Navigation

La carta resiste al asalto del e-mail

Sólo el 2% de los suizos enviaría una declaración de amor por e-mail. imagepoint

Quienes la daban por muerta, se equivocaron. Parece que se ha frenado la hemorragia de hace unos años. Es verdad, cada vez se escriben más e-mails, pero cuando se habla de sentimientos, la carta sigue imbatible.

Este contenido fue publicado el 04 junio 2007 - 08:01

En 2006 los Correos suizos enviaron más de 5.000 millones de misivas. Aunque este volumen disminuirá en los próximos años, las cartas seguirán siendo un pilar importante de la empresa.

No obstante, los Correos suizos deben apostar por la diversificación e integrar a su oferta los servicios electrónicos, camino que ya ha emprendido con un abanico de propuestas innovadoras. Este desafío significa también racionalizar la distribución y recortar gastos mediante nuevos conceptos de manufactura de la carta.

Sondeo para conocer la situación

Para conocer la situación actual, Correos encargó una encuesta en la población con carácter representativo.

Tres cuartas partes de las personas encuestadas que disponen de acceso al correo electrónico sostienen que la carta es más personal que el e-mail. La mayoría afirma, además, que los nuevos medios electrónicos (e-mail, chat, SMS) han impreso un carácter más superficial a la comunicación.

La encuesta traza un perfil del prototipo de usuario del correo electrónico: es de sexo masculino, tiene menos de 30 años, trabaja a tiempo completo y vive en una zona urbana de la Suiza de expresión alemana. Esta persona recibe una media de 18 e-mails semanales, sin incluir los denominados 'spams', los mensajes no deseados.

Las mujeres, las personas mayores de 50 años que viven en zonas rurales y en la Suiza latina, las amas de casa y los empleados a tiempo parcial, en cambio, prefieren la carta.

En todo caso, a casi nadie le pasaría por la mente enviar por e-mail una invitación a una boda o una declaración de amor, entre otras razones, porque la gente prefiere recibir en papel documentos importantes, como los extractos de la cuenta bancaria o el recibo de la nómina.

Ventajas y desventajas

La ventaja principal de la carta reside en su carácter personal, mientras que los gastos de envío y el tiempo que transcurre hasta que llega a su destinatario constituyen sus principales desventajas. El correo electrónico, en cambio, es imbatible en cuanto a la rapidez de la transmisión, aunque también comporta un gran riesgo de pasar desapercibido.

Así lo confirma el cineasta de Zúrich Samir, presente en el coloquio que organizaron en Berna los Correos suizos: "Para la promoción de mi última película en Alemania envíe las invitaciones solamente por vía electrónica a Hamburgo, mientras que a Berlín envié también una carta personal. El resultado en Berlín fue claramente mejor que en Hamburgo".

Las pequeñas y medianas empresas prefieren la carta, mientras que las grandes se inclinan por el e-mail. Pero el 81% de las compañías prefiere aún hoy recibir en papel las candidatura para un empleo. Y el 45% de las personas encuestadas considera demasiado alto el número de e-mails que recibe en el lugar de trabajo.

"Es difícil una comparación con los otros países europeos", precisa Peter Hofer, de la sociedad que realizó la encuesta. "Indudablemente, Suiza tiene uno de los índices de penetración de Internet más altos del mundo y esto determina la explosión del correo electrónico". En los otros países, la liberalización del sector postal es más avanzada, pero esto no significa que el volumen de los envíos sea menos importante. "En cualquier caso, su división entre sector privado y estatal es diferente".

Correo electrónico: comunicación más superficial

"Es una realidad incontestable", precisa Christa Dürscheid, profesora universitaria y experta en Comunicación. "La escritura rápida, informal y coloquial de los nuevos medios electrónicos hace que las personas ya no sean capaces de formular un discurso estructurado y de cierta extensión".

Pero quizás la comunicación entre las personas es una vieja prerrogativa humana que hoy sencillamente está enriquecida por nuevos canales. "El contacto por e-mail o por chat es más superficial, pero alarga también mucho la búsqueda de personas con las que se entra en contacto", explica la profesora.

El cineasta Samir compara los e-mails con la comida rápida, y las cartas con la alta cocina. "Sin embargo, se necesitan ambas, dependiendo de la persona y de la situación en la que uno se encuentre", responde Christa Dürscheid.

Los participantes coincidieron en la comparación con el mercado de las flores que, después de varios años de crisis, vuelve a florecer.

Al igual que las flores, la carta, vehículo de emociones y señal de atención, parece resistir la invasión de los e-mails e incluso parece que tiene un futuro prometedor. Quizás también porque en su Web Correos da consejos sobre el estilo, la pluma que se debe utilizar y propone modelos de cartas para todas las situaciones: matrimonio, bautizo, jubilación, disculpas o sencillamente una invitación a una cena.

swissinfo, Mariano Masserini
(Traducción del italiano: Belén Couceiro)

Datos clave

El sondeo se realizó al inicio de marzo por teléfono: 700 personas y 300 empresas de todo el país encuestadas.

La encuesta fue encargada al instituto de investigación de mercado IHA-GfK SA.

End of insertion

Cartas 'versus' e-mail

La carta tiene un carácter más personal (lo dice el 30% de los encuestados), se puede guardar (14%) y acapara toda la atención del destinatario. Entre las desventajas figuran los altos gastos de envío (26%), el tiempo que tarda en llegar a su destinatario (24%) y la falta de certeza que sea realmente entregada (15%).

Los e-mails son rápidos y permiten ahorrar tiempo (87%), son baratos (15%) requieren poco tiempo de preparación (15%). Sin embargo, corren el riesgo de pasar desapercibidos (46%), son superficiales e impersonales (31%) y conllevan problemas de seguridad debido a los virus (25%).

End of insertion

Correos y las cartas

El 85% del volumen de los envíos postales proviene de clientes comerciales.

Los 200 principales clientes de los Correos suizos representan el 40% del tráfico postal.

El sector PostMail constituye el 34,1% de los ingresos de los Correos helvéticos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?