Navigation

Iniciativa de Ginebra: españoles optimistas

Miguel Angel Moratinos (der), ex enviado especial de la UE para Oriente Medio, durante una de sus reuniones con Yasser Arafat (izq.) Keystone Archive

Miguel Angel Moratinos y Manuel Chaves ven con esperanza el plan de cuatro puntos auspiciado por Suiza.

Este contenido fue publicado el 02 diciembre 2003 - 08:32

Tanto el ex-enviado especial de la Unión Europea para el Medio Oriente como el presidente de la comunidad autonómica de Andalucía destacan el elemento cívico y social del documento lanzado en Ginebra.

Los dos dirigentes políticos españoles presenciaron, junto con muchas otras altas personalidades del mundo, el lanzamiento oficial del plan de paz para Oriente Medio, este lunes (01.12) en Sécheron, en pleno centro de la Ginebra Internacional.

Impulsado por la ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, el documento encuentra eco favorable en diversos sectores de la opinión mundial, aunque no sea el caso todavía en el gobierno israelí ni en los radicales palestinos.

Paz por territorios

Ex enviado de la Unión Europea para el Oriente Medio, Miguel Angel Moratinos considera que el enfoque de la Iniciativa de Ginebra: refugiados, asentamientos humanos, Jerusalén y territorios, es el adecuado y el más completo en este momento, pero no omite que aún queda mucho por recorrer.

“La negociación mas difícil fue la relacionada con los refugiados”, reconoce Moratinos, participante en las negociaciones que han dado forma a la Iniciativa de Ginebra.

“Luchamos por no negar esta realidad. Pero al mismo tiempo le abrimos la puerta a Israel para que los refugiados palestinos que están en diáspora, unas 3. 500.000 personas. puedan regresar a su casa con garantías de seguridad”, explica.

A cambio, agrega, la Iniciativa de Ginebra garantiza a Israel que su naturaleza demográfica no será perturbada.

“Es decir, su naturaleza judía. Creo que eso ha sido lo mas difícil que se ha negociado en esta ocasión. También fue dificil negociar los territorios, que prácticamente contiene una fórmula similar a las negociaciones de Taba y que representan un estado de cosas 100% igual a como la tierra estaba distribuída en 1967”, precisa.

Propuesta importante

Manuel Chaves, presidente de la Fundación de las Tres Culturas – además de presidente de la comunidad autonómica de Andalucía -, ha realizado varios encuentros entre árabes, israelíes y cristianos en Sevilla antes de participar en la redacción de la Iniciativa de Ginebra.

“Es una propuesta muy importante. Es la más ambiciosa que se ha elaborado hasta ahora, la más precisa y la de mayor alcance. Además, tiene un componente que no tienen las anteriores: el elemento cívico y social, capital en este proceso de búsqueda de paz”.

Recalca que la Iniciativa de Ginebra recoge los elementos más representativos de las propuestas anteriores: los acuerdos de Camp David, de Oslo, los parámetros de Clinton y las negociaciones de Taba.

A pesar de que la propuesta que Suiza ayudó a confeccionar no cuenta con el apoyo oficial del gobierno de Israel ni de la Autoridad Nacional Palestina, Chaves advierte que 40% de la población de Palestina en su conjunto; es decir, árabes e israelíes, está de acuerdo en sus puntos principales.

“Además, gente tan importante como Jacques Chirac, presidente de Francia; Colin Powell, secretario de Estado de Estados Unidos y Toni Blair, el primer ministro de Gran Bretaña, apoyan esta iniciativa”, insiste.

Por otra parte, los puntos mas importantes de ésta fueron concordados por gente de los dos Estados que estuvo involucrada en hechos de guerra y que ahora, por convicción personal, quieren la paz, recuerda Chaves.

La Hoja de ruta

Miguel Angel Moratinos insiste en que la Iniciativa de Ginebra no es una propuesta de oposición a las otros planes de paz para el Medio Oriente.

“Los negociadores árabe e israelí de este documento lo han concebido como la parte final de la Hoja de ruta. Es la fase tercera y así hay que concebirla. No como una contra-propuesta, sino como una continuidad”.

La cumbre de Madrid de 1991

Los dos dirigentes ibéricos coincidieron en señalar que la Cumbre de Madrid para el Medio Oriente, realizada en 1991, es el primer capítulo de esta historia.

“Pero la Iniciativa de Ginebra va mucho mas allá. En definitiva, ella ofrece lo que Madrid anunció: paz por territorios. Alcanzaremos una paz entre palestinos e israelíes cuando haya una devolución; y el final de la ocupación, que es lo que reclaman los palestinos. Y cuando haya el final de la violencia, que es lo que reclaman los israelíes”, sostiene Moratinos.

Chaves, en cambio, no ve un hilo conductor entre los dos planes. “No. No creo que haya una línea directa de continuidad. Pero creo que muchos elementos de la cumbre de Madrid están recogidos en esta propuesta suiza. Yo creo que sí hay una relación, pero no de continuidad directa”.

Saludan política suiza

“Yo creo que es muy importante la participación que Suiza ha tenido en todo esto. Yo creo que sin la iniciativa de la ministra de Relaciones Exteriores, Micheline Calmy-Rey, dificilmente hubiera podido salir adelante esta Iniciativa de Ginebra. Digo esto por la cobertura que se le ha dado, sobre todo la cobertura política. Sin esta, creo que dificilmente hubiera podido salir adelante esta iniciativa”, señala Manuel Chaves.

Miguel Angel Moratinos se muestra a su vez convencido de que tanto la iniciativa suiza como los otros esfuerzos de mediación hechos por la Unión Europea en el terreno tienen que hacerse con o sin Estados Unidos, en campaña electoral.

“En este sentido, desde el principio, Europa ha estado apoyando esta Iniciativa de Ginebra. Y cuando digo desde el principio es decir: desde que ninguno de los dos negociadores se conocían”.

Para Moratinos, el éxito de la Iniciativa de Ginebra es un logro “porque este plan de paz ya ha lanzado una dinámica política en Israel y en Palestina. Y eso ya es un éxito garantizado. El que, luego, el texto que se firme un día entre palestinos e israelíes sea el mismo que se presentó hoy, aquí en Ginebra, será un segundo éxito”, expresó.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?