destinados a aumentar la eficiencia energética en los edificios y a electrificar el transporte público.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?