Navigation

Josef Ackermann a juicio por fraude

El suizo Josef Ackermann encabeza el Deutsche Bank desde abril de 2002. Keystone Archive

El suizo Josef Ackermann, presidente del Deutsche Bank, comparecerá ante una corte por malversación de fondos, en uno de los juicios por delitos económicos más espectaculares de Alemania.

Este contenido fue publicado el 19 septiembre 2003 - 19:02

El tribunal supremo de Düsseldorf admitió a trámite una acusación del fiscal.

De acuerdo a la acusación, Ackermann defraudó a la empresa Mannesmann cuando fue absorbida por la compañía británica de comunicaciones Vodafone en el año 2000.

La información, difundida este viernes en un comunicado interno del directorio del Deutsche Bank al personal, todavía no había sido confirmada oficialmente por la corte.

Tras la operación se pagaron indemnizaciones por varios millones de marcos a los directivos de Mannemann, entre ellos al presidente de su directorio, Klaus Esser, y al presidente del sindicato metalúrgico (IG Metall), Klaus Zwickel, miembro del consejo de administración de la empresa.

Conciencia tranquila

Ackermann declaró ante la prensa alemana recientemente que esperaba "con tranquilidad" una eventual acción judicial, porque sentía "con la conciencia tranquila" de que había "actuado legal y moralmente de forma correcta" en aquella transacción.

Los ejecutivos habrían perjudicado el patrimonio de Mannesmann en unos 111 millones de marcos (hoy 57 millones de euros), al pagarse compensaciones y jubilaciones por montos millonarios que fueron acordados con la espectacular absorción, de acuerdo con informaciones trascendidas sobre la acusación del fiscal.

El directorio y el consejo de administración del Deutsche Bank, el banco privado más importante de Alemania, continúan "respaldando plenamente" a Ackermann, según el comunicado interno del banco.

"El directorio sigue convencido de que el Dr. Ackermann actuó en todo momento correcta e idóneamente y considera sin fundamento las acusaciones formuladas en su contra", se agregó en el comunicado.

Presión para abandonar el cargo

Ackermann defenderá con toda firmeza su integridad y sus decisiones durante la operación de absorción de Mannesmann por Vodafone. El Deutsche Bank expresó su esperanza de que en este asunto, que puede tener amplias consecuencias para la economía de Alemania, se impongan "el derecho y la razón".

Por su parte, la Asociación de Protección de Inversionistas, con sede en Düsseldorf, urgió a Ackermann a dejar su cargo provisionalmente hasta que concluya el juicio.

Una portavoz de la entidad dijo a la prensa que la Asociación entiende que siempre es conveniente cuando se entabla una acusación judicial que las personas afectadas dejen en suspenso las funciones que ocupan hasta que se aclare su situación legal.

Juan Carlos Tellechea, Berlín

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?